Viajar en el Santa Claus Express

Viajar en el Santa Claus Express



 El Santa Claus Express es un tren nocturno que une la ciudad de Helsinki con el norte de Finlandia, nada más y nada menos con la residencia oficial de Papa Noel en Laponia, es decir, la ciudad de Rovaniemi.

  El Santa Claus Express llega un poco más al norte, hasta la ciudad de Kemijärvi, pero va a ser para nosotros, y para todos los que vienen con la ilusión de conocer a Papá Noel, Rovaniemi la ciudad que nos va a dar la puerta de entrada a Laponia Finlandesa.

  El trayecto dura unas 10 horas que se realiza durante la noche y pudiendo optar por varias opciones y precios, desde viajar en un asiento normal de tren, a un compartimento con literas, y hasta un compartimento con literas y baño propio. Además en cada vagón existen duchas y aseos comunes.

  Lo que sí aconsejamos es comprar los billetes con bastante antelación porque los compartimentos más económicos son los primeros en agotarse.


¿Por qué tomar el Santa Claus Express?

 Para responder a esta pregunta se nos ocurren dos razones;
  En primer lugar, si queremos abaratar gastos en el viaje a Laponia, el usar este tren como medio de transporte puede ahorrarnos un poco de dinero, sobre todo si viajamos con niños. En el Santa Claus Express los niños menores de 10 años viajan gratis usando las literas existentes.


 En segundo lugar, el viaje en tren es en sí toda una experiencia. Disfrutar de los paisajes finlandeses por el camino, despertar en el Círculo Polar Ártico a la mañana siguiente, y tomar el desayuno mirando por la ventanilla la postal que forman los parajes del exterior es algo que a nosotros nos ha encantado.



Dónde y cómo comprar el billete

 El billete del Santa Claus Express se puede comprar directamente en su página web www.vr.fi, o bien en las máquinas que nos encontramos en la estación de tren del mismo aeropuerto de Helsinki, justo en el andén. Esta última opción no la recomendamos porque, como os dijimos anteriormente, las mejores opciones dentro del tren se agotan pronto, sobre todo en temporada alta.


  Para tomar el Santa Claus Express, en caso de que lleguemos en avión, tendremos que desplazarnos desde el aeropuerto hasta la estación central de Helsinki, siendo la forma más cómoda realizarlo también en tren. También podemos parar en la estación de Tikkurila, a unos 15 kilómetros de Helsinki, donde paran la mayoría de los trenes que van al norte, y así evitamos meternos en la estación central, que puede resultarnos menos manejable.

  Si viajáis con niños tenéis dos opciones a la hora de comprar el billete;

  1. No incluir en el momento de hacer la reserva a los menores de 10 años ya que estos viajan gratis. Pero hay que tener en cuenta que estos menores compartirán cama con un adulto.

  Una vez que hagamos la reserva contando solo los adultos, para los niños con edades comprendidas de 5 a 10 años, hay que llamar a un número de teléfono que se especifica en la web donde nos pedirán el número de reserva y un correo electrónico para enviarnos sus billetes gratuitos.
  Para los menores de 4 años no es necesario llamar ya que pueden viajar sin billete.



  2. Si no queremos que los niños compartan cama con un adulto sino que tengan la suya propia, entonces debemos incluirlos a la hora de hacer la reserva, y en ese caso sí que tendremos que pagar por ellos. En caso de familias que necesiten dos compartimentos, en el sistema podemos elegir aquellos que estén contiguos y comunicados por una puerta, la cual abrirá el revisor creando un solo espacio.


Nuestra experiencia en el Santa Claus Express

 Nosotros compramos los billetes directamente en la página web aproximadamente un mes antes de nuestro viaje. Viajábamos en Febrero y ya quedaban pocos compartimentos para escoger.

  Al llegar al aeropuerto de Helsinki seguimos las indicaciones hacia el tren que está muy bien señalizado y no tiene pérdida. En el andén se encuentran las máquinas para comprar los billetes. Unas de color verde, de vr y donde se compran los tickets del Santa Claus Expeess, y otras azules donde comprar los billetes de corto recorrido, en nuestro caso desde el aeropuerto a la estación central de Helsinki o Tikkurila.

  Nosotros optamos por llegar a Tikkurila y en unos 10 minutos estábamos en la estación. Se trata de una estación pequeñita con algún bar, heladería, supermercado y algunas tiendas.

  A la hora indicada estábamos ya dentro del Santa Claus Express.
  Los compartimentos son bastante justos, tanto que si quieres estar dentro, las maletas tendrán que estar cerradas y debajo de la cama o no cabes. Las camas tienen almohada y un cobertor, además te proporcionan una botella de agua, tienes wifi gratuito y servicio de despertador.



 Como nosotros viajamos con una niña de 9 años de forma gratuita, para dormir lo que hicimos fue echar un colchón de una de las literas al suelo (cada litera tiene dos colchones), y así pasamos la noche.

  A la mañana siguiente nos despertamos viendo por la ventanilla un paisaje totalmente diferente. Bosques nevados, casas de madera con sus chimeneas echando humo, y todo esto tomándote un chocolate caliente en la cafetería del tren. Cuando nos quisimos dar cuenta ya estábamos en Rovaniemi, ahora sí que habíamos llegado a la ciudad de Papa Noel, ahora solo queda buscarlo para pedirle todos nuestros deseos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario