Fin de semana en Guadix

Fin de semana en Guadix



 El primer fin de semana de Diciembre, cuando el frío ya hace su aparición de forma más intensa, nos decidimos a pasar un fin de semana en la comarca de Guadix. Teníamos interés en conocer uno de los asentamientos de casas cuevas más grandes del mundo, ver su patrimonio, paisajes, y hacer alguna ruta bonita que nos permitiera estar en contacto con la naturaleza, y porqué no, dormir en alguna de estas casas cuevas.

  Para realizar todas estas actividades elegimos como alojamiento del fin de semana Cuevas la Granja, ubicado en Benalúa de Guadix, que se trata de un complejo de 18 Cuevas restauradas con mucho gusto, muy acogedoras, y sobre todo con un personal que es un encanto.


  Después de pasar la noche en nuestra casa-cueva, fuimos a desayunar al restaurante del alojamiento (5€ adulto, 3€ niños) el cual consistía en tostadas, café, zumo de naranja y bizcocho.
  Ya preparados y con mapa en mano que nos proporcionaron en el alojamiento, nos encaminamos a conocer la comarca de Guadix. El primer punto del día, como no podía ser de otro modo, fue conocer el propio Guadix, a unos siete kilómetros de nuestro alojamiento.


Guadix

 Esta localidad, además de su patrimonio cultural, se caracteriza por el llamado Barrio de las Cuevas, un asentamiento de unas 2000 casas-cueva, picadas en la roca arcillosa, que deja una estampa de lo más curiosa.
  Para llegar hasta el Barrio de las cuevas teníamos dos opciones, en nuestro coche o bien en un tren turístico (6€ adultos) que recorre los puntos más importantes de Guadix teniendo dos paradas, una en la Plaza de la catedral (centro histórico) y la otra en la Plaza Padre Poveda (Barrio de las Cuevas).



  Como somos más de ir a nuestro aire, nos decidimos por el recorrido en nuestro vehículo.

  Cuando llegamos al Barrio de las Cuevas aparcamos en una calle paralela a la Plaza del Padre Poveda, muy cerca de donde para el tren turístico. Es aquí donde vamos a comenzar la visita de este peculiar barrio de Guadix.


Iglesia/Cueva Ermita Nueva

 Situada en plena Plaza del Padre Poveda nos encontramos con la Ermita Nueva, se trata de una parroquia que al entrar nos dio aspecto de ser bastante nueva, compuesta por una nave rectangular y cuyo interior no nos impresiona mucho a primera vista.
  Lo primero que nos encontramos es un bonito Belén a mano derecha de la entrada que se encuentra expuesto durante todo el año. Mientras lo observábamos, se nos acercó un amable señor, encargado del cuidado de la parroquia, y nos dijo que lo acompañáramos. Nos iba a llevar hasta la joya que guarda esta iglesia, una pequeña ermita excavada en la roca formando una cueva.


 Esta ermita-cueva, según nos contó, antiguamente se usaba como horno y se piensa que data del siglo XVI. Hoy día se encuentra presidida por la imagen de la Virgen de Gracia, patrona del Barrio de las Cuevas de Guadix. Al tener esta Virgen tanta devoción en el Barrio de las Cuevas, se amplió esta pequeña ermita/cueva hasta lucir como la estábamos viendo hoy día.
  Antes de entrar a la ermita también podemos ver una serie de fotos del Padre Poveda, que fue el que restableció el culto en esta Ermita. La entrada es gratuita.


Casa del Padre Poveda


 Como os dijimos anteriormente, la figura del Padre Poveda tuvo una gran importancia para Guadix, y sobre todo, para el Barrio de las Cuevas. Esta zona de cuevas era un barrio muy pobre y un poco olvidado. El proyecto del Padre Poveda consistió en la construcción de escuelas para niños, talleres para adultos e incluso comedores para los más necesitados. Su principal objetivo era la evangelización y poner la educación al alcance de todos los habitantes de este barrio.
  La casa del Padre Poveda se sitúa en la plaza del mismo nombre y a pocos pasos de la Ermita Nueva. Se trata de una cueva que habitó el sacerdote y donde se ha respetado la distribución que tenía en la época. En su interior podéis ver información acerca de su vida y su proyecto. Entrada gratuita


Centro de Interpretación Cuevas de Guadix


 Junto a la Cueva del Padre Poveda, nos encontramos el Centro de Interpretación Cuevas de Guadix. Se trata de una casa cueva conservada para que el visitante conozca cómo era la vida en este tipo de viviendas en el pasado, cuando no había electricidad, agua y los animales compartían vivienda con sus propietarios.
  Al comprar la entrada nos dieron una explicación de muchas de las curiosidades de este tipo de viviendas, como conserva la misma temperatura durante todo el año, como aprovechaban la entrada de luz, distribución de las habitaciones.... Nos resultó bastante interesante.


 Después nos dejaron visitarla libremente, empezando por la sala de estar, la más cercana a la puerta y donde se hacía la mayor parte de la vida cotidiana aprovechando la luz del día. Esta sala se encuentra presidida por la foto de la familia Cruz Úbeda, últimos propietarios de la vivienda y que hoy podemos disfrutar para saber su forma de vida.



 Después pasamos a una sala donde se proyecta un vídeo de unos siete minutos de duración donde, un personaje llamado Pedro el Maestro Picaor, nos lleva a conocer los orígenes de las cuevas y sus particularidades.

  Ya lo que nos queda es ir visitando las distintas estancias, como se distribuían y como era la vida en cada una de ellas. Veremos cómo almacenaban los aperos de labranza, donde dormían los animales dentro de la vivienda, y donde hacían la vida sus propietarios en cada una de ellas.

Horario Precios
Lunes a viernes 10:00 a 14:00
16:00 a 18:00
2.60€
menor de 14 años gratis
Sábado y festivos 10:00 a 14:00
Domingos cerrado


  Además de esta casa-cueva del centro de interpretación, hay algunos vecinos del barrio que muestran sus vivienda-cueva a cambio de la voluntad, como por ejemplo la cueva de José, que se encuentra en la subida hacia el mirador del Padre Poveda, donde José nos invita a pasar e incluso nos anima a sacar fotos.



Mirador del Padre Poveda


 A pocos metros de las atracciones que estábamos visitando se encuentra este bonito mirador que nos da una fantástica panorámica del Barrio de las Cuevas y de la zona histórica de Guadix.
  Desde aquí se aprecia las dimensiones de este barrio, donde se mezcla el color de la roca arcillosa, con el blanco de las casas y las chimeneas tan características de estas viviendas. Más a lo lejos vemos el casco histórico de Guadix, con su imponente catedral y el Alcazaba.



 En lo más alto del mirador nos encontramos con la llamada silla del cine, que nos recuerda que Guadix ha servido de escenario para varias filmaciones.
  Con esta bonita estampa, siendo ya las 12h, damos por acabada la visita al Barrio de las Cuevas de Guadix, cogemos el coche para desplazarnos hasta la zona histórica, pero antes hacemos una una parada.


Mirador de la Magdalena


 Si desde el Mirador del Padre Poveda se tienen unas de las mejores vistas del Barrio de las Cuevas, y más a lo lejos, de la zona histórica de Guadix, desde el Mirador de la Magdalena es desde donde mejores vistas podemos tener de todo el casco antiguo.
  Para llegar desde el Barrio de las cuevas hacia el centro histórico de Guadix, vemos la indicación de Mirador hacia la izquierda, pero después no lo vimos bien indicado así que, dejamos el coche y con ayuda de los vecinos de la localidad conseguimos dar con él ya a pie.



 En el Mirador de la Magdalena tenemos una panorámica total de toda la zona histórica de Guadix, donde la catedral sobre sale por encima de todo. También vemos a lo lejos el Alcazaba, que no se puede visitar ya que según nos informaron se encuentra cerrado al público.

  Ahora sí que ya estamos listos para adentrarnos en la zona histórica de Guadix y perdernos en sus calles. Aparcamos cerca de la catedral sin problemas. ¿Y qué visitamos?, pues empezamos con nuestra ruta a pie.



Catedral

 Es el monumento más representativo de la zona histórica de Guadix, por lo que no nos lo queríamos perder, así que para allá nos fuimos sin perder más tiempo ya que quedaba apenas una hora para que cerrara al público.
  Una vez que abonas la entrada, que incluye una audioguía, la visita consta de dos pisos, que corresponden al Museo Catedralicio, y la catedral propiamente dicha. Si tenéis dificultad para subir o bajar escaleras no os preocupéis que también disponen de ascensor. Nos recomendaron empezamos por el museo, el piso n.2 e ir bajando hasta acceder a la catedral, así que de esa forma lo hicimos.
  En el museo consta de una exposición permanente de arte sacro donde destaca el cuadro de la Maternidad, además de documentos históricos, retratos de obispos, reliquias y utensilios propios de la práctica religiosa. Pero si algo cabe destacar es la antigua sala capitular, donde se tenían importantes reuniones, y que aún conserva la solería de la época, donde nos encontramos una exposición de esculturas de artistas granadinos.





