Turismo en Benalmádena más Allá de Sol y Playa

Turismo en Benalmádena más allá de Sol y Playa



 Benalmádena es un pueblo bastante turístico de la Costa del Sol, muy cerquita de Torremolinos y a unos 20 kilómetros de Málaga, hace que sea un lugar ideal para pasar unos días de vacaciones donde desconectar de la rutina.

  Este municipio se encuentra dividido en dos zonas bien diferenciadas;

Benalmádena Pueblo, que se encuentra más alejado de la playa y donde se respira un ambiente totalmente andaluz en sus callejuelas.

Benalmádena Costa, más cerca del mar y conocida por los turistas que vienen buscando el ocio de la Costa del Sol, ya que aquí encontraremos una gran variedad de hoteles, tiendas y restaurantes para todos los gustos y bolsillos.

  Como veis, Benalmádena es un destino turístico que llama mucho la atención ya que ofrece muchas alternativas, tanto para vacaciones de descanso y relax, como para los que vienen buscando fiesta nocturna.
  Pero más allá de sol y playa, ¿qué podemos hacer en Benalmádena?


Castillo Colomares


 Una sinuosa carretera nos lleva hasta un castillo más que original, el llamado Castillo Monumento Colomares. Esta edificación no está hecha para ningún rey, ni siquiera ha vivido nadie aquí. Se trata de un monumento dedicado al descubrimiento de América.

  Esta obra se comenzó en 1987, donde a base de ladrillo y piedra, se modelaron sus paredes y torres para que cuenten la historia de Colón y su descubrimiento.



 Veremos representadas las tres naves que uso Colón para su viaje, la Niña, la Pinta y la Santa María, además de una gran cantidad de detalles que hacen referencia a ese épico viaje.


Estupa Budista


  A pocos kilómetros del Castillo Colomares se encuentra la Estupa Budista de la Iluminación de Benalmádena. Este templo budista fue inaugurado el 5 de octubre de 2003 y es considerado como la Estupa más grande de Occidente.

  No dejes de ver su interior, porque además de disfrutar de su vistosa decoración, podremos aprender mucho sobre el budismo, incluso en la planta baja posee una sala de meditación.


 Pero no sólo nos sorprenderá la Estupa en sí misma, también las vistas que desde aquí tenemos de Benalmádena con la playa al fondo, y es que este edificio se encuentra en un lugar privilegiado.


Mariposario de Benalmádena


 Justo al lado de la Estupa budista podemos ver un edificio cuya estructura nos recuerda más al lejano oriente que a una edificación de Occidente. Pues en su interior se encuentra el Mariposario de Benalmádena, donde podemos pasear en un entorno donde revolotearan a nuestro alrededor más de 1500 mariposas exóticas.

  En nuestro recorrido podremos aprender mucho sobre la vida de las mariposas mediante paneles informativos, y por charlas que da el personal de forma frecuente.


Benalmádena Pueblo


 En la zona más alta, la que corresponde a Benalmádena pueblo, es donde mejor podemos vivir la esencia de pueblo andaluz. Calles blancas, bonitas plazas y muy buen ambiente que se respira en cada rincón.

  Destaca la iglesia de Santo Domingo de Guzmán, y en sus alrededores, veremos zonas con mucho ambiente acompañadas de las mejores vistas.


Parque de la Paloma


 Para los amantes de las zonas verdes, Benalmádena también tiene reservado un paraje de 200.000 metros cuadrados lleno de senderos y zonas para disfrutar de este oasis de naturaleza.

  El parque de la Paloma se encuentra ubicado cerca de la playa y es considerado por Tripadvisor como uno de los 25 parques más bellos de Europa. Con este currículum, se ha convertido en visita obligada para todos aquellos que visitan Benalmádena.


 El Parque de la Paloma fue inaugurado en 1995 y desde entonces ha sido el parque más importante de la provincia. Aquí podemos disfrutar de su fauna, y es que en nuestra visita podemos encontrarnos con conejos, tortugas, aves...También llama la atención su flora con extensos jardines además de zonas de eucalipto, palmeras y cipreses.


Teleférico


  ¿Te apetece sobrevolar Benalmádena y tener unas inmejorables vistas de la Costa del Sol?. Pues entonces no debes dejar pasar la oportunidad de subir al teleférico de Benalmádena, que en un recorrido de unos 15 minutos, nos llevará hasta la cima del Monte Calamorro, a cerca de 800 metros de altitud, desde donde tendremos una preciosa panorámica de la costa malagueña.

  Pero además en la cima se puede presenciar exhibiciones de aves o simplemente seguir los senderos señalizados hasta los miradores que nos ofrecen unas vistas de vértigo.


Castillo del Bil-Bil


  Este castillo situado cerca del mar, llama la atención no sólo por el color rojizo de su fachada, también por su estilo de inspiración islámica. Después de pasar por varios dueños, hoy día pertenece al ayuntamiento de Benalmádena, siendo en la actualidad el Centro Cultural.

  El Castillo del Bil-Bil acoge exposiciones, conciertos, conferencias e incluso ofician bodas civiles.


Sea life, Selwo Marina y Tívoli World


 Benalmádena también es un buen lugar para pasar unos días en familia. Aquí nos encontramos con varias opciones ideales para los peques de la casa donde se lo pasarán en grande.

Sea life es un acuario donde podemos disfrutar de la vida marina observando a más de 5000 animales procedentes de diferentes mares y océanos del mundo.

Selwo Marina es un parque donde podemos ver a distintas especies de animales de diferentes lugares del mundo, además de un delfinario donde se realizan exhibiciones a diario, y un pingüinario que hará las delicias de los más peques.

Tívoli World es un parque de atracciones para toda la familia. Aunque es un parque que para nuestro gusto ha quedado un poco antiguo, es ideal para pasar una tarde divertida con los peques de la casa. Además de las atracciones podremos presenciar alguno de sus espectáculos.


Puerto Deportivo de Benalmádena


 También conocido como Puerto Marina, es la zona de ocio de Benalmádena. Es un sitio ideal para las personas que buscan fiesta, comer en un buen restaurante o simplemente pasárselo bien.

  Este puerto es uno de los más importantes del litoral andaluz, no sólo por el número de atraques, también por la belleza de su arquitectura.

  Espero que os hayamos despertado el gusanillo viajero y os dejéis caer por Benalmádena, un destino que se adapta a todos los gustos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario