Visita al Castillo de Almodóvar del Río

Visita al Castillo de Almodóvar del Río



 ¿Sabías que en Andalucía tenemos uno de los castillos mejor conservado de toda España?. Pues sí, nos estamos refiriendo al Castillo de Almodóvar del Río, una imponente edificación situada sobre un cerro, el Redondo, cerca del río Guadalquivir y a unos 25 kilómetros de Córdoba.

El Castillo de Almodóvar últimamente ha visto incrementadas aún más sus visitas debido a que ha servido de escenario en el rodaje de la famosa serie "Juego de Tronos". Pero no ha sido el único rodaje que se ha llevado a cabo dentro de sus muros, y es que al estar tan bien conservado, son muchos los directores que ponen el ojo en esta fortaleza.

Pincha Para Ampliar

  Y nosotros, que somos muy curiosos y amantes de los castillos, allí que nos plantamos en Almodóvar del Río para visitarlo.

  Como os hemos dicho anteriormente, el Castillo de Almodóvar se encuentra en una loma de unos 200 metros de altitud. Pues justo abajo hay habilitado una zona de aparcamiento, totalmente gratuito, donde se puede dejar el coche, e incluso la autocaravana, y desde donde parte un microbús que por 1€ por persona (ida y vuelta) te sube hasta la misma puerta del castillo.


 La subida no es muy dura y vemos mucha gente que la hace a pie. Además, por el camino se tienen unas vistas muy bonitas de todo el edificio y es ideal para hacer fotos, aunque el mejor momento es al atardecer, ya que por la mañana tendremos el sol de frente.


 Una vez que pasamos el primer arco que nos da acceso a las taquillas, nos encontramos ya con alusiones a la serie "Juego de Tronos". Vemos imágenes de distintas secuencias de la serie donde aparece la fortaleza que hoy visitamos.


 Hay varias opciones para visitar el Castillo de Almodóvar;

  *Por libre

  *Visita Guiada cultural (duración 1.30h aproximadamente) donde nos explican los aspectos históricos del castillo

  *Visita Teatralizada con el Mayordomo del Rey, el llamado D. Men Rodríguez de Sanabria, Caballero del Rey Pedro I el Cruel, que nos va a contar la historia de una forma diferente.

  Nosotros elegimos la visita teatralizada y nos encantó. El encargado de llevarla a cabo lo hace de una forma muy dinámica y con mucho humor, y si además visitáis Almodóvar con niños, es ideal porque aprenden mucho se les hace de lo más ameno. La visita duró casi dos horas, ¡y nos pasó el tiempo volando¡.

  Si elegís alguna de las visitas guiadas, la cultural o la teatralizada, se hace un poco difícil poder hacer fotografías ya que os encontraréis todo el grupo en el mismo lugar. No os preocupéis, porque cuando acaba dicha visita, podéis estar hasta la hora del cierre y seguir recorriendo el castillo por vuestra cuenta y volver a los lugares que más os han gustado.

  El recorrido por las murallas es todo un placer para los sentidos, tendremos unas vistas alucinantes del interior de toda la fortaleza, el patio de armas, sus torres, además de unas preciosas vistas, por un lado, del pueblo de Almodóvar, y por el otro, del río Guadalquivir y los campos andaluces



 Pero hay un lugar que es el posiblemente el más fotografiado del castillo, el balcón de los enamorados que se encuentra en la torre homenaje. Según cuenta la leyenda, si en este balcón te das un beso con tu amor, ese amor durará toda la vida. ¿Será verdad?, no sabemos, pero os encontraréis muchas parejas haciéndose fotos en el famoso balcón.



 En la torre homenaje tampoco debemos perdernos la sala del rey, las mazmorras y subir hasta lo más alto para disfrutar de las vistas.




 Un lugar que les gusta mucho a los peques de la casa es donde se encuentra la zona de las espadas, donde podremos ver los aceros más famosos de la historia, como el de los Reyes Católicos, que sirvió para nombrar caballero a Cristóbal Colón después de su regreso de su primer viaje a América. Además podrán intentar sacar la espada del Rey Arturo clavada en la roca, y os digo que más de uno lo intenta de verdad con todas sus fuerzas.



 En cada una de las torres que forman el castillo nos vamos a encontrar con diferentes exposiciones, en ellas vamos a ver desde maquetas y restos arqueológicos, hasta armaduras y una pequeña exposición de trajes usados en la serie "Juego de Tronos".



 Llega la hora de visitar la capilla, una nave octogonal que en su interior alberga la imagen de la Santísima Virgen del Rosario, patrona de Almodóvar del Río.


 Este castillo es de gestión privada y además de las visitas, también organiza eventos como almuerzos medievales, que se realizan en un gran salón decorado para la ocasión, donde sentirás que has retrocedido en el tiempo y eres un verdadero caballero de la Edad Media. Para ver las fechas podéis visitar su web oficial.


 También organizan bodas, y es que tiene que ser un lujo casarse en un lugar como este. ¡El guía nos comentó que tienen una lista de espera de hasta 3 años!. Así que si estás decidido en casarte en este maravilloso castillo, ponte a reservar fecha cuanto antes.

  En medio de la visita vimos una representación de como era una lucha en la Edad Media. Un grupo de rudos caballeros, enfundados en sus armaduras y ataviados de armas de la época, demostraban como se llevaban a cabo las batallas años atrás.


 La última visita que vamos a realizar dentro del castillo es a su tienda donde, sobre todo los niños, van a disfrutar mucho ya que está llena de libros para los peques, armaduras de juguete, y un sin fin de detalles para ellos.


 Una vez terminada la visita al Castillo de Almodóvar del Río, nos toca bajar al pueblo y disfrutar de su gastronomía. Nosotros elegimos la taberna Ateneo, cerca del Ayuntamiento y donde nos trataron de maravilla. Ahí probamos el Salmorejo tan típico cordobés y el flamenquín que estaba riquísimos, pero además su especialidad son las carnes.




 Ya acabada la visita os diremos que el Castillo de Almodóvar nos ha sorprendido gratamente. Es una visita que recomendamos. Es una experiencia que nos hará sentir que retrocedemos en el tiempo y nos trasladaremos a la Edad Media. ¿Estáis dispuestos a sentiros caballeros, princesas, reyes o escuderos....por un día?.

No hay comentarios:

Publicar un comentario