libreria Lello, tiendas con encanto de Oporto

Librería Lello, tiendas con encanto de Oporto



 Hoy 29 de Diciembre tendremos nuestra primera toma de contacto con Oporto, esta ciudad portuguesa de la que tanto habíamos oído hablar y que tantas ganas teníamos de conocer.
  Llegamos puntuales al aeropuerto Francisco Sa Carneiro, donde nos esperaba Nuno, nuestro anfitrión y dueño del apartamento donde nos alojaríamos estas tres noches, y es que además del alojamiento, nos ofreció el traslado hacia el centro de Oporto (toda la información en organización del viaje).

Nuestro apartamento, al que llegamos sobre las 16 horas, está situado justo al lado de la Torre de los Clérigos, en pleno centro histórico, así que tras soltar la maleta nos echamos a la calle. ¡Estamos ansiosos por ver lo que Oporto nos puede ofrecer!.
  El itinerario de hoy lo dedicaremos a la zona próxima del alojamiento, y quedó de la siguiente forma;



Torre de los Clérigos

  Se trata de una torre de estilo Barroco, de unos 80 metros de altura, que forma parte de la Iglesia de los Clérigos y que se ha convertido en todo un símbolo de Oporto. Además, posee el título de ser la construcción religiosa más alta de todo Portugal, siendo visible desde casi cualquier punto de la ciudad, encontrándose en la zona más alta de Oporto.


  Habíamos leído que desde arriba de la torre se tienen unas vistas muy bonitas de Oporto, y que para acceder hay que hacerlo por una escalera de más de doscientos escalones, pero que el esfuerzo merece la pena. Como la torre estaba tan cerca del alojamiento, decidimos dejar la subida para otro día, gran error porque luego no encontramos el momento para subir



Horario Precios
Todos los días
9:00 a 19:00
3€
menor de 10 años gratis


Librería Lello

 En pocos minutos llegamos a la famosa librería Lello, ubicada en Rua das Carmelitas. Pero...¿por qué es tan famosa esta librería?. Pues además de ser considerada una de las más bellas del mundo, se rumorea que la escritora de Harry Potter, después de pasar dos años viviendo en Oporto, se inspiró en ella para sus libros. Sea verdad o no, lo que sí es cierto es que se trata de una librería con mucho encanto.
  El problema es que, de todas las personas que visitan Oporto, nadie se quiere perder esta librería, por lo que se suelen formar largas colas. Nuestra recomendación es que la visitéis un poco antes de la hora del cierre, ya que aunque esté llena hasta más no poder, si esperáis, ya no dejan pasar a más personas y poco a poco se va quedando vacía, la veréis mejor y podréis sacar vuestras fotos. Así lo hicimos nosotros y nos dio buen resultado, no había mucha cola (unos 5 minutos) para entrar y me pude fotografiar en la famosa escalera a solas.
  Otros días que pasamos por la puerta de la librería vimos enormes colas para entrar, incluso a primera hora de la mañana.


 Las entradas se sacan en un local un poco más arriba de la librería Lello, justo en el que hace esquina que veis en la fotografía de a continuación, donde también tuvimos que hacer cola para comprarlas. También tenéis la opción de sacarlas por internet en la página web de la librería, tanto en taquilla como en la web el precio son 5€. Si compras un libro, te descuentan el dinero de la entrada.


  La fachada ya nos llama la atención, con dos figuras pintadas a cada lado representando el Arte y la Ciencia, pero es su interior el que tiene más encanto. Desde su techos labrados y su gran vidriera, hasta su gran escalera que le aporta mucha elegancia.





 Estamos rodeados de grandes estanterías de madera donde nos encontramos libros en varios idiomas, y algunas ediciones especiales como El Principito, ideal para hacer algún regalito, aunque la verdad es que no son nada baratos.


Horario Precios
Todos los días
9:30 a 19:00
5€
menor de 3 años gratis


Tienda A Vida Portuguesa

  A pocos pasos de la librería Lello, haciendo esquina entre la Rua das Carmelitas y Rua de París, nos encontramos una de las tiendas con más encanto de Oporto, la llamada A Vida Portuguesa.
  Esta tienda, aunque no es muy antigua, inaugurada en Noviembre de 2009, sí que intenta evocar a los comercios de antes con su decoración y sus productos.


