Ruta por el Río Cerezuelo, (Cazorla)

Ruta por el Río Cerezuelo, (Cazorla)



 La del Río Cerezuelo es una ruta ideal para realizar en familia y combinarla con la visita al pueblo de Cazorla, ya que es desde su centro histórico, desde donde da comienzo el camino.
  Esta ruta consiste en seguir el curso del río Cerezuelo disfrutando de alguna que otra poza, frondosa vegetación, y una serie de pequeñas cascadas en un entorno ideal, lleno de rincones con mucho encanto.

  ¿Estás pensando en realizar esta ruta? Pues a continuación te doy toda la información para que disfrutes al máximo de ella.


Cómo Llegar

 Como os he dicho anteriormente, la ruta del río Cerezuelo da comienzo en el centro histórico de Cazorla, más concretamente desde las Ruinas de la Iglesia de Santa María. Desde allí caminaremos dirección hacia el castillo La Yedra, y justo antes de comenzar la subida al castillo, veremos un estrecho sendero a la izquierda que nos llevará junto al río.

  Al inicio del sendero nos encontramos un panel informativo de la ruta, además de una pequeña explanada para dejar el coche, por lo que si tenéis suerte, ya que suele ser un lugar muy concurrido, y podéis dejar el coche aquí, podéis empezar la ruta desde este punto.


Descripción de la Ruta

 La ruta del río Cerezuelo son unos 2.4 km circulares de nivel fácil, pero en nuestro caso, la incrementamos algo más de 1 km para subir hasta la cascada de Malena.

  Al salir del centro histórico de Cazorla dirección al inicio del sendero tenemos sobre nuestras cabezas unas preciosas vistas al castillo de La Yedra de fondo.


  Tomamos el sendero delimitado por una valla de troncos de madera dejando el curso del río Cerezuelo a nuestra izquierda.


 El legamos hasta la fuente la Paulina, a partir de donde vemos que el sendero se hace más abrupto y donde la vegetación se hace cada vez más densa.


 A lo largo del camino ya aparecen pequeñas cascadas de aguas cristalinas y también bastante fría. Ademas, se forman pequeñas pozas donde vemos familias con niños que están disfrutando de un pequeño baño y del entorno.


  La ruta que sigue el cauce del río va subiendo y bajando siguiendo el caprichoso curso del Cerezuelo. Lo bueno es que, a pesar de ser aún verano, y es que esta ruta la realizamos a principios de septiembre, no se nota el calor gracias a la sombra que da la vegetación, y es que el camino está lleno de chopos, Nogales, higueras....



 Durante el recorrido pasaremos por hasta cinco puentes de madera que nos harán cruzar el río Cerezuelo varias veces permitiéndonos verlo desde varias perspectivas.


 Como os hemos comentado, la vegetación a lo largo de todo el cauce río Cerezuelo es muy abundante, y por todo el recorrido nos vamos encontrando distintos tipos de flores en tonos lila, rosa, blancas....


  Pero nos llama la atención una vegetación de un color rosa intenso que se encuentra entre las rocas dentro del cauce del río, y sobre todo, siendo más abundante en los pequeños saltos de agua que se forman.


 Hay tramos en los que la subida es más intensa y los escalones más altos y cuesta un poco, pero ya nos queda nada para llegar a la zona más alta donde los saltos de agua son mayores, al igual que la cantidad de musgo verde brillante.




 Llegamos al punto más alto de la ruta donde el sendero se bifurca. Si queremos volver al punto de partida tendríamos que tomar el camino de la izquierda. El sendero, que nos llevará a pasar por la puerta de un hotel, y que discurre por el cauce izquierdo del Cerezuelo.

  Pero nosotros que estamos muy animados, en la bifurcación vamos a tomar el camino de la derecha que conduce hasta la cascada Malena y al Castillo de las Cinco Esquinas, aunque nosotros nos vamos a conformar con llegar a la cascada.

  Aquí vemos una indicación que nos marca que hasta la cascada Malena nos quedan 900 metros, cosa que no va a ser cierta ya que después de subir unos 300/400 metros, nos encontramos otra señal que nos indica que nos vuelven a quedar 900 metros. Espero que en un futuro lo cambien porque te llevas un gran chasco 😅.

  El camino comienza a ser un estrecho y escarpado sendero donde tendremos que ir de uno en uno. Es continuamente ascendiendo y sin sombras y a 32 grados que estamos se nos hace un poco intenso.


 Lo bueno son las vistas que se tienen desde aquí de Cazorla, el castillo de la Yedra y el castillo de las Cinco Esquinas. Si no hiciera tanto calor, un lugar ideal para quedarse un buen rato disfrutando de la perspectiva.


 Ya queda el último tirón hasta llegar a la cascada, pero... ni escuchamos el agua, ni la vemos por ningún lado, y es que la cascada Malena está completamente seca. En este momento me gustaría tener delante a la mujer de la oficina de turismo que nos ha recomendado ir a ver la cascada porque le diría un par de cosas ..jaja¡ pero bueno, al menos las vistas han merecido la pena. Después hemos visto imágenes de la cascada cuando lleva agua y la verdad es que es muy bonita. ¡Qué pena¡


  Volvemos sobre nuestros pasos y bajamos el escarpado camino que nos ha llevado a la "NO cascada", eso sí, con cuidado porque resbala un poco. Así llegamos nuevamente a la bifurcación donde tomamos el camino de vuelta hasta llegar al punto de partida.

  La ruta por el río Cerezuelo la recomendamos totalmente. Nos ha encantado por su colorido, por ser ideal para realizar en familia, y por los rincones tan encantadores que forma el río a su paso. Si tenéis ocasión, no os la perdáis porque os va a encantar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario