Día 2. Visita a Alsfeld y la Fortaleza de Sababurg

Día 2. Visita a Alsfeld y la Fortaleza de Sababurg



 Hacia la hora del almuerzo llegamos a Alsfeld, ciudad de Caperucita Roja, de aire medieval, de calles empedradas y casas de entramado de madera, con un centro pequeñito y peatonal, y que según dicen, tiene uno de los ayuntamientos más bonitos de toda Alemania. ¡Tenemos ya ganas de ir a comprobarlo!.

  Aquí en Alsfeld no encontramos las indicaciones de aparcamientos para autocaravanas, y se ve más complicado eso de aparcarla en cualquier lugar. Al vernos indecisos, una pareja alemana nos indicó muy amablemente un parking a cinco minutos a pie del centro, y con grandes plazas de aparcamiento donde podíamos estacionar de forma gratuita nuestro vehículo. Se encuentra en la calle Jahnstrasse.

  Ya que estamos aparcados, aprovechamos para almorzar algo rápido para después poner rumbo al centro de Alsfeld, más concretamente, a la Plaza del Mercado (Marktplatz), donde se encuentra la oficina de turismo.

  Al entrar en la zona peatonal nos encontramos calles que parecen sacadas de un cuento. Imaginamos por aquí paseando a la mismísima Caperucita Roja, y es que por lo visto, los hermanos Grimm se inspiraron en el traje regional de esta zona para escribir el cuento de esta desobediente niña.








Plaza del Mercado

Se nota que esta plaza (Marktplatz) es el punto de encuentro de los habitantes de Alsfeld, las terrazas están llenas, niños jugando, mucho ir y venir de turistas. La pena es que hay zonas en obras y no pudimos verla en todo su apogeo, pero es una plaza muy, pero que muy bonita. En ella se encuentran edificios del siglo XVI que se construyeron durante el apogeo de la burguesía en la ciudad, dándole ese aspecto tan pintoresco de Plaza Mayor.
  Y es aquí donde se encuentra la oficina de turismo, que aunque no queráis información, merece la pena ver su fachada porque es preciosa.



Rathaus o Ayuntamiento de Alsfeld

 Se encuentra en la misma Plaza del Mercado y próximo a la oficina de turismo. La verdad es que podemos decir que tiene bien merecido el título de Ayuntamiento más bonito de Alemania, porque es una auténtica pasada.


 Aunque como estamos con el tema de los cuentos, más que un ayuntamiento nos recordaba a la casa de una bruja, con esos techos tan puntiagudos.


 Antiguamente, la planta baja del edificio funcionó como mercado cubierto, en la primera planta se encuentran las oficinas del Alcalde y los Magistrados, y la segunda planta, donde antiguamente habitaba la corte, ahora se ubica la sala de juntas.


Casas de Alsfeld

 El recorrido que nos propone la oficina de turismo consiste en pasear viendo varias de las calles del centro (Rittergrasse, Obergrasse, Mainzer Gasse...) donde iremos encontrándonos las casas más emblemáticas de la ciudad viendo de qué año data cada una y su construcción.


 Entre ellas destaca la farmacia (Apotheke), en la plaza central que data del 1561 y funciona como farmacia desde 1665, y que tiene una construcción similar al ayuntamiento. También el Salón de Fiestas (Hochzeitshaus), que fue construido entre 1564 y 1571 por Hans Meurer como salón de bailes y eventos de Alsfeld. Hoy día funciona como oficinas de administración local.


 Lo mejor es pasear y dejarse llevar por las preciosas fachadas que nos encontramos a nuestro paso que nos dejaran enamorados. Y así, paseando dimos hasta uno de los lugares más esperados por los niños....


Casa de los Cuentos de Hadas (Märchenhaus)

 Se encuentra a cinco minutos a pie de la Plaza del Mercado y esta custodiada por un sapo...¿encantado?. Por si acaso intentamos besarlo para anular el hechizo, pero allí no apareció príncipe alguno.


 La casa de los cuentos de Alsfeld, es una típica casa con entramado de madera construida en 1628, que posteriormente fue restaurada por el gobierno para acoger este particular museo.
  La persona encargada del mismo solo hablaba alemán, y nosotros de alemán nada de nada, pero aun así, intentó como pudo explicarnos cosas del museo y fue muy, pero que muy, amable con nosotros


 En su interior visitamos tres plantas, las dos primeras con recreaciones de los famosos cuentos de los hermanos Grimm que están bastante graciosas, y como estamos en la región de Caperucita, se veía que ella tenía mayor protagonismo.







 La segunda planta además posee una sala donde se relatan cuentos, y en nuestra visita estaban leyendo uno de ellos, claro que en alemán, por lo que nosotros seguimos nuestra camino sin pararnos. A la vuelta, como ya no había nadie, aprovechamos para fotografiar la sala, que se veía muy acogedora.



 Por último, en la tercera planta nos encontramos una exposición de juguetes antiguos, abundando sobre todo las casas de muñecas de varios estilos y épocas.



Horario Precio
Sábados 10:30 a 12:30
14:00 a 17:00
Adultos 3 €
Domingos 14:00 a 17:00 Menor
16 años
2 €
Durante las vacaciones abre todos los días de 15:00 a 17:00
además de su horario habitual.

  Después de visitar este pueblo tan encantador, nos dirigimos hacia Hofgeismar, donde se encuentra nuestro próximo destino dentro de la Ruta de los Cuentos, el castillo de Sababurg o también llamado el castillo de la Bella Durmiente.

  La Fortaleza de Sababurg se ubica a unos 130 km de Alsfeld, y es aquí, según los relatos de los hermanos Grimm, donde la Bella durmiente estuvo esperando el beso de su amado príncipe.

  Pero antes de llegar a la Fortaleza de Sababurg, tendremos que atravesar una zona boscosa a la que los habitantes de la región llaman "El Bosque Encantado" (Reinhardswald), donde perfectamente se pudieron perder Hansel y Gretel, o donde el Lobo acecha a Caperucita.


  Si tenéis más tiempo que nosotros y queréis disfrutar de la zona, tras atravesar el Bosque Encantado y poco antes de llegar a la Fortaleza de Sababurg, se encuentra Tierpark, un zoo al aire libre donde los niños pueden interactuar con los animales en plena naturaleza (www.tierpark-Sababurg.de).
  También está la opción de realizar diferentes rutas por El Bosque Encantado de las que nos pueden informar en el puesto de información de la entrada al parque.
  Cuando pasamos el bosque y llegamos al Tierpark, ya dejamos de ver las señales hacia la fortaleza, simplemente hay que seguir subiendo un poco más por la carretera principal que traemos y aparecerá ante nuestro ojos


Fortaleza de Sababurg


 Este castillo fue construido en 1334, siendo a principios del siglo XIX abandonado a su suerte. Ese abandono lo llevó a cubrirse de hiedra y quedar escondido en medio del bosque, tal y como lo describen los hermanos Grimm en su historia, "un castillo envuelto en hiedra y espinos impenetrable donde dormía la Bella Durmiente"...

  Después fue reformado y hoy en día es un hotel de lujo que se puede visitar. El problema es que cuando nosotros fuimos estaban realizando obras y no sabíamos si se podía visitar por dentro, pero aunque se pudiera, el horario era hasta las 19:00h, y ya era más tarde, por lo que nos conformamos con ver sus exteriores. Dicen que desde su torre se tienen unas bonitas vistas del Bosque Encantado, cosa que no pudimos comprobar.


  Justo en la puerta de la fortaleza Sababurg hay plazas de aparcamiento donde dejamos la autocaravana.

  El día ha sido muy largo y ahora nos dirigimos a Hamelin donde pasaremos la noche para al siguiente día visitar la ciudad. En cuanto entramos a la ciudad, seguimos las indicaciones del parking de autocaravanas que esta vez se encuentra un poco más alejada del centro.

  El precio del parking es de 1 euro por hora o 8 euros las 24 horas. Tiene toma de luz a 1 euro el kw y podemos descargar las aguas grises y negras por un euro.
Mañana nos espera conocer una de las ciudades más esperadas, Hamenlin con su famoso flautista. Os lo contaremos en el próximo capítulo....






Siguiente día


No hay comentarios:

Publicar un comentario