Ir al contenido principal

Ruta Chorreras de Balastar en Faraján (Málaga)


 Hoy nuestros zapatos viajeros nos llevan hasta el coqueto municipio de Faraján en la provincia de Málaga, un pequeño pueblo de la Serranía de Ronda, que se encuentra ubicado en pleno Valle del Genal, y en el que vamos a realizar una de las rutas más famosas de la zona, la que nos va a llevar hasta las Chorreras de Balastar.

  Se trata de una ruta circular que ha habilitado el ayuntamiento de Faraján, que no llega a 3 kilómetros de longitud, y en la que vamos a visitar el nacimiento del río Balastar, además de dos espectaculares saltos de agua de unos 20 metros, al que denominan las Chorreras de Balastar.

  Una pregunta que surge para los que hacemos las rutas en familia es si sería adecuada para niños. Se trata de una ruta muy corta, donde la dificultad radica en las pendientes que tenemos que superar, tanto a la hora de bajar hacia las cascadas, como de subir de vuelta al pueblo, encontrándonos en algunos tramos del camino incluso cuerdas para ayudarnos en nuestro ascenso o descenso.

  Pero en realidad, estas pendientes son las que hacen más divertido el recorrido. Por lo tanto, y teniendo en cuenta lo anterior, lo recomendaríamos para niños a partir de 6 años.


Cómo llegar

 Faraján se encuentra a unos 26 kilómetros de Ronda (Málaga), lugar de nuestra base. Desde aquí tomaremos la carretera Ronda-Algeciras hasta que, a unos 8 kilómetros, nos encontramos la salida que nos llevará a Alpandeire, y posteriormente a Faraján. Una vez en Faraján, nos dirigimos hasta la plaza donde se encuentra el ayuntamiento y la iglesia, y aquí aparcaremos nuestro vehículo. Si aquí no encontráis aparcamiento, podréis estacionar junto a la piscina municipal que está a unos 100 m de la plaza.



Ruta de las Chorreras de Balastar

 El camino lo comenzamos desde la puerta del ayuntamiento donde hay un cartel explicativo de la ruta. Desde aquí, si nos ponemos con el ayuntamiento a nuestra derecha y la iglesia a nuestra espalda, salimos de la plaza tomando la primera calle a nuestra izquierda, donde ya vemos la primera indicación de la ruta.


 Bajamos por un sendero bastante cómodo de recorrer que nos va a llevar a salir del casco urbano de Faraján.


 El camino se encuentra muy bien señalizado, tanto por estacas de madera con franjas de color amarillo y blanco, como por indicaciones de madera en las bifurcaciones que nos muestran la distancia y dirección del recorrido


 Por el camino veremos una variada vegetación que ahora en primavera tiene un colorido espectacular. Los castaños y encinas serán habituales en el camino.


 Así llegamos hasta una doble indicación. Una dirección nos lleva directamente ya a las Chorreras, y la otra, fuera de ruta, nos dirige hasta el nacimiento del río Balastar. Como para el nacimiento marca que solo nos desviamos 180 metros, nos vamos a ver dónde comienza el río que da lugar a estos bonitos saltos de agua.



 Después de ver el nacimiento volvemos sobre nuestros pasos hasta donde se encontraba la doble señalización, y ahora sí tomamos dirección hacia las Chorreras. El camino empieza a bajar levemente y vamos acompañados por una acequia por donde discurre el agua.



  Por el camino vamos pasando por huertos y árboles frutales que poseen aquí los vecinos de Faraján, y que hoy sábado se encuentran trabajando en ellos y nos saludan al pasar.

  Pero llega un momento del recorrido en el que el camino se hace más interesante, nos encontramos con las primeras cuestas empinadas que nos bajan bruscamente, y en la que hacemos uso de una cuerda para bajar sin problemas. Debido a estas bajadas, se recomienda hacer esta ruta con calzado adecuado, y no es muy recomendable realizarla con lluvia, ya que estos tramos pueden resbalar bastante.


 Así llegamos hasta una zona de descanso con una mesa de madera donde descansar después de tremenda bajada, y disfrutar de las impresionantes vistas de la zona.


 Justo desde esta mesa ya vemos a nuestro frente la imponente Chorrera n.1, de gran belleza por el color verde intenso de la vegetación. Aquí nos quedamos un rato disfrutando del paisaje y haciendo muchas fotos.


 Ahora seguimos dirección la segunda chorrera, que se encuentra a 540 metros de la primera. Aquí el camino no tiene pérdida.


 Luego comienza una intensa subida, que haciéndola despacio no presenta ningún problema.


 Hay un momento en que vemos una doble indicación, un camino nos lleva directamente al centro de Faraján, para los que no quieren ver la segunda chorrera, y el otro nos lleva a la segunda cascada.

  Para llegar al salto de agua seguimos bajando intensas pendientes, esta vez con grava, lo que hace que resbale un poco. Hay que tener cuidado y bajar con precaución.


 Llega un momento que nos encontramos el río y que tenemos que cruzar para continuar hacia la izquierda.


  Así, bajando y bajando con mucho cuidado nos encontramos con la segunda chorrera, que para conseguir verla de frente, no es tan accesible como la primera. Tendremos que subir y bajar algunas piedras para llegar. pero después de trepar un poco, ahí está ante nuestros ojos.


 Algunos decían que la primera cascada les gustaba más que la segunda, otros opinaban al contrario. Yo recomiendo visitar las dos y así sacar vuestras propias conclusiones.

  Ahora toca volver sobre nuestros pasos hasta el momento que encontramos la doble señalización, esta vez seguiremos dirección al casco urbano de Faraján.

  A partir de aquí nos esperan unos 400 metros de intensa subida con ayuda nuevamente de cuerdas para facilitar el ascenso.


  Llegamos a un mirador con unas impresionantes vistas de los alrededores y donde hay unos bancos de madera que usamos para recobrar el aire después de tremenda subida.


  Ya se ven las primeras casas del pueblo. Vamos a atravesar sus calles dirección el ayuntamiento, donde dio comienzo nuestra ruta y donde tenemos aparcado nuestro vehículo.


Comer en Faraján

 Después del desgaste calórico toca reponer fuerzas. Nosotros reservamos en el restaurante Vista del Valle del Genal, donde su especialidad son las carnes a la brasa. Por lo que vimos es bastante solicitado, sobre todo en fin de semana que es cuando acuden al pueblo muchos senderistas para hacer la ruta, por lo que si queréis comer allí, os recomendamos reservar con antelación.

  A continuación os dejamos nuestro enlace de Wikiloc para que podáis ver el recorrido y os animéis a visitar este tesoro escondido en el Valle del Genal.
Pincha aquí para ver ruta

Tipo de ruta Circular
Longitud 3.06 Km
Dificultad Media-baja
Desnivel 164 m



Artículos que te pueden interesar