Níjar, el Pueblo de los Artesanos

Níjar, el Pueblo de los Artesanos



  Níjar es una población de la provincia de Almería, situada dentro del Parque Nacional de Cabo de Gata, y que debido a su gran encanto, forma parte de la Asociación de Pueblos más Bonitos de España.


  Níjar es una localidad donde no nos encontraremos muchos monumentos. Su belleza está en sus laberínticas calles de casas blancas, que contrastan con los vivos colores de sus puertas y macetas que adornan las fachadas.

  Pero además de perdernos por sus calles, os vamos a contar algunos rincones que no os podéis perder si visitáis este pueblo almeriense.
 Al entrar a Níjar vemos indicaciones del parking público. Se trata de una gran explanada que se encuentra en la zona más baja de la localidad. Nosotros subimos un poco más con el coche dirección al centro histórico y aparcamos cerca de la iglesia de Santa María. Así nos ahorramos subir un poco de cuesta.


Iglesia de Santa María

 Lo primero que nos encontramos en cuanto nos adentramos en el centro histórico de Níjar es la iglesia de Santa María.


 Esta iglesia se encuentra en una animada plaza donde vemos algunos vecinos locales charlando o simplemente paseando. El edificio fue construido entre los siglos XVI y XVII, donde destaca su torre. En el interior, en uno de los lados de la nave, podemos ver parte de la cantería original.

  Cuando llegamos la iglesia se encontraba cerrada, pero a la hora de misa, aprovechamos para ver su interior.
 Cerca de la iglesia hay una especie de tienda de jarapas donde hay un rótulo que pone información turística. Ahí os pueden dar un mapa, pero si queréis más explicaciones de Níjar y la zona de Cabo de Gata, os recomendamos ir al punto de información que se encuentra en el Museo del Agua.

 Si seguimos andando por el lateral de la iglesia, en pocos pasos nos encontramos uno de los rincones más fotogénicos de Níjar.


  Se trata de una esquina de viviendas rurales de lo más coloridas y vistosas. Vemos que uno de los locales anuncia una exposición de artesanía local pero al ser domingo está cerrada. Una pena.


Museo Memoria del Agua

  Para llegar hasta el Museo del Agua tenemos que buscar la antigua plaza de abastos de Níjar, que es donde hoy día se ubica este museo. En él se habla de la importancia que tiene el agua para la vida y algunas curiosidades más.


 Se trata de un museo pequeñito que tan solo nos lleva unos minutos la visita. En su interior también se encuentra, como os comentamos anteriormente, la oficina de turismo de Níjar, donde nos pueden informar y dar documentación de todo lo relacionado con la localidad y alrededores.


Atalaya


 Ahora nos toca subir hasta lo más alto del pueblo. Estamos buscando las mejores vistas de Níjar y esas se tienen desde su Atalaya. Para ello tenemos que subir por el entresijo de estrechas callejuelas que guardan rincones con mucho encanto.


 No solo hay que llegar a lo más alto para tener la panorámica de Níjar, hay que disfrutar con mucha calma del camino y de todos los detalles que vamos encontrando a nuestro alrededor.

  Pasaremos por pequeños talleres y tiendas de artistas, alguna exposición, y sobre todo, observaremos la arquitectura de las casas tan típicas de esta zona con sus fachadas llenas de flores.


 Cuando terminan las calles ya podemos ver ante nuestros ojos el Atalaya, pero nos queda un último esfuerzo, y es que aún nos faltan algunas escaleras por subir.


 Esta torre vigía que se encuentra en el Cerro de la Atalaya, es de época árabe, y era usada como punto de vigilancia. Solo hay que mirar desde aquí las vistas para entender el punto estratégico para la construcción de esta torre.


  Ahora nos toca bajar, aunque eso siempre es más fácil, pero tampoco hay que hacerlo con prisas porque nos podemos encontrar con nuevos rincones que nos sorprendan.



  Y es que algunos nos tienen enamorados por el colorido.


Barrio Alfarero

 Es momento de dirigirnos al Barrio Alfarero, una zona de Níjar que tenemos muchas ganas de visitar, y es que aquí podemos encontrar tiendas y talleres de artesanía donde comprar jarapas, esparto o cerámica como se hacía tradicionalmente años atrás. Cada vez son menos los artesanos que continúan con las puertas abiertas de sus talleres, ya que las nuevas tecnologías están sustituyendo a esta actividad tan artesanal, pero pudimos visitar, a pesar de ser domingo, algunos de ellos que aún persisten.


Alfarería Ángel y Yoli

 Si os gusta la alfarería y cerámica os va a encantar este taller, porque aquí vais a encontrar casi de todo lo que os podáis imaginar.
  Antiguamente estos talleres surgen por la necesidad de transportar y almacenar agua, y hoy en día, además de estos productos, también encontramos muchísimo de decoración.


 Me encantaron los botijos, los cántaros, maceteros....alguna que otra compra seguro que cae.


Tienda Los Milagros

 En la puerta de esta tienda ya te avisa de que en su interior vas a disfrutar de cosas bonitas


  Aquí vas a disfrutar, además de objetos de artesanía, de la amabilidad de sus dueños, y es que nada más entrar ya se nota el cariño que le tienen a su tienda. Hay muchas cosas que nos llaman la atención, pero destacan sobre todo las jarapas que vemos por toda la tienda, de muchos colores y estilos.


  Y en un lado hay un antiguo telar que mi hija no para de mirar y la encargada de la tienda, muy amablemente, se ofrece a explicar su funcionamiento. Por lo que nos cuenta da clases de tejer en una escuela. Es una pasada ver este tipo de máquinas antiguas en movimiento.


Taller de Sophie

  Este taller no está precisamente en el barrio de los alfareros, sino más cercano a la iglesia. Aquí vemos una pequeña exposición de arte reciclado de lo más original.


  Existen más talleres pero al ser domingo algunos de ellos están cerrados al público.

  Con muy buen sabor de boca dejamos la localidad de Níjar, cuyas calles encaladas nos han robado el corazón. El recorrido se puede hacer perfectamente en medio día, pero lo ideal es pasar alguna noche que otra en el lugar para conocer los alrededores, y es que Cabo de Gata tiene mucho que ofrecer.

No hay comentarios:

Publicar un comentario