Ruta de las Arquillas (Antequera)

Ruta de las Arquillas (Antequera)



 Si estás buscando una ruta con poco desnivel y sencilla para realizar en familia, y además disfrutar de unas bonitas vistas, os recomendamos la Ruta de las Arquillas en la malagueña población de Antequera.

  Se trata de una ruta bastante popular en la zona, por lo que no es raro encontrar familias enteras paseando por el sendero o gente haciendo deporte o caminando junto con sus mascotas.


Cómo llegar

  Para realizar esta ruta primero tendremos que dirigirnos hasta la población de Antequera. Una vez allí, al ser el camino lineal, podremos comenzar la ruta desde dos puntos diferentes, bien desde el hotel de cinco estrellas Hotel Convento la Magdalena que se encuentra a las afueras de Antequera, o bien, desde el trazado urbano. Al ser una ruta sin grandes pendientes no influye que comencemos por un extremo o por otro.

  Si elegimos comenzar desde el trazado urbano, la mejor opción es aparcar a lo largo de la calle Federico García Lorca, muy cerca del comienzo del sendero.


Nuestra Ruta por el Sendero de las Arquillas

  Para comenzar la ruta nosotros hemos elegido comenzar aparcando en calle Federico García Lorca, donde dejamos el coche sin problemas. Desde aquí, seguimos ya a pie hacia calle Mirador de las Arquillas, al final de la cual ya encontramos indicaciones del comienzo del sendero. Desde este punto nos marca que el recorrido son 3.3 kilómetros de ida.


 Comienza una pequeña subida, prácticamente la única del camino, por un carril de tierra de unos 200 metros hasta llegar a una zona más alta donde ya vemos el pueblo de Antequera desde las alturas, y más a lo lejos, el famoso Peñón de los Enamorados.


  Se trata de una ruta muy bien señalizada encontrándonos indicaciones a cada paso.


 La Ruta de las Arquillas es una senda que se remonta a la época romana que se usó para llevar agua desde el paraje de la Magdalena hasta el pueblo de Antequera. El camino recibe este nombre porque a lo largo del recorrido nos vamos a encontrar numerosas construcciones, las "Arquillas", algunas de ellas prácticamente en ruinas, pero otras bastante bien conservadas, por donde discurría el agua.



 A nuestra espalda tenemos una imagen de postal de Antequera, y a nuestro frente el relieve es más abrupto.


 Hay un momento que, a mano izquierda nos encontramos una especie de cueva o túnel que parece una antigua mina de agua.


 La mayor parte del sendero está delimitado por una especie de vaya de troncos de madera, pero también hay tramos en los que esta vaya es inexistente, por lo que hay que extremar la precaución si se va con niños muy pequeños.

  En esta ruta escasea la sombra por lo que no es muy recomendable realizarla en los meses de verano.

  Llega un momento, cuando ya nos vamos acercando al antiguo monasterio de la Magdalena, en que lo abrupto del paisaje se va suavizando y aparece ante nosotros la imagen de los campos de golf al fondo, y como es domingo y con muy buen tiempo, vemos personas practicando este deporte.


 Poco después acaba el sendero donde vemos otro panel informativo sobre la ruta, por si has elegido comenzar tu camino por aquí. Al fondo un precioso edificio que pertenece al antiguo convento la Magadalena, hoy día convertido en un hotel de lujo.


 En frente del hotel hay una bonita fuente de piedra y un arco que da al parking del hotel, y donde andando un poco, encontraremos animales como gallinas, pavos reales, ¡y hasta un burro!. Después de la caminata, a los niños les encantará ver de cerca estos animalillos.


 Aquí damos por terminada nuestra Ruta de las Arquillas. Ahora nos queda volver sobre nuestros pasos nuevamente por el sendero, teniendo la mayor parte del tiempo a nuestro frente la imagen de Antequera y el Peñón de los Enamorados.

  Si tenéis más tiempo para disfrutar de Antequera y los alrededores, os recomendamos nuestro artículo sobre qué hacer un día en Antequera y la zona del Torcal

Tipo de ruta: Lineal
  Distancia: 3.3 kilómetros solo ida
  Dificultad: Fácil

No hay comentarios:

Publicar un comentario