Recorrido por Oporto

Recorrido por Oporto


 Hoy salimos de turismo a la misma hora que el día anterior. A las 09:00 en punto estamos desayunando, esta vez en una cafetería que hay justo al lado de nuestro apartamento y de la tienda Casa Oriental, en Confitería Muralha.


  Ya estamos a día 31 de Diciembre, último día del año y se va notando en el ambiente. Los escaparates de las panaderías están a rebosar de pasteles, flanes y el llamado "bolo de reis", un rosco muy parecido a nuestro roscón de reyes.
  Tras tomar para desayunar unas buenas "torradas" que tanto nos están gustando, empezamos nuestro recorrido por Oporto.




Capela de las Almas


 La Capela de las Almas o en español Capilla de las Almas, o también conocida como Capilla de Santa Catalina, era una de las iglesias que más ganas teníamos de conocer en nuestra visita a Oporto. Muchas eran las fotos que habíamos visto de la capilla, y queríamos ver por nosotros mismos uno de los símbolos de Oporto.
  Nosotros llegamos a pie en unos 10-15 minutos, aunque también existe la posibilidad de llegar en metro ya que la parada Bolhão se encuentra justo al lado de la iglesia.

  De la Capilla de las Almas, lo que más nos llama la atención no es su interior, sino su fachada exterior adornada con más de 15.000 azulejos blancos y azules donde veremos representaciones religiosas de la vida y obra de Santa Catalina y Francisco de Asís.
  Hoy día, la fachada de la Capela de las Almas se encuentra totalmente restaurada, ya que muchos de sus azulejos se veían partidos y desprendidos por el paso de los años. Ahora luce majestuosa como originalmente.

  A pocos pasos de la Capilla se encuentra el Mercado do Bolhão, el mercado más emblemático y auténtico de Oporto, pero en nuestra visita estaba cerrado por reformas, así que continuamos nuestro recorrido.


Perola do Bolhão


  A Perola do Bolhão se trata de una tienda situada en Rua Formosa que se dedica a la venta de productos portugueses. Pero lo que más llama la atención, además de la variedad de estos productos, es su original fachada de estilo Art Noveau.
  A Perola do Bolhão data del 1917, pero en ese momento abrió como una tienda de cerámicas, de ahí los azulejos, inspirados en la ruta de las especias que adornan su fachada. Después de la Segunda Guerra Mundial cambió para especializarse en la venta de comestibles. Hoy día podemos encontrar quesos, vinos de Oporto, frutos secos y muchos productos Gourmet.

  Ahora nuestro recorrido continúa por Rua de Santa Catarina, una de las calles comerciales más importantes de Oporto y además, al ser peatonal, nos encontramos un gran ambiente en sus muchísimas tiendas y cafeterías.


Café Majestic


 Esta cafetería nos la encontramos en plena Rua de Santa Catarina, y nos llamó la atención por la cantidad de personas que se encontraban haciendo cola en su puerta para poder acceder a su interior para tomarse algo.
  Café Majestic se trata de la cafetería más emblemática de Oporto donde, desde 1921, se daban cita personajes ilustres de la época. Además, según leímos, se encuentra en la lista de cafés más bonitos del mundo.
  Nosotros nos conformamos con admirar su majestuosa fachada, y de entrever a través de los ventanales los preciosos salones con sus camareros elegantemente uniformados. No es que no tuviéramos interés en ver su interior, pero no queríamos perder tanto tiempo en cola cuando aún nos quedaban tantas cosas por ver.


Iglesia de San Ildefonso


 Después de desorientarnos un poco con las calles llegamos a la Iglesia de San Ildenfonso. Está muy cerca del Café Majestic, y de la Plaza da Batalha, pero no sé qué nos pasó que nos equivocamos de calle y andamos más de la cuenta.
  Se trata de una iglesia de doble campanario, con los típicos azulejos blancos y azules que visten las iglesias de Oporto, resultando de lo más coqueta. En estos azulejos, realizados por el mismo artista que creó los de la Estación de San Bento, está representada la vida de San Ildenfonso.
  Nosotros la encontramos cerrada por lo que nos conformamos con ver su exterior.


Tranvía o "eléctrico"


 En pocos pasos nos encontramos en la Plaça Batalha donde el tranvía tiene una de las paradas, y es que desde que llegamos a Oporto, mi niña no paraba de decir que quería montarse en uno de estos tranvías tan típicos de la ciudad. ¡Y allí estaba el tranvía! ¡Era nuestra oportunidad para montarnos y dar un paseo por la ciudad, y además, porqué no, aprovechar para descansar un poco!. Eso si encuentras sitio porque suele ir bastante lleno.
  El tranvía que para en Plaça Batahla es el número 22, el llamado Carmo, cuyo recorrido es circular por la zona más turística de Oporto. Nuestra intención era dar una vuelta completa, que dura aproximadamente 30 minutos, y bajarnos en la parada Guindais, la más cercana a la Sé Catedral que era el próximo punto en nuestro recorrido.
  El precio del viaje en tranvía es de 3€ un viaje.


Sé Catedral de Oporto


 Al acercarnos a la plaza de la Catedral se nota que estamos llegando al monumento religioso más importante de Oporto, declarado Monumento Nacional. En el centro de la plaza vemos una columna para colgar a todos los que cometían algún delito y así hacer justicia, aunque leímos que no ha llegado a ser usada nunca. Desde el fondo de la misma plaza se tienen unas maravillosas vistas de gran parte de la ciudad y del Duero.

  El interior de la catedral es muy sencillo, sin grandes decoraciones, flanqueada por unas grandes columnas dándole apariencia de ser más estrecha. Pero la joya de esta catedral se encuentra en su claustro, de estilo gótico y adornado por grandes mosaicos de azulejos blancos y azules.





