Visita a Varazdin, la Antigua Capital de Croacia

Visita a Varazdin, la Antigua Capital de Croacia



 Varazdin se trata de una pequeña ciudad situada al norte de Croacia, muy cerca de Austria, por lo que se ha visto influenciada por el país vecino en la construcción de sus palacios de estilo barroco y un casco histórico de lo más romántico, siendo conocida por los Croatas como la "Pequeña Viena".

  Varazdin ocupa un lugar especial en Croacia ya que fue la capital del país desde 1767 hasta el año 1776. Debido a que la ciudad sufrió un gran incendio que la dejó gravemente dañada, la capital se trasladó a Zagreb.

  La visita a Varazdin fue nuestra primera toma de contacto con Croacia. Llegamos puntual a las 9:30h al aeropuerto de Zagreb, y tras recoger nuestras maletas y el coche de alquiler que nos acompañaría en estos ocho días por el país croata, pusimos rumbo a la antigua capital de Croacia, situada a 85 kilómetros al norte de Zagreb.

  El centro histórico de Varazdin es de pequeñas dimensiones pudiéndose recorrer tranquilamente a pie, siendo en su mayor parte peatonal.
  Aparcamos cerca de un hospital, a pocos metros del casco antiguo y de forma gratuita. Desde aquí nos dirigimos a la oficina de turismo situada en la casa natal de Iván Padovac, guitarrista y compositor de fama europea, constructor de la guitarra de dos mástiles con diez cuerdas, (calle Ivana Padovca 3) donde nos dieron un mapa turístico y un folleto con información de las distintas atracciones turísticas en español.


 A partir de aquí, comenzamos nuestro recorrido por Varazdin, la antigua capital de Croacia


Palacio Sermage

 Desde la puerta de la oficina de turismo vemos la animada Plaza Miljenka Stančića repleta de terrazas con locales disfrutando de la hora del aperitivo y del día tan espléndido que hacía. En uno de los laterales de esta plaza se encuentra el Palacio Sermage, uno de los palacios que más nos llamaron la atención por su original fachada en tonos marrones y de estilo rococó. Este palacio que data del siglo XVII, hoy día alberga la Galería de los Maestros Antiguos.




Castillo de Varazdin (Stari Grand)

 Desde la plaza donde se ubica el palacio Sermage ya vemos al fondo el castillo y sus jardines, y es allí donde se dirigen nuestros pasos.
  Atravesamos un puente levadizo que pertenece a una antigua torre construida en la segunda mitad del siglo XVI, que es la entrada a la fortaleza feudal de Varazdin, y que nos da acceso a los bonitos jardines del castillo, que al ser primavera están en su pleno apogeo.


 El castillo de Varazdin es una fortaleza de estilo gótico-renacentista que se ha convertido en el monumento más importante de la cuidad.



 Este castillo alberga en su interior el museo histórico de la ciudad donde podemos entender mejor como fue la vida en Varazdin a lo largo de su historia. No teníamos muchas referencias sobre la visita en sí, así que, si era el monumento más importante de la ciudad, habría que visitar también su interior.

  El interior del castillo no es tan suntuoso como otros castillos europeos que hemos visitado, incluso diríamos que tiene una decoración muy sencilla.
 Paseamos por salas donde se exponen utensilios de vidrio y cerámicas, trajes de época que se usaba en Varazdin años atrás, una sala de armas y varias habitaciones.




 Sinceramente se nos hizo la visita un poco larga por el hecho de que todos los paneles explicativos estaban solo en croata, habría sido más ameno si hubiéramos entendido lo que veíamos. Lo que también nos extrañó es que no nos cruzamos con ningún otro visitante en todo el recorrido, y es que en toda la ciudad estamos viendo poco turismo.

Horario
Martes a Viernes 9:00 - 17:00
Sábado y Domingos 9:00 - 13:00
Cerrado Lunes y Festivos


Precio
Adultos 25 Kunas
Niños 15 kunas
Jubilados
Estudiantes
Entrada familiar
(máximo 2 adultos y niños hasta 6 miembros)
65 kunas


  Si vuestra visita a Varazdin es en los meses de mayo a octubre y coincide con sábado, podéis asistir al cambio de guardia que se produce de 11-12 horas. Desde 2017 la Guardia recibe la categoría de bien cultural inmaterial de Croacia.


Museo de los Ángeles


 Después de la visita al castillo, paseando por calle Silvija S.Kranjčevića llegamos a un curioso museo, el llamado Museo de los Ángeles. Y es que Varazdin es famosa por poseer una gran cantidad de ángeles escondidos en iglesias, casas, incluso fachadas que vas encontrando a tu paso. Aquí podemos ver una representación de estos ángeles, pero que nos conformamos con observar su fachada y el patio interior ya que se nos estaba haciendo tarde para comer y no queríamos encontrarnos las cocinas de los restaurantes cerradas.


Donde comer
 A pocos pasos del Museo de los Ángeles nos encontramos con el restaurante Verglec, y como ya teníamos bastante hambre nos decidimos a entrar y la verdad es que fue todo un acierto. Es de estos lugares que te encuentras por casualidad y termina siendo todo un descubrimiento. Tiene platos de cocina local así como especialidad en asador, y lo mejor es que a un precio más que razonable. Pedimos dos pizzas que fueron enormes, un churrasco de pollo, una hamburguesa Gourmet y las bebida todo por 28€ al cambio.


Calle Uska Ulica (Calle Estrecha)


 Esta calle se encuentra muy cerca del restaurante en el que hemos comido y la señalamos en el mapa por venir recomendada en el folleto que nos dieron en la oficina de turismo como una calle especial. La verdad es que cuando llegamos a la calle nos decepcionó bastante. En el folleto aparece como una calle animada y adornada con flores y nos encontramos una calle muy desolada y con aspecto de abandono. No sabemos si en otra época del año lucirá mejor como en las fotos.


Plaza Mayor


 Al salir de la Calle Estrecha y girando a mano derecha llegamos hasta la Plaza Kralja Tomislava, también conocida como Plaza del Rey, o lo que es lo mismo, la Plaza Mayor de la ciudad. Aquí es donde se encuentra el Ayuntamiento de Varazdin, que se caracteriza por ser uno de los Ayuntamientos más antiguos de toda Europa.

  Esta plaza también se encuentra de lo más animada, y es que algo que nos está dejando impresionados de esta ciudad es la cantidad de terrazas al aire libre que posee, y todas se encuentran llenas de personas disfrutando del día soleado que hace. Nosotros hacemos lo propio y nos compramos un helado, que según hemos leído en Croacia están bastante buenos, lo cual corroboramos, y disfrutamos de las vistas y del ir y venir de los croatas.


Catedral


 Llamada Catedral de la Asunción de la Virgen María es una iglesia católica de estilo barroco construida entre 1642 y 1646 por orden de los jesuitas. Pasó a ser catedral en 1997 cuando el Papa Juan Pablo II creó la nueva diócesis de Varazdin. Se trata de una iglesia, no de muy grandes dimensiones y de fachada sencilla donde llama la atención su tono rosa. El interior no lo pudimos visitar por encontrarse cerrada en ese momento.

  Seguimos nuestra visita a Varazdin pasando por la puerta de la iglesia de San Nicolás y llegando hasta el Teatro Nacional de la ciudad, construido en 1873 según proyecto de Hermann Helmer, famoso arquitecto vienés. En la fachada podemos ver la influencia austriaca en todos sus detalles.


 Otros tres puntos a visitar en nuestro itinerario se encuentran a pocos pasos uno del otro, en la Plaza de los Franciscanos (Franjevački Trg) y estos son;


Palacio Herzer


 Se trata de uno de los palacios más bonitos de Varazdin, construido en 1795 y que hoy día alberga una exposición permanente del Departamento Entomológico del mundo de los bichos.


Palacio Patacic

 Palacio que data del 1764 que tiene una de las fachadas barrocas más bellas de toda la ciudad, otorgándole una gran elegancia.


Iglesia de San Juan Bautista


 Esta iglesia del 1650 también se encontraba cerrada, pero desde los cristales de la puerta pudimos ver la suntuosa decoración interior.
  Frente a la iglesia nos encontramos una estatua de Gregorio de Nin, el que fue obispo de Split en el siglo X, siendo una réplica de la estatua de este obispo que se encuentra en la ciudad de Split. Según cuenta la leyenda, hay que tocar el dedo gordo del pie para que nos de suerte. No nos ha quedado claro de si la suerte la da la estatua del obispo de Varazdin o la que se encuentra en Split, así que por si las moscas, nosotros tocamos el dedo del pie para llevarnos nuestra ración de suerte.


 Ya de vuelta hacia nuestro coche pasamos por la Iglesia Ursulina situada en la calle Uršulinska y que también se encuentra cerrada. Justo enfrente hay una encantadora plaza que es la llamada plaza de los Oficios Tradicionales. En ella podemos encontrar varios puestos de productos artesanales como jabones, saquitos de lavanda, sombreros....ideal para llevarnos un recuerdo de la ciudad de Varazdin.


 Varazdin también es famosa por contar con uno de los cementerios más bonitos de Europa, un cementerio con un gran valor arquitectónico y uno de los espacios verdes más relajantes de la ciudad.

  Aquí dimos por terminada nuestra visita a esta ciudad, la antigua capital de Croacia, la cual nos ha dejado sentimientos encontrados. Se trata de una ciudad con un casco histórico donde se mezclan los bellos palacios y edificios señoriales de épocas pasadas, con calles que aún precisan de restauración. Pero aún así, es una ciudad llena de vida que mantiene la esencia de épocas pasadas.

  Llega la hora de coger el coche para ir a nuestra segunda visita del día, el pueblo de Rastoke cerca de los Lagos Plitvice, pero eso será en el capítulo siguiente.




Siguiente Día


No hay comentarios:

Publicar un comentario