Qué ver en Altea

Qué ver en Altea



 Altea se trata del pueblo más bonito de la Costa de Alicante. Con dicha descripción, es una parada obligada si pensamos pasar unos día por los pueblos con encanto de Alicante.
  El alojamiento en Altea lo buscamos cerca del paseo marítimo, el elegido fue hostal Casa del Mar. Muy cerca hay una amplia zona de aparcamiento.
  El día lo comenzamos desayunando a pie del paseo marítimo en el bar del mismo nombre del hostal, Casa del Mar. Todo un lujo sentarse en su terracita dándote el solecito de la mañana (mañana de Febrero), viendo el mar y tomando el un gran desayuno.
  Ya con el estómago lleno sí que estábamos preparados para recorrer Altea. A nosotros nos dieron un mapa en el hotel y nos explicaron cómo realizar el recorrido, pero en el paseo marítimo también tenéis una oficina de turismo donde os pueden informar. (calle San Pedro 4).
  Comenzamos paseando por el paseo marítimo de Altea que tiene unas bonitas vistas. Aquí nos encontramos muchas personas paseando y haciendo deporte ya que el día amaneció expléndido e invitaba a ello.


 Ahora nos tocaba ir subiendo por sus callejuelas hasta llegar a la iglesia que corona Altea. Para subir nos recomendaron empezar por una de estas tres calles, Orozco, C. Pescadors o C. I’Empedrat. Cualquiera de las tres nos hacen ir ascendiendo por callejuelas empedradas, de casas color blanco cal con puertas de colores. A lo largo de ellas nos iremos encontrando indicaciones del recorrido a seguir.


 Callejeando llegamos a nuestro primer mirador, el llamado mirador de Santa Bárbara, donde tuvimos nuestras primeras vistas de la bahía de Altea y además de que pudimos disfrutarlo en completa soledad.
  Después de quedarnos un rato admirando las vistas, comenzamos a ascender por Calle Santa Bárbara, donde destaca la Casa Cervantes, construida por don Francesc Martínez que era un gran admirador de Miguel de Cervantes y su obra, por lo que la construcción de su casa se la dedicó al escritor. La verdad es que resulta bastante curiosa.


 Una vez que subimos la Calle Santa Bárbara llegamos a la Plaza de la Iglesia donde se encuentra la Iglesia Parroquial de Nuestra Señora del Consuelo, la joya de la corona de Altea. Esta iglesia es muy vistosa, formada por dos grandes cúpulas centrales de teja de vidrio azul y blanco que la hacen muy característica. Esta cúpula es visible desde todas las partes del pueblo y se han convertido en la marca de identidad de Altea.



  La plaza de la Iglesia nos dio la sensación de ser un punto bastante animado de Altea, ya que hay bastantes restaurantes con sus terrazas que dan a esta plaza, lo que pasa que cuando nosotros llegamos era bastante temprano y todavía estaban montando estas terrazas. Así que si os entra hambre, este es un buen lugar para comer algo.
  En uno de los lados de la Plaza de la Iglesia vimos el mirador llamado Cornisas de España, desde este mirador se tienen unas bonitas vistas de la sierra, la Bahía de Altea y de su puerto.


  Después de tremendas vistas decidimos perdernos un poco por sus calles y fotografiar rinconcitos de este pueblo que ya veréis que tiene muchos. En Calle San Miguel vimos tiendas de aire más bohemio, de artesanía incluso una llamativa bombonería, Calle San José con sus casas blancas o Calle Mayor que desde la plaza de la Iglesia tiene una bonita perpestiva.
  Como veis aquí ya dejamos de lado el mapa y nos dejamos llevar, hasta que llegamos nuevamente a nuestro coche que lo teníamos cerca del alojamiento.


 Este recorrido puede ser de media mañana, y cómo íbamos bien de tiempo, fuimos a ver una iglesia Ortodoxa que se encuentra a pocos kilómetros de la carretera nacional que une Altea con Denia. No os preocupéis que la veréis desde la carretera ya que es bastante vistosa. Esta iglesia nos gustó mucho tanto por fuera como por dentro.


Su horario :
De lunes a viernes de 10-18h
Sábados de 10-20h
Domingo de 08-18h

  Ya con la buena impresión que nos había causado Altea seguimos nuestro rumbo al siguiente destino que pronto publicaremos en el blog, Guadalest.


Artículos que te pueden interesar


No hay comentarios:

Publicar un comentario