Recorrido por la Verona de Romeo y Julieta

Recorrido por la Verona de Romeo y Julieta



 Hoy es domingo y nuestro segundo día de recorrido por Verona, la ciudad de Romeo y Julieta.
  Tras una noche en la que hemos descansado de maravilla, y después de un buen desayuno en nuestro B&B "Relais Ponte Pietra" (toda la info en la organización) a base de tartas, bizcochos y revueltos, todo casero, nos ponemos en marcha para iniciar nuestro segundo día de recorrido por Verona.


 Hoy vamos a adentrarnos en pleno casco histórico de una de las ciudades donde se vivió uno de los romances más famosos del mundo, la ciudad de Romeo y Julieta.


Basílica de Santa Anastasia


 En unos pocos minutos caminando ya estamos en la puerta de la Basílica Santa Anastasia, situada en la plaza del mismo nombre, y es que Verona es muy cómoda de recorrer a pie, con un centro histórico muy manejable.
  La Basílica de Santa Anastasia es de estilo gótico , y aunque el exterior es más bien sencillo, lo que más nos va a sorprender es su interior.
  A la entrada no nos piden la VeronaCard porque está a punto de comenzar la misa. El interior de la basílica es imponente, llamando primero nuestra atención las grandes columnas de mármol rojo y blanco, y el techo y paredes adornados con gran cantidad de frescos.


 En ella encontramos cuatro capillas en los laterales que datan de diferentes épocas, además de un altar mayor. Cada capilla merece la pena un poco de nuestro tiempo para que podamos observar cada uno de sus detalles, además de sus frescos, muchos de ellos de gran valor.
  Pero si hay algo que nos llama la atención en esta basílica por su originalidad, son las pilas de agua bendita, apoyadas sobre dos jorobados con bigotes .


  No nos podemos entretener mucho en la visita, porque como os dijimos anteriormente, está a punto de empezar la misa y no se permiten durante la misma visitas turísticas.

Horario Precios
Marzo a Octubre 9:00 a 18:00 - Hasta 11 años gratis
Domingos y Festivos
13:00 a 18:00
- Mayor 11 años
  3 Euros
Noviembre a Febrero 10:00 a 17:00 - Incluida entrada
  con VeronaCard
Domingos y Festivos
13:00 a 17:00

  Continuamos paseando por Vía Corso Santa Anastasia, hasta que llegamos a la plaza más bonita de Verona.


Piazza delle Erbe


 Si la plaza Brá era la más grande de Verona, la plaza de la Erbe es la más antigua de la ciudad. Está situada en la zona donde se encontraba el antiguo foro romano, siendo el centro de la vida política y económica de esta época.
  La plaza de la Erbe, o en español plaza de Las Hierbas, es también conocida como la plaza del Mercado, ya que aquí durante la semana se monta un mercado que se mezcla con las terrazas de alguno de los mejores restaurantes de la ciudad.
  Esta plaza nos resultó de lo más elegante y romántica con sus edificios antiguos, sus torres y elegantes terrazas. Me imagino a Romeo y Julieta paseando su amor por aquí.


 A mediación nos encontramos la Torre Lamberti, a la cual subiremos posteriormente para ver las vistas que se tienen desde allí arriba de todo Verona. A la derecha de la plaza nos quedamos embelesado con una casa de los siglos XIV y XVI decoradas con frescos. Otra cosa a destacar en la plaza de la Erbe son la fuente de Madonna Verona con una estatua romana, la columna de San Marcos o en el lado izquierdo la Casa dei Mercanti del 1300.

  Como veis, es una plaza más pequeña que su casi vecina plaza Bra, pero tiene mucha historia a su alrededor. Si no tuviéramos el desayuno tan reciente, nos hubiéramos sentado un rato en alguna de sus terraza para contemplar el ir y venir de la gente y el entorno, además de que mi peque está deseando ver la casa de Julieta, así que seguimos nuestro recorrido.


Casa de Julieta


  A unos 200 metros de la Plaza de la Erbe nos encontramos con el callejón que da a la casa de Julieta. No os preocupéis que no tiene pérdida, cuando veáis un montón de gente entrando a un pasadizo, pues ahí es, y es que siempre está rebosar de gente. La pared del callejón tiene dos grandes paneles que retiran de vez en cuando, llenos de corazones pintados por las parejas, notas de amor y muchos curiosos como nosotros alrededor. Una cosa que no me gustó es que vimos algunas notas pegadas con chicle, tiritas y eso le quita un poco el encanto.



  Una vez que accedemos al patio interior, que es totalmente gratuito, nos encontramos, además de la típica tienda de recuerdos, la estatua de Julieta rodeada de decenas de turistas a la que, según se dice, hay que tocarle un pecho, unos nos dijeron que para volver a Verona o encontrar el amor verdadero, y otros, porque daba suerte. Nosotros no somos mucho de esperar cola para estas turistadas, pero allí estábamos, como uno más haciendo cola. ¡Cualquiera le decía a mi hija que no le tocaba el pecho a Julieta¡



  Para acceder al interior de la casa sí que hay que pagar entrada. Como teníamos la VeronaCard, en la cual está incluida la entrada a la Casa de Julieta, subimos para visitarla. Esta casa representa el primer diálogo de la obra de "Romeo y Julieta" en la que estos enamorados se declaran amor eterno. Según leímos, esta casa pertenecía a la familia "Capello" como mostraba la inscripción de su escudo. Por la similitud de los nombres, dio origen a pensar de que esta casa perteneciera a la familia de Julieta. Tal hecho no está documentado, pero aprovechando la similitud entre los nombres, esta casa del siglo XIII fue restaurada y se decidió convertirla en la casa de Julieta. Incluso posteriormente se le añadió el balcón hoy tan famoso para las parejas.

  El interior de la casa nos pareció que no merecía la pena, tan solo contiene algunos muebles de época y vestuario de Romeo y Julieta utilizado en alguna obra de teatro. Solo lo aconsejaríamos si tenéis la VeronaCard o tenéis mucha ilusión de haceros una foto en el balcón de Julieta.



 En conclusión os diríamos que es un lugar demasiado turístico, donde encontraréis mucha gente, que el hacer cola para tocarle el pecho a Julieta o asomarse a su balcón va en los gustos de cada uno, pero aun así, al menos hay que acercarse a ver su patio interior.

Horario Precios
Lunes 13:30 a 19:30 - Menor 7 años gratis
- De 8 a 14 años 1€
- Mayor 14 años 6€
- Incluida en la VeronaCard
Martes a Domingos 08:30 a 19:30


Torre Lamberti

 Después de tan altas dosis de romanticismo volvimos sobre nuestros pasos dirección a la entrada de la Torre Lamberti, que se encuentra entre la Plaza de la Erbe y la Plaza Señorío. Para ello atravesamos el Arco de la Costa donde vemos colgado un enorme hueso, que según dice la leyenda, es una costilla del diablo.


  La torre Lamberti abría a las 11:00 y ya faltaban tan solo cinco minutos. Cuando llegamos ya había cola para acceder a la torre, y cuando dio la hora en punto, abrieron sus puertas.
  Para subir hasta lo más alto de la torre tenemos la opción de usar ascensor o por escaleras. Si nos decidimos por el ascensor habrá que añadirle 1€ más al precio de la entrada, que merece la pena pagarlo porque la subida la verdad es que es durilla.
  La Torre Lamberti es una antigua torre civil de más de 80 metros de altura que nos va a dar, desde lo más alto, una visión de Verona en 360 grados. Las vistas son impresionantes, Verona en colores marrones y ocres salpicada de torres y bonitas plazas, destacando sobre todas la Plaza de la Erbe.


 La familia Lamberti mandó construir una torre de estilo románico allá por el 1172. Inicialmente esta torre media solo 37 metros y en 1403 un rayo destruyó la parte alta. Tras este suceso se restauró alzándola hasta los 84 metros que mide hoy en día, con la introducción del campanario.
  La visita fue más corta de lo deseado, pero es que hacía viento y la sensación térmica era de bastante frío.

Horario Precios
Lunes a Viernes 10:00 a 18:00 - Menor 8 años gratis
- De 8 a 13 años y mayores de 65 años, 5€
- Mayor 13 años, 8€
Sábados, Domingos y Festivos 11:00 a 19:00
Si quieres usar el ascensor deberás pagar 1 € más en la entrada

  Con la misma entrada podemos también visitar la Galería de arte moderno. Después de semejantes vistas, a mano derecha de la salida de la torre, dimos con otra plaza con mucho encanto.


Piazza dei Signori o Plaza de los Señores


 Esta plaza seria el centro político durante la época de los Scaligeri. Tiene un carácter más serio que su vecina Plaza de la Erbe que se encuentra justo detrás, pero no por ello menos imponente.
  En el centro de la Plaza de los Señores nos encontramos una estatua de Dante, escritor de la "Divina comedia", el cual pasó varios años viviendo en Verona. El resto de edificios que vemos rodeando la plaza se tratan de varios palacios, entre los que más nos llama la atención, ocupando parte de una esquina, es el Palacio de la Razón, adosado a la Torre Lamberti.
  Giramos a la derecha, siguiendo la fachada del Palacio de la Razón, y damos a otra plaza mucho más pequeña, la Plaza del Mercado Viejo, donde veremos unas bonitas escaleras de mármol rojo que suben hasta dicho palacio.



Los Sepulcros Escalígeros


  Salimos de la Plaza de los Señores y llegamos en pocos pasos a los Sepulcros Escalígeros justo al lado de una pequeña iglesia. Se trata de un cementerio de carácter privado pero que merece la pena verlo, aunque sea desde fuera como nos pasó a nosotros porque estaba cerrado.
  Aquí se encuentran los monumentos funerarios, de carácter gótico, levantados para la familia Scaligeri, una de las familias más poderosas de Verona, y que son verdaderas obras de arte.
  La iglesia que se encuentra al lado es muy sencilla, cuando entramos estaban dando la misa, así que no nos recreamos mucho en la visita.
  Después andamos un poco más hasta el siguiente punto del recorrido


Iglesia San Femo Maggiore


 Esta iglesia se encuentra cerca del Puente Navi pero para su visita cometimos el error de no comprobar el horario de apertura, y cuando llegamos estaba cerrada, así que nos tuvimos que conformar con ver su fachada. Siempre hay que dejarse algo para volver a viajar a Verona, pues esta va a ser nuestra excusa.


Horario Precios
Marzo a Octubre 10:00 a 18:00 - Hasta 11 años gratis
Domingos y Festivos
13:00 a 18:00
- Mayor 11 años
  3 Euros
Noviembre a Febrero 10:00 a 17:00 - Incluida entrada
  con VeronaCard
Domingos y Festivos
13:00 a 17:00

  Tras este chasco de no poder ver la iglesia, seguimos paseando por el margen del río camino hacia el lugar donde se tienen las mejores vistas de Verona. ¿Dónde será?....pues a continuación os lo cuento.


Castillo San Pietro


 Llegamos a la altura del Ponte Pietra cerca de donde se encuentra la subida al Castillo de San Pietro. Claro, pero antes de subir tocaba sesión de fotos en y desde el puente, que aún no lo habíamos fotografiado. Se trata de un puente romano, el más antiguo de Verona, y junto con el Puente Vecchio, de los más bonitos de la ciudad. Desde aquí se tienen unas bonitas vistas del margen del río.


  Justo enfrente nos encontramos el museo arqueológico del Teatro Romano, al pie de la colina de San Pedro, que por lo que vimos desde fuera, estaban reformándolo ya que tenía varios andamios, pero se podía visitar. Pues pasado el Teatro Romano dimos con el acceso al Castillo de San Pietro, primero por escaleras, y en la siguiente calle, mediante el funicular (2€).
  Yo subí mediante el funicular con mi niña y mis padres, mientras que mi marido subió por las escaleras. Él llegó mucho antes que nosotros y nos dijo que la subida no era muy dura.


 Desde esta zona del castillo se tienen las mejores vistas de Verona, desde aquí podrás sacar unas fotos de postal.
  Nos habían dicho que ver el atardecer desde el castillo es alucinante, y me imagino que sí, porque si por la mañana se ve así de radiante, con la puesta de sol tiene que ser un espectáculo.



 Bajamos nuevamente en el funicular (el precio incluye ida y vuelta) y nos fuimos a almorzar a un lugar un tanto peculiar que nos había recomendado el dueño de nuestro B&B en Verona, y que estaba cercano al Ponte de Pietra. Se trata de un restaurante ubicado en el interior de una antigua iglesia llamado "Santa Felicita".
  Cuando entramos no podíamos dejar de mirar la decoración, se apreciaba donde se encontraba el altar mayor, y se dejaban ver frescos que adornaban las paredes. 


  La mayoría comimos pizzas (que rondaban los 8/9€) y estaban correctas, pero mi madre pidió pasta y estaba un poco insípida, creemos que se equivocó en la elección del plato.

  Después del almuerzo nos fuimos a la última visita que nos quedaba de nuestro recorrido por la ciudad de Romeo y Julieta


La Catedral de Verona


 La Cattedrale di Santa María Matricolare o Doumo de Verona, fue construida sobre las ruinas de dos antiguas iglesias que fueron destruidas por un terremoto.
  Una vez que mostramos la VeronaCard nos dan una audioguía y un mapa para realizar la visita.
  Además de la catedral, en su interior visitaremos la pequeña iglesia de Santa Elena, y el antiguo baptisterio de San Giovanni in Fonte dedicado a San Juan Bautista, donde vemos una pila bautismal octogonal totalmente tallada y de gran belleza.
  En el interior de la catedral nos sentamos un rato observando la cantidad de frescos que adornan sus paredes.



Horario Precios
Marzo a Octubre 10:00 a 17:30 - Hasta 11 años gratis
Festivos
13:30 a 17:30
- Mayor 11 años
  3 Euros
Noviembre a Febrero 10:00 a 17:00 - Incluida entrada
  con VeronaCard
Domingos y Festivos
13:30 a 17:00


  Ya sentíamos que lo más importante de Verona lo habíamos visto, ahora nos quedaban un par de horas antes de ir a nuestro alojamiento de esta noche cerca del aeropuerto Milán-Malpensa.
  Estuvimos paseando por vía Corso, donde estábamos buscando un pintoresco café, el llamado Café Borsari, que desde fuera más que un café parecía una tienda de regalos. Solo pudimos ver su interior pero no tomamos nada porque estaba a rebosar, además de que solo tiene unas cuatro mesas.



 A pocos pasos está la Pastelería Flego, donde os aconsejo entrar y ver su vitrina de dulces, está considerada como una de las mejores pastelerías de Verona.


 Vimos la Puerta de Borsari, volvimos al exterior de La Arena y allí nos despedimos de Verona hasta la próxima, esperamos que sea más pronto que tarde. Aquí os dejamos la última foto que hicimos en el camino de vuelta ya montados en nuestro coche, la Iglesia de San Femo al atardecer. La mejor manera de despedirnos de la ciudad que albergó el amor de Romeo y Julieta




No hay comentarios:

Publicar un comentario