Necrópolis de las Aguilillas. Campillos-Ardales

Necrópolis de las Aguilillas. Campillos-Ardales



 Hoy toca nueva ruta, una que nos va a llevar a recorrer un importante yacimiento de carácter funerario, perteneciente al tránsito entre la Edad de Cobre y Edad de Bronce, situado en un lugar estratégico, en el que, además de aprender mucho de nuestros antepasados, nos hará disfrutar de unas vistas de lo más espectaculares.

  Se trata de una ruta sencilla, de unos 8 km de longitud (i/v), en los que vamos a subir hasta lo alto de un promontorio que se encuentra situado entre los valles del Guadalteba y Turón. Es una ruta que se puede realizar con niños, ya que la subida no cuenta con grandes desniveles, y se va subiendo de forma cómoda.

  Para que la disfrutéis al máximo os vamos a dar toda la información, pero además, como siempre, al final del artículo os dejamos nuestro track de Wikiloc por si lo queréis consultar.

  Una recomendación es que llevéis la información de la ruta descargada previamente en vuestro móvil, ya que una vez que estéis por la zona, la señal de internet escasea bastante.


Cómo llegar

 Desde Málaga nos dirigimos por la autovía hasta el pueblo de Ardales. Una vez que tenemos Ardales a nuestra izquierda, estaremos pendientes porque en pocos metros nos encontraremos nuestro desvío "El Chorro". Una vez tomada esta salida seguiremos la carretera dirección El Chorro unos 10 km sin desviarnos en ningún momento. Por el camino pasaremos un túnel, el embalse Conde del Guadalhorce, y justo antes de comenzar el embalse del Guadalteba, a mano izquierda nos encontramos la casa que os mostramos en la siguiente foto, pues ya a nuestra derecha hay una serie de aparcamientos donde dejar nuestro vehículo.




  Una vez aparcado nuestro vehículo, tendremos que retroceder menos de 100 metros, esta vez a pie, por la carretera que nos ha traído hasta aquí, encontrándose el carril que da comienzo a la Ruta de la Necrópolis de las Aguilillas en el lado contrario de la carretera. Este carril no tiene señalización ninguna.


Necrópolis de las Aguilillas, Recorrido

 Comenzamos el recorrido por un carril de tierra en el que iremos ascendiendo de forma suave.


 A unos 100 metros nos encontramos una bifurcación. Ambos caminos nos llevan hasta la Necrópolis de las Aguilillas pero hay una diferencia entre ellos, el camino de la izquierda es una continua subida sin descansos atravesando un pinar, y que se hace un poco monótono, por el contrario, el camino que encontramos siguiendo nuestra derecha nos lleva a una subida más suave, bordeando el pantano y con unas vistas mucho más bonitas. Nosotros elegimos el camino de nuestra derecha.


 Vamos bordeando el pantano al cual no le podemos quitar ojo durante el recorrido porque el color del agua es espectacular.


  En algunos tramos el pinar se abre y nos deja una perspectiva más amplia del pantano y de los alrededores.


 Llega un momento en que acaba el carril por el que venimos y nos toca subir unos 150 metros campo a través, atravesando un pinar, por un pequeño sendero transitable. Este sendero nos lleva nuevamente hasta un carril de tierra, que tomaremos a mano derecha para seguir ascendiendo directos hasta la necrópolis de las Aguilillas.


 Después de 3.5 km llegamos hasta un gran cartel que nos indica la entrada hacia la Necrópolis de las Aguilillas, la primera indicación que vemos durante todo el camino.


 La entrada a la Necrópolis es gratuita y consiste en un recorrido, de unos dos kilometro de longitud, donde vamos a ver distintas tumbas excavadas en la roca.



 Este tesoro de la prehistoria fue descubierto a finales de los años ochenta, y además de las tumbas se encontraron bastantes utensilios que pertenecían a ajuares como vajillas de cerámica, collares, cuchillos...

  A lo largo del recorrido vamos viendo diferentes murales que nos van explicando curiosidades sobre las tumbas, los rituales de los enterramientos, la forma de vida de estos habitantes de la prehistoria, y de como fueron usadas estas tumbas durante la Guerra Civil como trincheras.


  En nuestro recorrido nos encontramos hasta siete tumbas, quizás siendo la más curiosa la número 5 ya que presenta un pasillo cubierto por losas, una cámara principal y una antecámara.


 Además, las vistas que se tienen desde la tumba número 5 son espectaculares.


 Pero para nosotros las mejores vistas se tienen desde las últimas tumbas donde nos paramos a descasar un rato, deleitándonos con tremenda panorámica.


 Después de disfrutar del entorno emprendemos el camino de vuelta. Una vez que salimos del recinto y nos encontramos nuevamente en el camino de tierra, el recorrido consiste en seguir el carril sin desviarnos, que nos llevará a bajar hasta llegar nuevamente a nuestro vehículo.

Tipo de ruta Circular
Longitud 8.36 Km
Dificultad Media-baja
Desnivel 215 m



Artículos que te pueden interesar


No hay comentarios:

Publicar un comentario