Visita al Museo de Miel y Abejas Rancho Cortesano en Jerez

Visita al Museo de Miel y Abejas Rancho Cortesano en Jerez



 Jerez de la Frontera es una ciudad gaditana muy conocida mundialmente por el vino, donde podemos visitar varias bodegas para probar sus caldos, por los caballos, encontrándose aquí la Real Escuela Ecuestre de Jerez, y por el flamenco, del que podemos disfrutar en alguno de sus espectáculos. Pero Jerez también es un sitio ideal para familias, donde los peques pueden disfrutar con una gran variedad de actividades. Tan solo hay que pasarse por la Oficina de Turismo donde nos darán varias opciones para los más pequeños de la casa.

  Entre las actividades que a nosotros nos propusieron en la oficina de turismo, elegimos la visita al Museo de Miel y Abejas en el Rancho Cortesano. Un lugar en plena naturaleza donde los niños va a aprender mucho sobre el mundo de las abejas.
 Las visitas son guiadas y se realizan con reserva previa. Podéis informaros de los diferentes talleres disponibles y reservar en el teléfono 635 514 786

  Nuestra visita al Museo de Miel Rancho Cortesano comenzaba a las 12 a.m pero nos fuímos un poco antes para ver las instalaciones.

  El recinto tiene un restaurante donde puedes desayunar o tomar un brunch a base de productos naturales que cogen de la propia huerta. Nos arrepentimos un poco de estar ya desayunados porque la verdad, es que la comida tenía muy buena pinta. Tostadas de pan con polen de abejas, miel, mermeladas caseras...


 También hay aquí lugar para otros animales que no son las abejas. Vemos una zona con gallinas, pavos reales andando a sus anchas por la zona, también hay cabras y hasta unos burritos, de donde a los peques va a ser complicado separarlos.



 A las 12 en punto viene la persona encargada de nuestro grupo y que va a explicarnos muchas cosas sobre las abejas y de como funciona el Rancho Cortesano. Entre otras cosas, aprenderemos a diferenciar la abeja reina de las obreras y de las abejas zángano, como hacen estos pequeños animalitos para producir la miel y hacer la cera que usamos para las velas, e incluso, qué hacen con los intrusos que entran a sus colmenas.


 Toda esta información la cuentan de una forma muy amena y divertida que hace que los niños estén continuamente pendientes a todas las explicaciones.

  ¿Habíais pensado que sin las abejas no existiría el mundo tal y como lo conocemos? Y es que de su labor polinizadora, dependen 250.000 especias de plantas, de las cuales la mayoría son importantísimas para la agricultura mundial.

  Y después de aprender muchas cosas sobre las abejas, nos vamos a adentrar un poco en el bosque para ver las colmenas. Según nos comenta la guía, en este momento a los niños se les pone el traje de apicultor para que las vean de cerca, y ellos se sientan verdaderos apicultores por un día, pero por culpa de la pandemia por el COVID-19, esto no está permitido, por lo tanto nos conformamos con verlo a una cierta distancia.



 También pasaremos por el huerto totalmente orgánico donde cultivan las verduras que usan posteriormente en el restaurante y venden a la entrada del Rancho Cortesano. Incluso también ofrecen talleres relacionados con el huerto, donde los peques recogen hortalizas....


 Ahora llega otro momento que les gusta mucho a los niños, el taller en el que van a realizar una vela con paneles de cera de abeja y arcilla que podrán llevarse a casa.


 Después pasamos al interior de la tienda donde tienen una pequeña exposición de útiles de apicultura y de colmenas de diferentes materiales que se han usado a lo largo de los años donde vemos la evolución de este oficio.


 Hasta veremos el traje completo que usa el apicultor para trabajar con las colmenas. Traje que se pone nuestra guía para entrar en una especie de habitación acristalada donde hay varias colmenas para mostrarnos el trabajo de las abejas más de cerca.


 Aquí ya termina la visita al Rancho Cortesano donde hemos aprendido mucho sobre en mundo de las abejas. Pero os vayáis a creer que nos vamos sin probar la miel, y es que al finalizar la actividad nos obsequian con una muestra de la miel que aquí se produce.

  Pero antes de irnos vamos a acercarnos a la zona de la tienda para ver la variedad de miel que hay y comprar alguna que otra cosilla. Encontramos miel de Romero, eucalipto, madroño, castaño...polen de abejas, chocolate con miel....bueno, todo lo que os podáis imaginar relacionado con nuestras amigas las abejas.



  Si estáis por Jerez es una actividad que os recomendamos si queréis que vuestros hijos se diviertan a la vez que aprenden. Nuestra peque quedo encantada e incluso está deseando repetir. Una visita de lo más dulce.


Artículos que te pueden interesar


No hay comentarios:

Publicar un comentario