Visita al Gran Cañón del Colorado

Visita al Gran Cañón del Colorado



 El Gran Cañón del Colorado es una visita imprescindible si estás planeando un viaje por la Costa Oeste de EEUU, una maravilla natural que no te dejará indiferente.
  Puedes hacerlo mediante una excursión contratada o bien por tu cuenta. Si eres de los que les gusta ir a su aire, a continuación os vamos a dar alguna información para que podáis planear vuestra visita.



 La visita al Gran Cañón puede realizarse por alguna de sus tres zonas, la North Rin, West Rim y South Rim.
  * La West Rim  es famosa porque aquí está construido el Skywal, la terraza con el suelo de cristal suspendida en el abismo. Esta zona es propiedad de los indios Hualapai.
  * La North Rim   se encuentra cerrada en todo el periodo de nieves, además de que sus miradores son menos impresionantes por lo que suele ser la zona menos visitada.
  * La South Rim   es la zona más turística de las tres, encontrándose en pleno centro del Parque Nacional de Gran Cañón, y por lo tanto donde vamos a enfocar nuestra visita.


Alojamientos

 Para visitar la South Rim del Gran Cañón tienes varias posibilidades de alojamientos, incluso quedarte a dormir dentro del Parque Nacional.
  Los alojamientos dentro del Parque Nacional se encuentran cerca del Centro de Visitantes y son ideales si tenéis intención de ver el amanecer. El inconveniente es que suelen ser más caros y hay que reservarlos con bastante antelación, sobre todo en temporada alta.
  La otra opción más económica es alojarte en un pueblo cercano como es Tusayan, que no tiene mucho interés, o Williams que se trata de un pintoresco pueblo de la antigua ruta 66 que conserva todo el encanto, encontrándose a unos 40min de la entrada Sur al parque.
  Nosotros elegimos Williams como puerta de entrada al Gran Cañón, el hotel Days Inn, aunque un poco alejado del centro (1km aprox), muy correcto, con habitaciones amplias y desayuno incluido.



Acceso al Parque Nacional del Gran Cañón del Colorado

  Cuando llegamos al parque con el coche nos encontramos unas garitas donde se paga la entrada. El precio son 30$ por vehículo (precio 2018), independientemente de las personas que vayan a bordo, y el pase es válido de 1 a 7 días.
  Además de la entrada, te entregan unos mapas informativos del parque donde vemos dónde se encuentran ubicados los aparcamientos, baños, centro de visitantes


Mapa que proporcionan a la entrada. Pincha para ampliar

 Existen distintas rutas que se encuentran señaladas en diferentes colores realizandose mediate los autobuses del parque. Los principales aparcamientos se encuentran cerca del centro de visitantes y el lugar de partida del autobús para nuestra ruta.

Pincha para Ampliar

Ruta Roja



 Existen cuatro rutas, siendo la más famosa Hermit Road o ruta roja de aproximadamente 22 kilómetros, así que esa fue la que realizamos. Para ello, desde el centro de visitantes tuvimos que tomar la ruta azul hasta el final donde cambiamos de autobús y tomamos la ruta roja.


 En esta ruta podemos disfrutar de nueve miradores, algunos de los miradores más impresionantes para nuestra opinión son Pima Point, Mohave Point, Hopi Point y Abbys .


Ruta Desert View


 Una vez realizada la ruta roja, tomamos nuevamente el autobús y volvimos para coger nuestro vehículo para seguir la ruta llamada Desert View Drive, de aproximadamente 40 kilómetros.

  Durante el recorrido hay cuatro miradores con zonas de aparcamientos, Grand View Point, Morán Point, Navajo Point y Deset view.
  Puede que ver todos los miradores sea un poco repetitivo por encontrarse unos cerca de los otros, pero el más importante es Desert View Point donde se encuentra un centro de visitantes, baños, una gasolinera y tienda, además de una torre de los indios Anasazi desde donde se tienen unas impresionantes vistas del curso del río Colorado.



 A lo largo de todo el recorrido vas viendo a tu izquierda el Gran Gran Cañón del Colorado por lo que será normal no poder apartar la vista de la ventanilla. Al llegar a Desert View Point nos encontramos unos amplios aparcamientos donde dejamos el coche, y desde allí sale un sendero de unos 200 metros que nos llevará hasta la torre India. Como dijimos anteriormente, las vistas desde aquí son impresionantes, se presenta ante los ojos un paisaje tan espectacular, que incluso parece irreal, como si estuvieras admirando un cuadro en vez de un paisaje.


 Esta torre de 21 metros de altura fue construida en 1930, siendo creada como homenaje a las torres de vigilancia construidas por los nativos Anasazi que habitaban la zona. Es totalmente gratuita y dentro podéis ver preciosas pinturas indias y una pequeña tienda de souvenirs


Después de esta expléndida mañana, viendo una de las maravillas de la naturaleza, pusimos rumbo a Monument Valley, será dificil olvidar la imagen del Gran Cañón de nuestra cabeza ya que nos ha dejado impactados.


Artículos que te pueden interesar


No hay comentarios:

Publicar un comentario