Un Día en Dubrovnik

Un Día en Dubrovnik



 Dubrovnik es, junto con Split, la ciudad más turística de Croacia. Son muchísimos los turistas que vienen cada año a conocer la llamada "Perla del Adriático" ya sea por tierra, mar o aire. Además, con el éxito de la serie Juego de Tronos que ha usado esta ciudad como escenario en numerosas ocasiones, las visitas han subido tanto, que en verano incluso se puede hacer complicado conocerla.

  El pasado Abril (2019) era la segunda vez que visitamos la ciudad, la anterior fue en pleno Julio, y os diré que la diferencia es notable, en primavera no hemos encontrado tanto bullicio y hemos disfrutado más de la ciudad.

  Aparte del turismo, lo que no cabe lugar a dudas es que es una ciudad preciosa, con elegantes edificios, y que ha pasado por varías dominaciones como por los bizantinos, venecianos, húngaros y turcos, además de una dura guerra con Serbia, siendo la ciudad croata que más sufrió por los ataques enemigos teniéndose que restaurar prácticamente en su totalidad.

  Tras un buen desayuno en nuestro hotel fuera de la ciudad amurallada de Dubrovnik (toda la info en organización del viaje de este diario), estamos totalmente preparados para comenzar nuestro recorrido por la ciudad. Al igual que hemos hecho hace un par de días en Split, vamos a comenzar por ver Dubrovnik desde las alturas.


Mirador del Monte Srđ


 Yo diría que desde aquí se tienen las mejores vistas panorámicas de Dubrovnik, aunque esta ciudad es bonita la mires por donde la mires.

  Nos encontramos con tres formas de subir hasta el Monte Srđ

  1. De forma gratuita subiendo a pie por un sendero de unos 2,4 kilómetros cuesta arriba y bastante empinado, el cual no recomendamos en pleno verano en las horas de calor.

  2. La más cara y popular que consiste en ascender en un teleférico, que en poco más de cinco minutos te lleva hasta la cima.

  3. En la misma cola de espera para el teleférico nos encontramos varias personas que ofrecían subirte en su coche por un poco más de la mitad de lo que cuesta el ticket del teleférico. La verdad que nosotros no nos fiamos mucho de esta manera de subir pero vimos a varios turistas llegando de esta forma.

  Nosotros elegimos el teleférico, porque además de que disponíamos solo del día de hoy para conocer Dubrovnik, a mi peque no le quería meter tremenda caminata.

Horario Precio
Lunes a Domingos Adulto 170 kn(24€ aprox)
9:00 - 00:00 Niños 60 kn(8.50€ aprox)

   Antes de realizar la visita comprobar su página web porque según hemos leído desde mediados de mayo (2019), el teleférico está cerrado porque el operador no ha pagado el dinero correspondiente al gobierno. Esperamos que esto se solucione pronto.

 Después de esperar una cola de unos 20 minutos, y es que coincidimos con una excursión procedente de un crucero, sobrevolamos la ciudad teniendo unas vistas increíbles de todo Dubrovnik y el mar Adriático.
  Una vez que llegamos a la cima nos encontramos con un restaurante que me pareció de lo más romántico, me imagino lo que tendrá que ser cenar ahí, a la luz de las velas y tremenda panorámica...


 Pasado el restaurante hay un mirador con una cruz que es donde se pone la inmensa mayoría de turistas a realizar fotos. Nosotros bajamos a la carretera y andamos por las rocas donde no había casi nadie y no hay nada que te moleste las vistas. La imagen de la ciudad desde aquí es espectacular, parece que estuviéramos viendo una maqueta. Nos sentamos un rato sin poder apartar la vista de tremendo cuadro que teníamos ante nuestro ojos.


  Aquí arriba también nos encontramos baños, la típica tienda de souvenirs, una zona para alquilar quads para andar por la zona... Nosotros, después de gastar casi la batería de la cámara haciendo mil y una foto, cogimos el teleférico de vuelta


Murallas de Dubrovnik


 Haciendo el recorrido por las murallas de la ciudad es la mejor forma de conocerla. Desde ellas, en un recorrido de unos 2 kilómetros de perímetro que envuelve por completo la ciudad, vamos a disfrutar de sus calles, edificios y casas con tejados color naranja desde cierta distancia.
  Se piensa que las primeras murallas de Dubrovnik fueron construidas en el siglo VIII, siendo estas de madera, pero desaparecieron casi en su totalidad siendo nuevamente levantadas en el siglo XIV, cuando al ciudad se independizó totalmente de Venecia. Está formada por 16 Torres, 2 fortificaciones y 4 bastiones.


