Día 2. Castillo de Glamis, Castillo Dunnottar y Stonehaven

Día 2. Castillo de Glamis, Castillo Dunnottar y Stonehaven


RECORRIDO POR ESCOCIA. PINCHA PARA AMPLIAR

 Después de pasar nuestra primera noche, la cual fue bastante ruidosa por la cantidad de gaviotas gritonas que hay por la zona, nos fuimos nuevamente a aparcar la caravana cerca de la catedral de St Andrews para hacer la visita a las 9.30h, hora de apertura.
  Al ser tan temprano había muy pocos turistas y coincidió que había una ceremonia religiosa, empezaron a entrar hombres vestidos como monaguillos con sus cánticos que creaban un ambiente muy especial.



 Mi idea era subir a la torre (incluida en la Explorer Pass) para sacar una foto desde las alturas a la zona, pero cuál fue mi sorpresa que, después de subir sus 160 escalones, han puesto un muro de protección en la zona más alta ¡y no veía nada!. Mi marido hizo la siguiente foto alzando el brazo. Si tenéis palo de selfie, ¡no os olvidéis subirlo!

VISTAS DE ST ANDREWS DESDE LA TORRE

 Para subir a esta torre, tan solo tenéis que pasar por taquilla para que os vean la Explorer Pass y os entreguen una moneda necesaria para acceder a la torre.

  Cuando ya habíamos visitado la zona, comenzó a llenarse el lugar de turistas, y nosotros con los deberes hechos, nos montamos en nuestra casa con ruedas para dirigirnos al siguiente punto, Glamis


Castillo de Glamis

 Desde St Andrew hasta Glamis tardamos aproximadamente 45 minutos.
  Una vez que encontramos la indicación hacia el castillo, nos metimos por una entrada en forma de arco de piedra, esta puerta nos llevará a un largo camino flanqueado por árboles y donde comenzamos a divisar al fondo el Castillo de Glamis.

  Teníamos mucho interés por conocer el Castillo de Glamis, según habíamos leído está lleno de misterio, leyendas y hasta algún que otro fantasma. Hasta Shakespeare ubica en alguna de sus salas un asesinato en la obra Macbeth. Además ha sido el hogar de infancia de la Reina Madre, cosa que comprobareis por las fotos de su interior.

CASTILLO DE GLAMIS

 Aquí no hay problema para aparcar la caravana, hay tanto espacio que incluso encontrándonos un festival como nos pasó, aparcamos sin problemas cerca del castillo.

  La entrada al castillo de Glamis es por la puerta trasera, allí verás una taquilla donde comprar la entrada (no incluida en la Explorer Pass), y donde te dirán la hora de la visita. Nosotros tuvimos que esperar unos 15 min para nuestro turno.
  Las visitas son guiadas y solo en inglés, con la entrada te dan una mini guía en español para hacerte una idea, si no entiendes el idioma, donde tienes un resumen de cada sala que visitas. El interior está amueblado y totalmente prohibido realizar fotografías por encontrarse parte de las dependencias todavía habitadas.

  El recorrido por las dependencias del Castillo de Glamis fue de una hora aproximadamente, donde una guía nos contó todos los detalles que nos encontrábamos a nuestro paso, las leyendas que envolvían a cada habitación y a sus habitantes, dejándonos tiempo para admirar cada detalle.
  Las salas que más nos llamaron la atención fueron el Salón Principal, la Cripta y la Sala de billar.


  Entre las historias de fantasmas de este castillo, la más famosa en toda Escocia es la de la Dama Gris, que se dice que aparece de vez en cuando, siempre en la capilla. Este es el fantasma de Janet Douglas, falsamente acusada por el Rey James V de brujería, siendo quemada en la hoguera hasta morir. Pero no os penséis que es el único fantasma que ronda el Castillo de Glamis, descubriréis muchos más…

  Después de la visita al castillo podéis pasear por sus jardines e incluso hacer un picnic.

JARDINES CASTILLO DE GLAMIS

 Si preferís podéis comer en el Restaurante de Cocina Victoriana, el cual se encuentra ubicado en las antiguas cocinas del palacio. Nosotros nos fuimos a nuestra caravana y allí comimos con las maravillosas vistas al Castillo de Glamis.

Horario Precios
de 10 a 17,30h Adulto 12.50£
16.30h último pase niños de 5/16 años 9£


Castillo Dunnottar

 El siguiente punto del día era el Castillo de Dunnottar, a unos tres kilómetros del pueblo de Stonehaven, y a poco menos de una hora desde el Castillo de Glamis. Teníamos que darnos prisa si queríamos llegar antes del cierre a las 17.30h, si no, nos quedaría pendiente para el día siguiente, ya que era una visita que no nos queríamos perder y no nos dejaría avanzar.
  Llegamos sin dificultad un poco más tarde de las 16,30, aquí encontramos un parking especial para caravanas y autobuses, y otro para turismos, también encontraréis baños y un puesto de comida.

  La compra de las entradas al Castillo de Dunnottar (no incluida en la Explorer Pass), se realiza en las puertas del mismo. Para ello hay que bajar un sendero para luego subir al castillo.

SENDERO HACIA EL CASTILLO DUNNOTTAR

 Si no tenéis intención de visitarlo por dentro, lo cual os recomendamos, o no llegáis a tiempo, desde el comienzo del sendero se ve el castillo de forma gratuita y podéis sacaros vuestras fotos.

CASTILLO DUNNOTTAR.

 El Castillo de Dunnottar se encuentra asentado sobre un precipicio rocoso, por lo que ya solamente el entorno merece muchísimo la pena.
  Una vez comprada la entrada comenzamos la visita de las distintas estancias. Debido a que estábamos cerca de la hora del cierre, no había casi nadie, lo que le aportaba más magia al lugar.
  Con la entrada te dan un pequeño mapa, pero de todas formas cada zona tiene un cartel explicativo que te hace trasladarte hacia atrás en el tiempo.
  No os perdáis sentaros un rato en el cementerio, visitar la capilla, lo que eran las cocinas y asomaros a cada ventana para ver el mar.

INTERIOR CASTILLO DUNNOTTAR

CEMENTERIO


 Una vez que salimos del castillo, por cierto que fue salir y cerraron la puerta porque éramos los últimos, y subimos el sendero, nos gustó tanto el entorno que fuimos por un camino que sale a mano derecha desde donde se aprecia el castillo de Dunnotar desde otro ángulo.
  Se nota que me encantó, eh?.




Horario Precios
de 19:30 a 17,30h Adulto 7£
17.00h último pase niños 3£


Stonehaven

 En cinco minutos ya estábamos en el Pueblo de Stonehaven, aparcando la caravana cerca de la Torre Reloj, situada en pleno centro y siendo uno de los iconos de la ciudad, que trabaja desde 1790.

TORRE RELOJ STONEHAVEN

 Aquí vamos a aprovechar para cargar el depósito de la caravana de agua en la gasolinera BP de la entrada a Stonehaven y hacer a compra en un súper enfrente de la Torre Reloj.
  Después nos dirigimos hasta el puerto de Stonehaven por un bonito y relajado paseo.


 Desde el centro solo tenéis que seguir las indicaciones hacia HARBOUR, y en seguida llegareis a un pequeño puerto de casas antiguas que pertenecían a los pescadores, y ahora se han convertido en restaurantes donde probar mariscos y fish and ships.


 Al lado del puerto había una explanada donde vimos caravanas dispuestas para pernoctar, pero como quedaban varias horas de luz decidimos continuar un poco y hacer noche cerca de nuestro primer punto a visitar el próximo día, el Castillo Fraser, a unos 50 min de camino.
  Finalmente dormimos en un pueblo llamado Kemnay, a un par de millas del Castillo Fraser, el castillo que visitaríamos al día siguiente.




Siguiente día


No hay comentarios:

Publicar un comentario