 Después de recorrer su patio accedemos por unas escaleras que nos llevan a los pisos superiores. En el primer piso se encuentra expuesto el tesoro de la catedral, donde vemos objetos usados en la liturgia, y en el piso superior nos encontramos una gran terraza desde donde se ve el claustro desde arriba, nos da una bonita perspectiva





Horario Precios
Horario Iglesia Lunes a Sabados 09:00 a 12:30 y de 14:30 a 19:00 Entrada gratuita
Horario Claustro Lunes a Sabados 09:00 a 12:15 y de 14:30 a 18:30 3 Euros
Domingos cerrado


Ya hemos cumplido gran parte de nuestro recorrido de hoy por Oporto, pero como se está acercando la hora del almuerzo, decidimos buscar un lugar para comer. Como hacía un día tan espléndido de sol, ¿qué tal si nos vamos a la Ribeira a disfrutar de su ambiente?. Pues cuando nos quisimos dar cuenta ya estábamos bajando y bajando escaleras y en un pis pás estábamos en la parte más baja de Oporto junto al Duero.

  El lugar que llevaba apuntado era el "Chez Lapin", el primero que te encuentras bajando de la catedral, muy cerca del puente Don Luis I y en plena Ribeira. El restaurante es muy pintoresco y ofrece comida portuguesa a precios razonables para estar en un lugar tan turístico. Aquí probamos el pulpo y bacalao, una de las especialidades de este restaurante.





 Después del almuerzo y un paseo por la Ribiera, y es que se puede decir que se ha convertido en nuestro lugar favorito de Oporto, seguimos nuestro recorrido por Oporto.


Palacio de la Bolsa


 La visita al Palacio de la Bolsa se realiza en turnos de forma guiada, en varios idiomas y con franjas horarias diferentes mostrados en un monitor. Estos grupos son reducidos, al comprar los tickets eliges el idioma en que quieres la visita, y ellos te mostrarán los turnos libres para ello. Cuando llegamos eran las 15:20h y el único pase en español que quedaba libre era a las 16:40h, así que dimos un paseo por los alrededores para hacer tiempo hasta que llegó la hora.

  El Palacio de la Bolsa es el edificio más importante de Oporto y podemos decir que de visita imprescindible si estás por la ciudad. Se encuentra asentado sobre un antiguo convento franciscano que sufrió un incendio, tardándose casi 50 años en su construcción, cosa que no nos asombra al ver su interior. El recorrido comienza en el llamado Patio de las Naciones, aquí nos llama la atención los escudos pintados en el techo de los diferentes países que han tenido relación comercial con Portugal.


  Tras subir por unas elegantes escaleras llegamos al primer piso, aquí los techos los vemos adornados con 4 pinturas que representan la industria, cultura, agricultura y nación. En esta zona se invirtió 40 años debido a que toda la ornamentación está hecha directamente sobre el granito.

  A partir de aquí pasamos a las diferentes estancias entre las que destacan;


Sala del Tribunal


 La sala se encuentra decorada con los muebles originales del siglo XIX. Aquí se juzgaban los conflictos que se presentaban en las actividades del comercio. Hoy día este espacio es usado para las visitas turísticas y otros acontecimientos como encuentros de vinos de Oporto.

Sala de la Asamblea General

 Esta es la sala es donde se reúnen los miembros de la cámara.
  se encuentra decorada aparentemente toda en madera, digo aparentemente porque, según nos explicó el guía, solo es madera la mitad de lo que nuestros ojos ven, el resto es imitación de madera, hecho en la misma escayola.

Sala Dorada

 Se llama así por el dorado de su techo hecho a base de pan de oro, siendo la sala de la Asociación Comercial. También llama la atención el suelo, realizado en madera en una sola pieza.

Sala Árabe



 Esta sala es la más llamativa y lujosa de todo el Palacio de la Bolsa, decorada en un estilo del siglo XIX que solo es usado para este salón, el estilo Neo-Árabe-Portugués, mezcla de las artes típicas portuguesas con elementos típicos de las artes del Islam.
  La Sala Árabe deja impresionado a todo el que la visita, y precisamente esa es su función principal, dejar impresionado a todo el que venga a hacer negocios, influenciando así de forma positiva las relaciones comerciales. También será aquí donde se dan lugar los encuentros diplomáticos, y es que no hay otra sala con mayor prestigio en todo Oporto que la Sala Árabe.

  Después de la visita al Palacio de la Bolsa nos queda ir subiendo cuestas y escalones para llegar a nuestro apartamento. En nuestro recorrido de hoy también teníamos programado visitar los jardines del Palacio de Cristal, pero queremos descansar un poco para coger fuerzas para vivir la última noche del año en Oporto....así que lo dejaremos para otra ocasión. Siempre hay que dejar una excusa para volver...Pero antes una última parada....

Miradouro da Vitoria

 Camino al apartamento subimos por varios tramos de escaleras hasta llegar a la Rua de São Bento da Vitoria donde se encuentra el Miradouro da Vitoria.
  Se trata de una gran terraza, que nos pareció un poco descuidada, y con una cancela que supongo que cerraran por la noche.
  Desde aquí tenemos una preciosa panorámica de Oporto, una imagen que parece de postal. Podemos ver a lo lejos la catedral, el puente Don Luis I e incluso el río.
  Ahí nos quedamos pasmados un rato hasta que el sol bajó y comenzaron a encenderse las luces de Oporto.



 Ahora toca descansar un poco, nos queda una noche muy muy larga. La última noche del año.




Siguiente día


No hay comentarios:

Publicar un comentario