 Hay tres puntos por los que se puede acceder a las murallas

  1. Al lado de la Puerta de Pile cerca de la oficina de turismo

  2. Cerca de la puerta de Ploča, frente a la iglesia de San Sebastián (la que nosotros elegimos)

  3. La puerta Buza

  Durante el recorrido vamos viendo algunos de los edificios más emblemáticos de Dubrovnik y como va aumentando el ambiente en la ciudad. Nos encantaron las vistas de la fuente de Onofrio y su calle principal, además del precioso puerto, las torres de sus iglesias, sus animadas terrazas...es una visita, aunque nos pareció bastante cara, imprescindible.




  Paseando por las murallas no hay sombras, por lo que si las visitáis en verano os aconsejamos recorrerlas a primera hora de la mañana o última de la tarde.
Si tenéis poco tiempo para visitarlas os recomendamos ver el lado izquierdo de las murallas, entrando por la puerta Pile y saliendo por la puerta Ploča o viceversa.

Horario Precios
Lunes a Domingo Adulto 200 Kn
08:00 a 18:30 Niños 50 Kn

  Cuando bajamos de las murallas, buscamos un sitio para almorzar para que no se nos hiciera muy tarde. Elegimos el restaurante Bistro & Wine Bar, donde vimos en una publicidad que tenían menús del día a buen precio cerca de calle principal. Ha sido el peor sitio y más caro en el que hemos comido. Pedimos un rissoto de marisco que no era más que arroz hervido con una lata de mejillones y tomate frito. No lo recomendamos en absoluto.

  Después de este fracasado almuerzo, nos dirigimos a la oficina de turismo, situada cerca de la fuente de Onofrio, a por un mapa de Dubrovnik para dedicar la tarde a visitar la ciudad.
   Para conocer la ciudad existe una tarjeta, la llamada Dubrovnik card, que tiene tres modalidades (2019);

  * De 1 día por 200 kunas
  * De 3 días por 250 kunas
  * De 7 días por 350 kunas

  Incluye entrada gratuita a varios monumentos culturales y transportes y descuentos en algunos restaurantes y tiendas de souvenir.
  Algunas de las visitas que incluye es; las murallas, Museo Marítimo, Museo del Palacio del Rector, Museo de Historia natural de Dubrovnik, Galería de Arte de Dubrovnik...
  Si queréis más información podéis visitar su web en www.dubrovnikcard.com

Puerta Pile


  Una de las puertas principales para acceder a la ciudad amurallada de Dubrovnik. Es tan transitada, que han tenido que dividirla en dos zonas para que la entrada y salida de turistas no provoquen aglomeraciones y se realice con mayor fluidez. Esta es la puerta que más llama la atención, con su puente levadizo que antiguamente se levantaba en caso de ataque, y se encuentra custodiada por la estatua de San Blas, patrón de la ciudad.


Fuente Onofrio


 Tras pasar la Puerta de Pile, lo primero que nos encontramos es la Fuente de Onofrio. Esta fuente está siempre de lo más animada, aquí vemos artistas callejeros que se mezclan con turistas sentados descansando un rato o comiendo un rico helado. Es uno de los monumentos más emblemáticos de la ciudad de Dubrovnik.

  Su nombre se debe a su creador, el arquitecto Onofrio della Cava, natural de Nápoles y que construyó esta belleza en el 1438, aunque ahora se encuentra totalmente reconstruida tras los daños que sufrió en el terremoto de 1667 y en la última guerra.


Antigua Farmacia

  A pocos pasos de la Fuente de Onofrio, a mano izquierda y dentro del complejo que forma la Iglesia y Monasterio de los Franciscanos, nos encontramos la tercera farmacia más antigua y en funcionamiento del mundo, datando de 1317. Esta farmacia al ser domingo se encontraba cerrada, pero según nos contaron, son muchas las personas que vienen a ella para comprar cremas hidratantes que aquí se elaboran.
  Lo que sí pudimos ver es el claustro del monasterio y el museo de la antigua farmacia donde han hecho una reproducción de como lucía esta farmacia hace años.


 El claustro se ve rápido, nada que destacar a otros claustros que hayamos visto, además podemos ver algunos objetos expuestos como pinturas, piezas de orfebrería...



Horario Precios
Lunes a Domingo Adulto 40 kn (5,40€)
09:00 a 18:00 Niños Gratis


Stradun o Placa


 Es la calle principal de Dubrovnik, siendo imposible no pasar por ella si te encuentras haciendo turismo por la ciudad, que nos lleva desde la fuente de Onofrio hasta la Torre Reloj.
  Esta calle está repleta de restaurantes, tiendas de souvenirs y turistas, muchos turistas.


Palacio Sponza


 Al final de la calle principal llegamos hasta el Palacio Sponza que se encontraba abierto y aprovechamos para entrar de forma gratuita. Se trata de un señorial palacio que ha tenido muchas funciones a lo largo de su historia como aduana, almacén, incluso un banco. Hoy día se encuentra aquí el archivo de Dubrovnik que recopila documentos de gran importancia de la historia de la ciudad.
  Nosotros vimos su patio interior y una sala llamada Memorial a los Defensores de Dubrovnik, un homenaje a todos aquellos croatas que perdieron la vida defendiendo la ciudad de Dubrovnik durante la guerra.


 Justo en frente está la Columna de Orlando que nosotros no vimos porque se encontraba en obras y estaba tapada.


Torre Reloj


 Que nos encontramos justo de frente al terminar de recorrer la calle principal. Esta torre de 31 metros de altura fue construida en 1444. Lo más curioso es cuando suena la campana, no sé si cada hora o cada media porque no lo comprobamos, hay un pequeño soldado justo al lado de la campaña que se mueve como si fuera él quien la está tocando.


Pequeño Puerto


 La zona del puerto está llena de terrazas de lo más animadas y, aunque es pequeñito, es de lo más coqueto. Aquí podemos tomar alguna excursión para hacer en barco y disfrutar de los alrededores de Dubrovnik. Aunque tuvimos una fantástica vista desde arriba de las murallas, también merece la pena pasearlo desde abajo porque es precioso.


Catedral


 De la catedral solo os podemos hablar de su fachada ya que estaba cerrada en nuestra visita. Es llamada Catedral de la Asunción de la Virgen María que fue construida entre los siglos XVII y XVIII sobre una antigua catedral que fue destruida en un terremoto.


Iglesia de los Jesuitas



  Esta iglesia se encuentra en una gran plaza, que como en todas las plazas que vemos en Dubrovnik y en todo Croacia en general, está llena de terrazas de bares y restaurantes. Esta iglesia se encontraba cerrada, pero el exterior merece la pena, nos pareció imponente. Fue obra del arquitecto jesuita Ignazio Pozo terminándose su construcción en 1725.

  Pero no vimos a muchos turistas admirando la iglesia, ya que estaban todos en las escalinatas de estilo barroco que bajan de la iglesia a la zona baja de la ciudad. Y como ya hemos aprendido en el día de hoy de que donde hay barullo de turistas ahí hay una localización de la serie Juego de Tronos, nos informamos y ¡bingo!, es el llamado recorrido de la vergüenza.



 Por lo que leímos, los habitantes de la cuidad se quejan de que muy a menudo hay turistas que se pasan de copas por las noches y se ponen a emular la serie bajando por las escaleras desnudos. ¡Vaya cuadro! 


Fortaleza Lovrijenc (Fortaleza de San Lorenzo)


 Ahora salimos de la ciudad amurallada por la puerta Pile y en unos minutos siguiendo las indicaciones llegamos hasta la Fortaleza Lovrijenc, cuya entrada está incluida en el tickets que sacamos por la mañana para las murallas.
  Pero nos os penséis que por encontrarnos fuera de las murallas habría menos turistas, nada más lejos de la realidad, y es que en los alrededores y en la misma fortaleza veremos grupos y más grupos de turistas haciendo el tour de la serie Juego de Tronos, y es que en esta zona se encuentran varias localizaciones que aparecen en la serie, siendo San Lorenzo la Fortaleza Roja en la misma.

  Hoy en día uno de los tour más populares que ofrece la ciudad de Dubrovnik es la ruta que pasa por todos los escenarios donde se han grabado escenas de la famosa serie Juego de Tronos.
Esta fortaleza fue creada sobre un acantilado para proteger la ciudad, sobre todo, de la presencia de barcos venecianos, aunque hoy día su función principal es la de servir de escenario para obras teatrales.
  Pero si algo destaca de esta fortaleza son las vistas que tenemos desde aquí de la ciudad de Dubrovnik con sus murallas y el mar Adriático de fondo.


 Entre la Fortaleza de San Lorenzo y las murallas se encuentra un pequeño embarcadero rodeado de muchos puntos bonitos para fotografiar y que por lo que vimos, también salen en la serie. Nosotros somos de los pocos mortales que no hemos visto Juego de Tronos, pero basta con ver los guías de los grupos que llevan grandes fotos de las escenas y van enseñándoselas al grupo.

  Esta zona por lo que oímos a los guías representa la Bahía de Aguas Negras en el desembarco del rey. Lo que sí es verdad, es que mires para donde mires encuentras vistas de postal. No me extraña que eligieran Dubrovnik para grabar parte de la serie.



 Ya estaba anocheciendo y volvimos a entrar a por la puerta Pile, la ciudad estaba más tranquila, se podía pasear mejor por sus calles. Era la mejor manera de despedirnos de la ciudad de Dubrovnik y de nuestro recorrido por Croacia que tan buenas sensaciones nos había dejado.




 ¿Volveremos una vez más a este país? Yo pienso que no hay dos sin tres...



No hay comentarios:

Publicar un comentario