Qué ver en Lanjarón

Qué ver en Lanjarón



  Lanjarón se trata de una localidad del municipio de Granada que presume por ser la puerta de entrada a la ruta de la Alpujarra granadina.

  Cuando pensamos en Lanjarón, siempre se nos viene a la mente su famoso balneario, donde son muchas las personas que se acercan por sus piscinas y tratamientos de bienestar. Pero Lanjarón también son calles con sonido a agua, balcones de flores, poemas y mucho más…

  Entonces, ¿qué podemos ver en Lanjarón?

  Lo primero será acercarnos a su Oficina de Turismo (Avda Madrid, 3), buena zona para dejar nuestro vehículo a partir de donde realizaremos nuestro recorrido a pie. En la Oficina de Turismo nos entregarán un mapa con las diferentes rutas a realizar



1. La ruta del agua
 Este recorrido consiste en ver los 23 pilares repartidos por todo Lanjarón, donde además de beber agua fresca, podemos leer sus bonitos poemas, la mayoría de Federico García Lorca.


 2. Ruta de los tres cañones
  El primer cañón, dándonos la bienvenida, se encuentra a la entrada del pueblo, siendo el más antiguo de los tres.
  El segundo cañón se encuentra en la puerta del Ayuntamiento, se trata de un cañón naval del siglo XVIII.
  El tercer cañón se encuentra junto al Museo del Agua, ya del siglo XX.


 3. Ruta de las ermitas
  En Lanjarón podemos ver hasta cuatro ermitas; Ermita de San Isidro, Ermita de San Roque, Ermita de San Sebastián y Ermita del Tajo de la Cruz.


 4. La ruta de las Hornacinas
  Podemos ver en toda la localidad más de 40 hornacinas tanto de santos, santas y de la Virgen, todas muy adornadas, siendo uno de los atractivos turísticos más singulares del municipio.


 Viendo las rutas que nos sugiere la Oficina de turismo, nos decidimos a hacer un popurrí, un recorrido viendo lo que más nos llama la atención de cada ruta. El recorrido que nos queda finalmente es el siguiente;


Museo de la Miel

 Se encuentra situado a pocos metros del balneario de Lanjarón, en la Finca Berta Wilhelmi. Está formado por una serie de módulos interactivos, pensados para conocer el mundo de la abeja de forma divertida. Incluso hay una sala donde podremos escuchar los diferentes sonidos que emiten las abejas para comunicarse entre ellas.

  Horario; Invierno/ otoño de martes a domingo de 10-14h y de 16 a 18h
  Primavera/ verano de martes a domingo de 10 a 14h y de 16 a 18h
  En verano, los sábados y domingos cierra a las 20h.
  Precio 3€


Mirador del Castillo Árabe

 Un extenso mirador desde donde podemos ver el castillo de Lanjarón, o más bien lo que queda de él, ya que se encuentra derrumbado casi en su totalidad. A pesar de ello, merece la pena bajar la pequeña pendiente que nos lleva hasta el mirador para tener unas bonitas vistas, tanto del castillo como de la zona.


  Caminamos por las calles principales, Avda Alpujarra, Avda Andalucía y Calle Real, las cuales nos encontramos repletas de tiendas con productos alpujarreños como miel, cestos de mimbre, jamón, queso… y bares y restaurantes de lo más animados, una buena opción para comer.
  En este paseo comenzamos a ver los primeros pilares donde beber agua fresca, adornados con esos bonitos poemas.


Placeta de Santa Ana


 Cuando paseamos por Calle Real, vemos un indicador hacia Placeta Santa Ana, a unos 100 metros de distancia.
  Se trata de la plaza más bonita y fotografiada de todo Lanjarón. Un típico rincón andaluz de fachadas blancas y con muchísimas flores, muy bien cuidado por los vecinos.
  Aquí vimos nuestra primera hornacina, donde se encuentra la figura de Santa Ana presidiendo la plaza.
  Justo al lado del pilar, donde todos los turistas paraban para calmar la sed y leer un poema de Federico García Lorca, nos encontramos un antiguo lavadero del siglo XVII, donde tiempo atrás se lavaba la ropa.




Plaza Juanito Valderrama y Dolores Abril

 Después de pasar un rato en la bonita plaza de Santa Ana, volvemos a la calle principal donde en pocos pasos nos encontramos a mano izquierda la plaza de Juanito Valderrama y Dolores Abril.
  Esta plaza no es tan bonita y colorida como la anterior. Habíamos leído que aquí se llevan a cabo algunos actos que se organizan en Lanjarón.



Plaza de la Constitución y Ayuntamiento

 Al final de Calle Real nos encontramos con la Plaza de la Constitución, bastante animada y que sirve como centro de celebraciones como el carnaval o las famosas fiestas de San Juan.
  En el centro, la Fuente Viva, que se ha convertido en el sello de identidad de Lanjarón y parada obligatoria para todo turista que visite el municipio. En una de las esquinas de la Plaza de la Constitución, podemos ver el Ayuntamiento que cuya puerta se encuentra uno de los cañones de los que os hablamos al comienzo.



Barrio del Hondillo

 Para mí parecer, la zona más bonita y donde se puede percibir la esencia de Lanjarón. En la calle principal, Calle del Hondillo, nos vamos encontrando casas antiguas, portales y tinaos. Destacando el portal de la Chispas, el Tinao del Tío Pedro y el portal de los Torres.





 En este barrio uno siente que el tiempo se ha detenido, se respira tranquilidad y nos encanta todo lo que nos encontramos a cada paso.


Museo del agua

 La visita al Museo del Agua es algo que nos queda pendiente para otra visita que realicemos a Lanjarón ya que estaba cerrado. Se trata de cuatro salas con contenido audiovisuales de diferentes temáticas; El recorrido del agua, los recursos del agua, los recuerdos del agua y por último, la historia del agua.


Probar la gastronomía

 Después de la visita a las calles de Lanjarón, ahora toca probar un poco de su gastronomía. Lo primero fue deshacer el camino que nos llevaba nuevamente a las calles principales. La Avda de la Alpujarra y Avda Andalucía se encuentran repletas de bares con terracitas de lo más animadas.
  Allí aprovechamos para comer un plato Alpujarreño, que nos devolvería las energías gastadas durante todo el día recorriendo este bonito pueblo.


 Aquí dimos por terminada nuestra visita por Lanjarón, donde hemos pasado un día de lo más agradable y esperamos volver a visitar muy pronto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario