Como Organizar un viaje a la Selva Negra

Cómo Organizar un viaje a la Selva Negra



 Seguro que has oído hablar de la Selva Negra, y seguro que lo que te han contado son maravillas de esta zona alemana, y si encima has visto fotos de sus paisajes, te habrá pasado como a nosotros y no habrás podido resistirte a organizar un viaje por estas tierras.

  Pues si eres de los nuestros, a continuación te vamos a dar toda la información para que comiences a organizar el viaje cuanto antes.

  La Selva Negra se trata de un macizo montañoso situado al suroeste de Alemania que debe su nombre a la gran densidad de sus bosques. Es un destino donde vamos a poder disfrutar de naturaleza, actividades al aire libre, bonitos paisajes y pueblos con mucho encanto.



Cuándo viajar a la Selva Negra

 La verdad es que la Selva Negra es una región que tiene su encanto en cualquier época del año. En invierno podemos disfrutar de los mercados navideños, en primavera del florecer de las flores, en otoño de paisajes ocres por la caída de las hojas, pero es en verano donde se concentra mayor turismo, por ser cuando mejor tiempo hay y donde los niños y mayores pueden disfrutar de mayor número de actividades con mejor clima.

  Nosotros hemos elegido visitar la Selva Negra en pleno verano, en el mes de agosto, para poder disfrutar más de la naturaleza y tener mayor probabilidad de buen tiempo (crucemos los dedos), aunque sabemos que nos encontraremos con más turismo, un riesgo que vamos a correr.


Cómo llegar

Para llegar a la Selva Negra tenemos varias posibilidades que podemos barajar para ver cuál se adapta mejor en horario y a nuestro bolsillo.

Pincha para ampliar

  Una de las opciones más cercana que tenemos, aunque no siempre la más barata, es el pequeño aeropuerto de Badem-Badem, ciudad que nos puede servir de puerta de entrada al norte de la Selva Negra.

  Otra buena opción puede ser el aeropuerto de Stuttgart, este se encuentra a 1 h de Badem-Badem y los precios y horarios suelen ser mejores que el anterior, aunque siempre es cuestión de valorarlos.

  El aeropuerto de Basilea-Mulhouse-Freiburg puede ser una de las mejores opciones por ser un aeropuerto muy cercano a la zona sur de la Selva Negra (a 70 km de Friburgo), y lo mejor es que puede ser bastante económico ya que aquí vuelan compañías de bajo coste.

  Podemos valorar el aeropuerto de Estrasburgo, situado en la región de Alsacia (Francia), también muy cercano a la Selva Negra pero que puede que nos cueste más encontrar vuelos directos.

  Y por último, algo más alejado pero que podemos valorar por ser uno de los aeropuertos más transitados, es el de Frankfurt.

  Nosotros después de mucho estudiar el tema nos hemos decidido por el aeropuerto de Stuttgart, era el que mejor horario nos proporcionaba y mejor precio.


Itinerario

 Después de elegir el aeropuerto y comprar los billetes, la tarea más complicada puede ser la organización de nuestro itinerario. La Selva Negra está llena de pueblos encantadores, lagos, preciosas rutas, además de ofrecer muchísimas actividades para realizar en familia, sobre todo si viajamos con niños. Nosotros escribimos a la oficina de turismo de la región para que nos recomendaran lugares que visitar y actividades para realizar con nuestra peque, y os diré que la lista es larguísima...

  Os vamos a mostrar como ha quedado nuestro itinerario, después de darle muchas vueltas, donde queremos ver lo esencial de la Selva Negra en una semana. Al ir en autocaravana, siempre podemos ir modificándolo según nuestros gustos y preferencias. Os iremos publicando próximamente nuestro recorrido día por día en nuestro diario de viaje.

Pincha para ampliar

  Lo que sí está claro que hay una serie de pueblos que son los llamados "imperdibles" que no pueden faltar en nuestro itinerario como son;

Bardem-Badem, es la puerta de entrada a la Selva Negra, siendo una ciudad muy elegante y bastante turística. Destaca por sus balnearios y su oferta cultural. Nosotros sin embargo, al ir con una niña, decidimos saltárnosla y disfrutar de zonas más naturales. (Para una próxima visita)

Gengenbach, según dicen, el pueblo más bonito de la Selva Negra, y que según hemos leído ha sido escenarios de películas como "Charlie y la fábrica de chocolate". Habrá que ir a comprobarlo, ¿no?


Lago Mummel.En nuestro recorrido por la Selva Negra también queremos pasar una tarde en alguno de sus lagos. Quizás el más famoso es el lago Titisee, pero precisamente por ser el más turístico lo descartamos, y en su lugar elegimos el lago Mummelsee, aunque también es turístico pero en menor medida.


Vogtsbauernhof Un museo al aire libre donde nos encontramos representaciones de antiguas granjas de distintas regiones de alemania, un lugar donde entender como era la vida de antaño en la Selva Negra.


Triberg, famoso por sus relojes de cuco y por tener las cascadas más altas de la Selva Negra. Uno de los pueblos más turísticos de la ruta.


Friburgo, es una de las poblaciones más antiguas del sur de Alemania, y que merece la pena una visita a su gran patrimonio artístico, además de disfrutar de su ambiente.  


Schiltach, con un casco histórico medieval de casas de entramados de madera que parecen sacadas de un cuento, rodeado de un paraje que enamora. 


Sasbachwalden, que rivaliza con Gengenbach por el título de pueblo más bonito de la región. Yo no sabría por cual decidirme. Sasbachwalden es encantador, rodeado de viñedos donde pasear por sus calles es toda una delicia. 


Castillo Hohenzollern, situado a 50 km de Stuttgart que se encuentra ubicado en lo alto de una montaña y que merece la pena incluirlo en nuestro recorrido por la Selva Negra.


  Pero todo no va a ser visitar pueblos, también queremos probar a montarnos en un tobogán alpino (Rodelbahn), y pasar algún día en uno de los parques temáticos más famoso y grandes de Europa, el llamado Europa Park.   


  ¡Creo que el itinerario está terminado y ha quedado de lo más divertido!


Alquiler del vehículo (autocaravana)

  Para recorrer la Selva Negra la mejor manera es alquilar un vehículo que nos va a dar más libertad y nos va a permitir perdernos por lugares y disfrutar de paisajes que de otra manera no podríamos. En cualquiera de los aeropuertos anteriores encontráis numerosas empresas donde poder comparar precios. Nosotros cuando viajamos por Europa solemos reservar con Rentalcars que siempre nos ha dado buenos resultados, pero siempre es bueno comparar precios.

  Tenéis que tener en cuenta que si recogéis el coche en un aeropuerto y luego lo devolvéis en una oficina diferente a la de recogida os pueden pedir un suplemento.

  Nosotros en vez de coche nos hemos decidido por alquilar una autocaravana. El año anterior tuvimos nuestra primera experiencia por Escocia y la verdad es que nos encantó, así que este año vamos a repetir. La autocaravana la hemos alquilado a la empresa Buena Ruta, cuya sede está en Barcelona y alquilan en distintas ciudades del mundo (nosotros la alquilamos en Stuttgart, a 15 kilómetros del aeropuerto). Han tenido muy buena comunicación con nosotros en todo momento.

  Para que os hagáis una idea, el precio de la autocaravana ronda en temporada alta los 120€/150
 (año 2019) por día, con seguro a todo riesgo incluido. 

  Con respecto a las zonas para pernoctar deciros que Alemania es un país bastante preparado para ello, teniendo gran cantidad de áreas de servicio para autocaravanas y camping. Cada pueblo que hemos visitado tenía su correspondiente área de caravanas donde puedes pernoctar por unos 7-10 euros con enganche de luz y toma de agua que funcionan con monedas. Al entrar a cada localidad veréis las señales que nos dirigen a los parking.



  Desde la Oficina de turismo también nos han proporcionado un listado de las zonas de camping donde dormir con la autocaravana, y nosotros, además nos hemos bajado la aplicación "park4night".

  Esta aplicación totalmente gratuita y disponible para Androide y para IOS, nos muestra camping, áreas de descanso o lugares donde podemos pasar la noche cercanos a nuestra ubicación, mostrándonos fotos, opiniones....

  Con esto ya está todo organizado para comenzar nuestro viaje, ya solo nos falta disfrutarlo.

  En próximos capítulos os iremos relatando día a día nuestra aventura, y si no os queréis perder nada, podéis suscribiros a nuestro blog.





Siguiente día


No hay comentarios:

Publicar un comentario