Visita a Calico, el Pueblo Fantasma

Visita a Calico, el Pueblo Fantasma


 Calico se trata de una pequeña población típica del Oeste, situada en pleno desierto de Mojave, cerca de la población de Barstow, ideal para visitar en tu ruta de Los Ángeles a las Vegas, o de Los Ángeles hacia el Cañón del Colorado. En su época dorada se dedicaba a la explotación de las minas, cuando los materiales se acabaron, Calico fue abandonado por sus habitantes quedando lo que hoy se conoce como el “Pueblo Fantasma”.


 Pero que no os asuste el nombre porque Calico ha sido mantenida y enfocada para el turismo, por lo que encontraréis bastantes turistas en la zona, además de tiendas y restaurantes.
  Una vez que compramos las entradas, lo primero que nos encontramos es una garita con un guarda vestido de cawboy y una gran explanada de aparcamientos donde dejamos el vehículo y disfrutamos del pueblo a pie.
  Calico se trata de una larga calle donde podemos ver los edificios de la época, algunos de ellos hoy día albergan en su interior tiendas de souvenirs, puestos de comida o restaurantes.



  Cerca de la entrada nos encontramos un antiguo carro de bomberos que nos impresionó bastante. Además en el paseo vas encontrándote carretas, maquinarias de la época, carros de la mina e incluso un coche fúnebre….parece que estás en medio de una película del Oeste.
  Nuestro consejo es que, según vayáis subiendo la calle, os metáis en las edificaciones que vayáis viendo ya que, aparte de las tiendas, también encontraréis algunas exposiciones con utensilios que nos hacen una idea de cómo era la vida en Calico.


 Las construcciones que más nos llamaron la atención fueron la oficina del cherif, donde nos encontramos incluso una celda donde encarcelar a los más malvados de la ciudad.


 Y al final del pueblo, en lo más alto, donde pudimos ver una escuela totalmente amueblada. Esta fachada me fascinó.


 Si os pica el hambre no os preocupéis, que como os dije anteriormente hay varios lugares donde comer. Nosotros lo hicimos en el siguiente restaurante de la fotografía donde había menús de comida rápida por unos 12$ con una bebida. Os sentiréis auténticos vaqueros, el lugar con mesas de madera, manteles de cuadritos blancos y rojos, todo acompañado de una súper bebida de 800ml y un cubo de cacahuetes que te ponían de aperitivo.


 Nosotros visitamos Calico en Marzo y pudimos ver que pegaba bastante el sol, así que si vais en los meses de verano sería recomendable llevar agua, una gorra y protección solar.
  Además de la visita a pie, también existe la opción de dar un paseo en un trenecito que te lleva a la entrada de la mina, el cual se paga aparte de la entrada. Como el sol apretaba y vimos que el paseo era bastante corto nosotros no lo hicimos.
  La visita a Calico, a pesar de ser un lugar turístico que ha podido perder la esencia de verdadero pueblo abandonado, nosotros lo disfrutamos mucho, nos pasamos el rato jugando a los vaqueros, encarcelando a los malos y sintiéndonos en el verdadero Oeste que tanto hemos visto en las películas.

  El precio de la entrada es de 8$ adultos, 5$ niños de 4-11 años y menores de 3 años gratis.




Artículos que te pueden interesar


No hay comentarios:

Publicar un comentario