 Esta visita, al ir con una niña, la hicimos un poco rápido para que no llegara a aburrirse y llegar así al plato fuerte, la catedral.
  Si la catedral nos impresión por fuera, por dentro no os dejará indiferentes. Está dedicada a la Encarnación de la Virgen donde lo que más destaca es el sillar del coro, obra de Ruiz del Peral, el altar mayor y una copia exacta, de autor desconocido, de la Piedad de Miguel Ángel que se encuentra en el Vaticano.






Horario Precios
Lunes a Sabados 10:30 a 14:00
16:00 a 18:00
5€
13 a 18 años 3,50€
menor de 13 años gratis
Domingos 10:30 a 14:30
16:00 a 18:00


Teatro Romano



 A pocos pasos de la catedral veremos un gran descampado lleno de columnas y capiteles que corresponden a los restos de un antiguo teatro romano que hubo en Guadix. Estos fueron descubiertos por casualidad en 2008 cuando se realizaban obras para la construcción de un aparcamiento.
  Desde la zona más alta tenemos unas vistas de todo el complejo.
  Desde aquí también se divisa el Torreón del Cerro, antigua torre árabe del siglo XI que tenía fines defensivos.

  Como ya era hora de comer, nos encaminamos a un lugar que nos recomendaron en la catedral, Cafetería Granada, cerca del Torreón del Cerro y la catedral. La verdad es que nos pareció un lugar bastante normalito, la comida a base de Sandwich, roscas, tostas y hamburguesas, pero eso sí, bastante económico.

  Después del almuerzo toca continuar con nuestro recorrido




Palacio de Villalegre


 Se trata de un gran edificio de ladrillos con dos torres que por lo que ponía en la inscripción, perteneció a una de las familias más poderosas de Guadix, que luego se emparentó con los Minchaca. Se encuentra edificado sobre un antiguo palacio nazarí, en la calle Santa María del Buen Aire.
  Este edificio, además de albergar a familias de linaje, ha servido como casa cuartel de la Guardia Civil, Conservatorio de música, y hoy día es usado como dependencias de la Policía Local.


Plaza de las Palomas


 Se trata de una de las plazas más relevantes de Guadix, y muy animada donde veremos varios bares y tiendas que la rodean. En la época musulmana aquí se daban cita numerosas tiendas, talleres y almacenes, siendo posteriormente, en el siglo XVI cuando se convierte en el centro político y festivo de Guadix, ubicándose aquí el Ayuntamiento.

  Aquí dimos por terminada nuestra visita a la localidad de Guadix ya que teníamos interés en acercarnos a ver el Castillo de Calahorra, y nos quedaba apenas dos horas de luz. Así que pusimos rumbo en nuestro coche a Calahorra


 Se encuentra a tan solo unos 19 kilómetros de Guadix, y nuestro interés era visitar su castillo. Este castillo se trata de una fortaleza, construida sobre una antigua fortaleza árabe, que se alza sobre una colina, de aspecto cuadrado que según vimos en fotos es bastante vistoso. La visita a su interior solo se puede realizar los miércoles pero nos conformaríamos con ver sus exteriores.
 Cuando llegamos la dirección al castillo se encuentra bien indicada además de que no tiene pérdida ya que lo vas viendo siempre sobre tu cabeza. La sorpresa fue cuando siguiendo las indicaciones llega un momento en que el asfalto se pierde y nos topamos con un camino para subir en muy malas condiciones. Estuvimos valorando el camino pero desistimos, no queríamos arriesgarnos a dañar el coche, y para hacerlo a pie ya se había hecho demasiado tarde, así que nos conformamos con las vistas que se tienen desde abajo hacia el castillo.
  NOTA: @cuatropatasparaunamaleta, unos viajeros que estuvieron un par de meses después de nuestra visita nos comentan que el acceso ya se encuentra en mejores condiciones.

  Ya sí que dimos por terminado nuestro día de turismo por la comarca de Guadix, teníamos también ganas de disfrutar nuevamente de nuestra casa cueva que nos servía de alojamiento durante el fin de semana.
  Toca descansar que mañana nos vamos de ruta senderista al Bosque Encantado de Lugros. Pero eso ya es en el siguiente capítulo.
Siguiente día


No hay comentarios:

Publicar un comentario