Garganta de Aare, Suiza

Garganta de Aare, Suiza

  En nuestro viaje por la zona central de Suiza, y después de haber hecho excursiones tan impresionantes como la subida al monte Pilaus y al Schilthorn, nos decidimos por hacer el recorrido por la Garganta del río Aare, también llamada Aareschlucht en alemán.

  Teniendo nuestra base en la zona de Interlaken, la Garganta de Aare se encuentra a tan solo unos 35 kilómetros desde nuestro alojamiento, ocupándonos un par de horas la visita.

  Para acceder nos encontramos dos entradas, una antes de llegar a Innrtkirchen y la otra saliendo ya de Meriringen. Podéis entrar por la que os pille más cercana y luego salir por la otra, o bien hacer el recorrido a la inversa nuevamente por dentro de la garganta. Si optáis por entrar por una entrada y salir por la otra, hay minibuses que os acercaran a la otra entrada. Nosotros accedimos por Meiringen, donde hay un gran parking y un restaurante, y volvimos sobre nuestros pasos, nos gustó tanto que quisimos verla desde las dos perspectivas.


GARGANTA DE AARE

 La Garganta de Aare se trata de un recorrido de 1.4 kilómetros aproximadamente, mediante pasarelas de madera que van sobre el río Aare, discurriendo por la preciosa garganta que ha formado el río, creando túneles, y encontrándonos con una profundidad de unos 200 metros.
  El recorrido no tiene dificultad ninguna, es apto para los niños. Mi peque de cuatro años lo hizo sin problemas. Lo que sí es verdad, que hay zonas donde la garganta se estrecha y se hace oscura, pero no os preocupéis que hay espacio suficiente para pasar sin dificultad, ¡al menos dos metros¡, y para los niños es toda una aventura.

GARGANTA AARE

 El recorrido, en el que nosotros invertimos casi una hora entre fotos y la peque, es bellísimo, y eso que nos pilló un día lluvioso. La garganta toma unas formas creando unas imágenes preciosas, y eso acompañado con el río de un color verde….es todo un espectáculo.

  El precio de la entrada ronda los 10 CHF, y los niños menores de 6 años no pagan.

  Si os sobra tiempo, por la zona también podéis ampliar la visita e ir a ver las cataratas Reichenbach, que se encuentran tan solo a 4 kilómetros de distancia de la Garganta de Aare, dirección Meiringen.
  Estas cascadas son famosas por ser aquí donde Sherlock Holmes murió a manos del profesor Moriaty, según la obra literaria.
  Nosotros no las llegamos a visitar porque, como os dijimos anteriormente, el día estaba lluvioso e iba a peor. Nos queda pendiente para la próxima visita.

  Si queréis hacer la visita a la Garganta de Aare y a las cascadas, existe la opción de una entrada combinada para las dos atracciones. Os pueden informar en la taquilla de cualquiera de las dos atracciones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario