Descubriendo Rota en un día con Niños

Descubriendo Rota en un día con niños



 En nuestro recorrido por la Bahía de Cádiz, en el que hemos descubierto ciudades como el Puerto de Santa María o Chipiona, nos ha llevado hoy hasta Rota, donde vamos a pasar el día.

  Rota es una localidad pequeña, que se puede recorrer cómodamente a pie, y que se encuentra situada entre la desembocadura del Guadalquivir y la entrada a la Bahía de Cádiz. En la antigüedad tuvo una gran importancia como puerto comercial, por lo que han sido muchas las culturas y civilizaciones que han pasado por ella.

  Rota es un destino ideal para los niños, aquí podemos disfrutar de sus bonitas playas, deportes náuticos, buena comida, además de pasear por bonitas calles con ambiente pesquero.

  Pero antes de descubrir el centro de la ciudad, vamos a hacer una parada que les va a encantar a los niños, vamos a visitar la quesería "El Bucarito". ¿Queréis saber en qué consiste la visita? Pues sigue leyendo que te lo contamos.


Quesería el Bucarito


 Siempre que planeamos un viaje o escapada familiar intentamos añadir algún plan para niños, y en este caso, en nuestro recorrido por la Bahía de Cádiz, qué mejor plan que visitar una quesería donde vamos a aprender como se fabrica el queso y ¡hasta haremos uno para nosotros!

  La visita comienza a las 09:30 h de la mañana donde nos reciben con un buen desayuno (incluido en el precio) de productos de la zona, y es que no hay nada mejor que comenzar el día con un buen mollete, queso fresco, zumos, además de magdalenas y galletas caseras. Durante el desayuno, Manoli, que va a ser nuestra guía durante toda la mañana, nos explica mediante un vídeo lo que vamos a ver y experimentar en nuestra visita. Aquí es donde los niños comienzan a ponerse nerviosos de saber todo lo que les espera.

  Tras el contundente desayuno, entramos en la zona de elaboración del queso, eso sí, después de vestirnos adecuadamente con bata, gorro y papis.


 En esta zona nos explicaran todo acerca del proceso de elaboración del queso, desde que es leche, hasta que lo llevamos a nuestra mesa. Pero lo mejor, y que más gusta a los niños, es que vamos a elaborar nuestro propio queso, al cual le pondremos nuestro nombre y podremos recoger a la salida en tienda.

  Después toca visita por la granja, donde veremos a las cabras adultas, como viven y se alimentan, y nos explicaran como se realiza el proceso de ordeñado que se lleva a cabo dos veces al día, a las 6 de la mañana y 6 de la tarde.

  Pero lo que todos los niños esperan en esta visita, además de hacer su propio quesito, es entrar en la guardería de chivitos, donde se encuentran todos andando como locos, y donde podemos ver chivitos, desde recién nacidos hasta los que tienen pocos días. ¡Hasta había alguno tomando biberón! Avisamos que son muy cariñosos, lo podéis ver en la foto.


 Pero también hay que hacerle una visita a los papás de estos Chivitos, y es que pasaremos por la zona donde se encuentran los sementales que los tienen separados de las hembras hasta que llega el momento oportuno.

  Otro momento esperado por los niños es entrar a las salas de parto de los cochinos para ver a los cerditos recién nacidos. Aquí hay que entrar en silencio para no molestar a la mamá que está tumbada descansando mientras los pequeños cochinillos se amamantan.


 Y por último, y algo que nos sorprendió, fue una exhibición de aves rapaces, y es que la guía se dedica a la cetrería y nos contó curiosidades de este tipo de aves, además de que nos dejó acercarnos y bastante a ellas.


  Y para broche final a la visita de la quesería el Bucarito, nos ofrecieron una degustación de quesos y chacinas fabricadas por ellos mismos, que con la hora que era, y acompañado de una cervecita, ¡entraba de maravilla¡. Todo estaba buenísimo, y si quieres adquirir alguno de los productos puedes pasar por la tienda llevarte a casa lo que más te haya gustado.
  Esta actividad se realiza de lunes a domingos y dura desde las 9:30 hasta las 13:30.
  Es necesario realizar reserva bien por teléfono 956-10-12-64 o por mail reservas@elbucarito.es
  Para realizar la actividad se requiere un número mínimo de 15 personas, por lo que si sois menos os apuntan en una lista, y si se consigue hacer el grupo os llaman por teléfono para confirmaros.
  Precios es de 16.50€ adultos y niños 14,50€.

  Ya por la tarde nos dirigimos al centro de Rota, vamos a visitar los puntos de interés de esta bonita localidad.


Paseo Marítimo La Costilla

 Lo primero que hacemos tras aparcar nuestro vehículo, es acercarnos al Paseo Marítimo La Costilla, para disfrutar de las vistas a la playa y del ir y venir de bañistas que se dirigen a la misma a pasar la jornada.
  Hay un momento del paseo que nos encontramos las letras de Rota, así que toca paradita para un par de fotos, aunque la hazaña se hace un poco complicada debido al gran ambiente de personas que hay, pero con paciencia...¡lo conseguimos!


 A pocos pasos de las letras, en el mismo paseo se ubica un puesto de información turística, donde vamos a entrar para hacernos con un mapa de Rota, y nos proponen un recorrido para conocer los lugares más emblemáticos de la localidad.

  Caminando dimos con el primer punto del recorrido, la capilla de San Roque. Es una iglesia pequeñita y sencilla que en su interior alberga la imagen de San Roque. No nos llevó mucho tiempo, así que seguimos el recorrido.


Mercado de abastos y Torre de la Merced




 Aunque sabíamos que ahora por la tarde el mercado estaba cerrado, nos acercamos para al menos ver su fachada.
  Este mercado se encuentra construido sobre un antiguo convento, de ahí a que junto a este edificio veamos una gran torre, que es lo que se conservó del mismo. Esta torre, la Torre de la Merced, hoy día alberga la oficina de turismo. Nosotros no entramos porque ya teníamos nuestro mapa y la información necesaria


  Según habíamos leído, el mercado de abastos o Mercado la Merced, además de algunos puestos, donde destacan los de pescado de la zona, es un sitio ideal para tapear. El interior está formado por una especie de claustro donde se crea un ambiente ideal para "alternar".

  Seguimos paseando por las calles donde podemos ir buscando detalles que las adornan, es divertido jugar con los niños a ver quién encuentran más. Desde estatuillas en las esquinas, sobres de cartas en las paredes y muchas calabazas salpicadas en en las terrazas. No dejéis de mirar hacia arriba, ¡a ver quién gana!


 Pasamos por la Capilla de la Caridad que se encontraba cerrada, y a pocos pasos nos topamos con la Puerta de la Villa que nos da acceso a la animada Plaza de España. Aquí hay varias atracciones para los niños y es un lugar ideal para que correteen un poco.

  Y así, caminando llegamos hasta dos de los monumentos principales de Rota, el Castillo de Luna y la Iglesia Ntra Sra de la O


Castillo de Luna



  Para conocer este castillo se puede realizar mediante visitas guiadas los fines de semana, aunque en verano creo que aumentan los dias, por lo que si estáis interesados poneros en contacto con la oficina de turismo donde os dirán las opciones que tenéis. Nosotros no pudimos hacerla y nos conformamos con ver su patio interior.



 El castillo de Luna es uno de los monumentos más importantes de Rota. Se construyó allá por el siglo XIII sobre un antiguo convento fortificado. Durante los años ha tenido diferentes usos, incluso cuentan que los Reyes Católicos estuvieron hospedados en él cuando visitaron la ciudad, esta visita se encuentra representa en un mosaico en la entrada.





  A servido como hospital, colegio y actualmente es sede del Ayuntamiento de Rota y de su Patronato de Turismo. 


Horario
Lunes a Viernes 09:00 a 14:00 y de 18:00 a 21:00
Sábados y domingos 10:00 a 14:00 y de 17:00 a 21:00
Visitas guiadas sábados y domingos a las 13:00 y 17:00



Parroquia Ntra Sra de la O





 Frente al Castillo de Luna se encuentra la Parroquia de Ntra Sra de la O, en la Plaza Bartolomé Pérez. Por fuera es bastante sobria, pero no dejéis de visitar su interior porque es muy bonita.
  Esta iglesia data del siglo XVI y se construyó gracias a que fue costeada por el Duque de Arcos, el señor Rodrigo Ponce de León. En su interior se mezclan los estilos Gótico, Isabelino, Plateresco y Barroco.

  Nos llamó mucho la atención sus techos, el coro y las capillas que nos encontramos a los laterales, como la de Padre Jesús, que se encontraba llena de gente, o la bautismal.





  Si bajáis desde la plaza donde se encuentra la iglesia dirección a la playa, hay un momento en que os encontráis un arco que da al paseo marítimo, y desde donde se tienen unas preciosas vistas de la iglesia a lo lejos.



Horario
Lunes 10:00 a 13:00
Martes a Domingo 08:00 a 13:00
En verano de 18:00 a 22:00


Puerta del Mar



 Esta puerta la encontramos antes de llegar al puerto deportivo de Rota y nos sorprendió por su belleza. Se ve tan bonita con su faro de rayas rojas, que forman una imagen de postal.
  Al cruzar esta puerta hay bastante zona de aparcamiento (zona azul) y es donde habíamos dejado nuestro coche aparcado.

  Ya dimos por terminada nuestra visita a Rota, pero antes queríamos tener una panorámica de toda la localidad, por lo que nos dirigimos al mirador Pico Barro, a aproximadamente 1 km y medio de la Puerta del Mar, y justo al lado de la base naval de Rota.

  Hasta aquí fuimos en coche, y luego caminamos un poco por el paseo hasta encontrar el mirador. La verdad es que desde el mirador no lo veíamos muy bien, así que andamos unos pocos pasos más en dirección a Rota, y ya obtuvimos la panorámica completa de la localidad. Desde aquí se tiene una imagen de postal.




Siguiente día


No hay comentarios:

Publicar un comentario