Recorrido por Cabo de Gata, Almería. Parte II

Recorrido por Cabo de Gata, Almería. parte II



 Hoy comenzamos el día como ya lo hicimos el anterior, con un buen desayuno al aire libre en nuestro alojamiento en Rodalquilar, tras lo cual, estamos preparados para afrontar otro día de turismo por el Parque Natural de Cabo de Gata.
  A las 10.30h, ya montados en nuestro coche, nos dirigimos a nuestro primer destino.


Los Albaricoques

 En unos 20 minutos llegamos a este pequeño pueblo perteneciente al Parque Natural de Cabo de Gata. Cuando llegamos a los Albaricoques, en la entrada al pueblo ya vemos indicios de que ha sido escenario de numerosas películas del Oeste, sirviendo como plató natural y por cuyas calles has caminado grandes estrellas del género.


  Justo enfrente de la figura de hierro del vaquero, al lado de una parada de autobús, nos encontramos un mapa con los distintos puntos a visitar, que han aparecido en películas tan famosas como “La Muerte Tenía un Precio” o “Por un Puñado de Dólares”


 De todas las localizaciones, tan solo vimos un par de ellas que corresponden más a lo que vemos en la gran pantalla, las demás se encuentran casi todas restauradas y ya nada tienen que ver con el día en que se grabaron las imágenes.
  Lo más interesante es que en cada localización encontramos un panel con la escena de la película, así podemos ver bien cómo se grabó la escena.
  Las más llamativas son; La Era de los Albaricoques, donde se grabó el duelo final, escena de “La Muerte Tenía un precio”, y en la Avenida de Clint Eastwood, una hilera de casas que también han servido de escenario para varias películas.




  Dentro del pueblo nos encontramos cinco de las siete localizaciones, para las dos que nos faltan hay que ir unos cinco kilómetros por un carril de tierra. A medio camino ya nos encontramos la primera, Cortijo de Doña Francisca, y al final de los cinco kilómetros nos detenemos para ver el Cortijo del Fraile.


Cortijo del Fraile

 Este cortijo fue declarado Bien de Interés Cultural con la tipología de Sitio Histórico. Toda una joya situada en Cabo de Gata pero que se encuentra en ruinas, nos dio mucha pena encontrárnoslo en aquel estado. Según leímos, la Junta de Andalucía está de negociaciones con los propietarios para adquirir el cortijo y poderlo remodelar. Esperamos que la situación de dicho lugar mejore pronto.


  El Cortijo del Fraile y sus alrededores ha servido como escenario de películas como “El bueno, el feo y el malo”, “La muerte tenía un precio” o “El crimen de una novia” entre otras. Justo al lado hay un panel explicativo en el que podemos ver todas las películas de las que ha sido escenario.
  Además aquí ocurrió el llamado Crimen de Níjar, que tuvo lugar el 22 de Julio de 1928 y que inspiró a Federico García Lorca para escribir su obra “Bodas de Sangre”.

  Es hora de seguir conociendo más puntos del Parque Nacional del Cabo de Gata, así que al coche con el GPS a punto con destino a Pozo de los Frailes.



Pozo de los Frailes

 Se trata de un pueblo muy pequeñito donde queríamos ver uno de los monumentos más importantes de Cabo de Gata, una antigua noria reconstruida de herencia árabe. Ésta servía para extraer agua y funcionaba con mulos, burros o personas.


 Está bien indicada desde que entras en el pueblo, y justo al lado nos encontramos un kiosko de información de la zona.
  La visita nos llevó apenas diez minutos y seguimos nuestra ruta, ahora nos tocaba dos playas bastante famosas en Cabo de Gata, la Playa de los Genoveses y Playa del Mónsul.


Playa de los Genoveses y Playa del Mónsul

 Estas dos maravillosas playas de Cabo de Gata se encuentran muy cerca del pueblo de San José, en el cual hicimos una pequeña parada para ver las vistas. San José está considerado la capital de Cabo de Gata por ser la población más grande dentro del parque. Se encuentra formado por las típicas casas bajas, de color blanco, que se dan por toda esta zona.


 Desde San José veremos indicaciones que nos llevan a ambas playas, mediante un carril sin asfaltar, aunque hemos leído que en temporada alta puede estar restringido el paso con vehículo y solo se puede acceder en transporte público.

  Primero nos encontramos a poco más de un kilómetro la Playa de los Genoveses, que desde lejos se ve como un oasis en medio del desierto. Esta playa es la segunda más extensa del Parque Nacional Cabo de Gata, debiendo el color oscuro de su arena a su naturaleza volcánica.


 Continuamos por la pista de tierra unos dos kilómetros y medio hasta llegar a la Playa del Mónsul, famosa por haber servido de escenario para el primer videoclip que grabó David Bisbal y para películas como Indiana Jones y la última cruzada. Es una playa de origen volcánico, y a la izquierda nos observaremos una inmensa duna donde vemos mucha gente subir para ver las vistas. Nosotros no hicimos la subida, no queríamos agotarnos ya para el resto del día.


 Después de estas dos hermosas playas del Cabo de Gata, decidimos ir hacia la Isleta del Moro donde el día anterior hicimos reserva por teléfono para comer en uno de sus restaurantes.


Isleta del Moro


 Una vez que llegamos a la Isleta del Moro, lo primero que hicimos fue ir al restaurante La Ola para almorzar. Se trata de un restaurante bastante famoso por sus arroces y por el lugar en el que está ubicado con unas vistas impresionantes. Probamos una parrillada de pescado, muy fresco y riquísimo, y un arroz negro para chuparse los dedos….mmm.




 Después de comer nos acercamos a la zona del muelle, donde están las barcas de pescadores, buceadores preparándose para la inmersión, personas tomando el sol...¡vaya que estaba bastante animado¡.
  Desde aquí, si miramos a la izquierda, nos encontramos un islote que es el que le da nombre al pueblo, y desde arriba tenemos bonitas vistas.




 Aunque para mí, las mejores vistas fueron desde el mirador de la Isleta a mano derecha del pueblo que se encuentra bien señalizado.


 Es hora de seguir nuestro camino, esta vez dirección a Cabo de Gata, donde nos espera las Salinas, el Faro y el Arrecife de las Sirenas.


Las Salinas

 Una vez que llegamos a la población de Cabo de Gata, tomamos dirección las Salinas. Por el camino íbamos viendo la Playa de la Almadraba, con fácil acceso, bastante lugar para estacionar y de arena dorada. Además, esta zona es muy famosa entre el turismo Ornitológico, ya que nos encontramos cientos de especies de aves, y veréis algunas zonas para poder observarlas.
  También destaca la Iglesia de las Salinas, que se encuentra orientada hacia el poblado salinero y la sierra de Cabo de Gata.



Faro de Cabo de Gata y Arrecife de las Sirenas

 Seguimos hasta el final de la playa y comienza una carretera de curvas en ascenso con unas vistas impresionantes al acantilado, en pocos kilómetros aparece ante nuestro ojos el faro de Cabo de Gata. El problema es que no hay aparcamiento en la zona, pero paramos en un pequeño arcén de la carretera para realizar la foto de rigor.


 Justo al lado del faro de Cabo de Gata, si seguimos un poco más nos encontramos el mirador del Arrecife de las Sirenas, donde hay un amplio aparcamiento gratuito y un punto de información.
  No podíamos ponerle mejor broche final a nuestra visita a Cabo de Gata, unas vistas impresionantes de antiguas chimeneas volcánicas, rodeadas de acantilados y con un agua azul intenso.


 Habíamos leído que hay un acceso para bajar, cosa que no hicimos por la hora, ya que aún nos quedaba el camino de vuelta.

  Con esta imagen nos despedimos de nuestro fin de semana por el Parque Nacional Cabo de Gata, que nos ha dejado muy buenas sensaciones y esperamos poder volver por estas tierras pronto.


Día Anterior


No hay comentarios:

Publicar un comentario