 A Vida Portuguesa tiene dos plantas, siendo la superior para nosotros la que tenía más encanto. En ella encontramos una zona dedicada a los productos portugueses, tales como tarros de paté, vino de Oporto o sardinas en lata, tan típicas de esta zona de Portugal. También veremos juegos de madera, revistas antiguas y muchos objetos de estilo vintage, incluso revistas de recortes que nos recordaban tanto a nuestra niñez.
  Esta tienda nos sorprendió bastante, y al encontrarnos en plenas fiestas navideñas, estaba muy animada, y es que es el lugar ideal para buscar regalos originales y antiguos productos de la tienda portuguesa de antaño.





Horario
Lunes a Sábados 10:00 a 20:00
Domingos 11:00 a 19:00



 Tras la visita a estas dos tiendas con encanto, la Librería Lello y A Vida Portuguesa, hacemos un alto en el camino para tomar un chocolate caliente en Café D'Ouro, o también conocido como O Piolho, en la Plaza Parada Leitão. Esta cafetería presume por ser una de las más antiguas de Oporto ya que tiene más de 100 años de vida, y por ser la primera en tener electricidad en 1957.


 Lo que más nos llama la atención al entrar son las mesas corridas donde los comensales van compartiendo espacio unos con otros. A mano derecha vemos un kiosco/estanco de lo más peculiar, donde suponemos que antiguamente, antes de la ley anti-tabaco, se adquiría los cigarrillos para fumarlos mientras te tomabas tu café o una copa. También sirven comidas al medio día.

  Después de nuestro chocolate caliente, seguimos el itinerario


Iglesia do Carmo

 Se encuentra también muy cerca de la Librería Lello, en Rua do Carmo, y se trata de una de las iglesias más importantes de Oporto. La vemos adosada a otra iglesia, la de las Carmelitas, que vistas desde lejos llegan a parecer una sola.


 El frontal de ambas iglesias es de granito gris, dándole un aspecto más bien sobrio, pero lo que más destaca de su fachada es su lateral, un gran mosaico de azulejos blancos y azules, donde será difícil hacer una foto por ser lugar de paso y donde hay justo en el centro un paso de peatones. Hay que buscar el hueco y el momento justo, pero....¡lo conseguimos¡



  El interior de la iglesia es de estilo Rococó, teniendo retablos dorados sobrecargados.
:


Horario Precios
Lunes 12:00 a 18:00 Entrada gratuita
Martes a Domingo 10:00 a 18:00


Casa Oriental


 Esta tienda es una de las más antiguas y prestigiosas de Oporto. Aquí encontrábamos productos portugueses y vendían el mejor bacalao de la ciudad. Su fachada se llenaba de productos como aceites, café, frutas, y lo más llamativo, decenas de bacalaos desecados colgados para la venta.
  Con el pasar de los años, esta tienda se ha renovado convirtiéndose en un local de conservas con bastante encanto y muy curioso. Además de llamarnos la atención su preciosa fachada y la decoración de su interior, lo más curioso es que se trata de grandes estantes con latas de conservas de bacalao, sardinas, pulpo y otros productos, con fechas de nacimiento impresas para que busques la tuya, y con los acontecimientos más importantes que ocurrieron en ese año a un precio de 7€ la lata.



 Como la tienda Oriental estaba justo al lado de nuestro apartamento, subimos para coger más ropa de abrigo para ir a cenar, ya que teníamos reserva a las 21h.
  El lugar elegido para cenar fue el restaurante The Wine Box Oporto, en Rua dos Mercaderes. Un lugar de tapas donde nos atendieron de maravilla, las tapas estaban bastante buenas, sobre todo la de pulpo marinado con salsa verde, y poseen carta en español. Ideal si queréis tomar vino ya que tiene una magnífica vinacoteca.
  Precio de la cena 60€ (4 adultos y una niña)


 Después de cenar, como estábamos tan cerca del río, no podíamos irnos a dormir si dar un paseo por la Ribeira de Oporto, donde nos asomaríamos al Duero, veríamos iluminado el puente Don Luis I y los barcos o rabelos amarrados esperando al amanecer para recorrer las aguas.
  La zona de la Ribeira es una de las más animadas de Oporto, llena de restaurantes y gente paseando, ideal para acabar nuestro primer día en esta bonita ciudad. Solo teníamos un problema, estábamos en la zona más baja de Oporto, ahora tocaba subir cuestas o escaleras para llegar a nuestro apartamento, pero claro, es parte del encanto de esta ciudad. A descansar que mañana nos espera más Oporto por descubrir.




Siguiente día


No hay comentarios:

Publicar un comentario