Los Castillos más bellos de Escocia

Los Castillos más bellos de Escocia



 Si algo caracteriza a Escocia, además de su naturaleza y bellos paisajes, son sus castillos.
 Antiguas fortalezas que nos encontraremos a lo largo de sus tierras, se dice que hay más de 2000, cada cual tiene su historia, encanto, y hasta sus fantasmas.
  Sabemos que entre tanto donde escoger es difícil determinar cuáles son los 10 castillos más bellos de Escocia, pero os haremos una selección de los más visitados y los que más nos cautivaron en nuestro recorrido por Escocia que tenéis disponible día a día en nuestro blog.

  Entonces, ¿vamos con 10 de los castillos más bellos de Escocia?


1. Castillo Dunnottar

 Se trata de un castillo medieval situado a unos tres kilómetros del centro de Stonehaven, al Este de Escocia. El castillo de Dunnottar nos llama la atención no por sus edificios, ya que se encuentran prácticamente en ruinas, sino por su situación sobre una formación rocosa rodeada de acantilados que dan al mar del Norte.



 Si solo os interesa ver sus exteriores es posible sin pagar la entrada, ya que la taquilla se encuentra una vez que accedemos por la puerta de acceso, pero que su aspecto ruinoso no os engañe, su interior merece mucho la pena. Dentro veréis lo que queda de las diferentes estancias y disfrutareis de bellas vistas a los acantilados y el mar.


2. Castillo de Fraser

 Este castillo no suele ser tan turístico como el anterior, y puede que no esté en la mayoría de las rutas turísticas por Escocia, y por eso lo ponemos en esta lista. Disfrutar de este bello castillo casi en soledad le dio muchos puntos, además por la belleza de su entorno, situado en un bosque de 121 hectáreas.


 Merece la pena subir hasta su torre más alta para ver el entorno, además de visitar todas sus salas, incluida la ‘Sala Verde’, donde según cuentan, una joven princesa fue asesinada y su rastro de sangre no se pudo borrar aún limpiándolo, por eso pusieron la madera que hoy día recubre el suelo. Todo un misterio ¿verdad?


3. Castillo de Glamis

 Se trata de un bello castillo ubicado en Glamis, que data del siglo XV. Las visitas al interior de sus salas se realiza de forma guiada y en inglés, pero si no entiendes el idioma te dan un folleto con la explicación de cada sala en español. La duración de la visita es de unos 45 minutos aproximadamente y es totalmente recomendable, las estancias están totalmente decoradas y podremos escuchar muchas historias de cada una de ellas.


 El castillo de Glamis ha sido lugar de residencia de la reina Isabel, madre de la reina Isabel II, cosa que comprobamos por las fotos familiares de las estancias, de ahí que este castillo tenga una gran importancia para Escocia. Y si os da hambre, visitar su restaurante, ubicado en la antigua cocina de estilo victoriano.


4. Castillo Urquhart

  Este castillo escocés nos lo encontramos en pleno Lago Ness, así que os imaginaréis las vistas tan bonitas que tendremos desde sus ruinas.
  Se trata de uno de los castillos más visitados en Escocia, y es que todos los viajeros se sienten atraídos por su turbulenta historia, su bello entorno y el misterio que encierra este lago para los escoceses.


 El pasear por sus ruinas es una experiencia única que te envolverá en un ambiente especial, eso sí, procura ir a primera hora de la mañana o ultima de la tarde para poder disfrutarlo sin aglomeraciones, sobre todo en temporada alta.
  Aunque se encuentre en ruinas, os aseguro que la visita no os dejará indiferente.


5. Castillo Eilean Donan

 Se encuentra al noroeste de Escocia asentado en una isla del mismo nombre, a la cual se accede mediante un puente de piedra cuyo conjunto crea una estampa de gran belleza. No es de entrañar que haya servido de escenario de diferentes películas como “Los Inmortales” o “Braveheart” entre otras.


 Sus estancias interiores se encuentran totalmente reconstruidas , pero a pesar de ello merecen una visita ya que siguen conservando su aire medieval, con mobiliario y muchos elementos de la época. Recomendamos no perderos la visita a su cocina.


6. Castillo de Stirling

 Se trata de una gran fortaleza situada en la población de Stirling, a unos 70 kilómetros de Edimburgo, cuyos edificios principales datan del siglo XV y XVI. Este castillo se alza en lo alto de una colina, haciendo frontera con las Tierras Altas o Highlands y las Tierras Bajas de Escocia.


 La visita del Castillo de Stirling nos llevará al menos media jornada, veremos habitaciones tan importantes como la Sala de las Cabezas, la Capilla, y el Gran Salón entre otras, a través de las cuales conoceremos su historia, asedios y disputas que se produjeron entre sus muros.


7. Castillo Doune

 Este castillo se encuentra en la zona central de Escocia perteneciendo al distrito de Stirlin, que según las investigaciones, fue construido en el siglo XIII.
  Pero este castillo no sólo llama la atención por su historia, situación o belleza, también por haber servido de escenario para películas como “Los Caballeros de la Mesa Redonda”, y series como “Juego de Tronos” y “Outlander”, de ahí que haya visto incrementadas sus visitas en los últimos años.


 En su interior podremos ver un claro ejemplo de como era la vida en estas fortalezas en el pasado, gracias a unas audioguías que nos darán a la entrada, lo que hace la visita aún más interesante.


8. Castillo Blackness

 Se encuentra situado a medio camino entre el castillo de Stirling y el de Edimburgo, dos de los más visitados de toda Escocia, de ahí que muchos viajeros que dispongan de poco tiempo no lo contemplen en sus rutas. Esto últimamente ha cambiado debido a su aparición en la famosa serie Outlander, donde fue usado como cuartel general de Randal el Negro. Pero aún así, es mucho más tranquilo que sus dos vecinos.


 El Castillo Blackness está situado en las aguas del Firth Of Forth, y su imagen más espectacular la obtenemos desde el inicio del camino que nos llevará a esta impresionante fortaleza.
  Parece ser, que durante un tiempo fue usado como prisión y depósito de armas. Toda esta información se puede leer en varios paneles explicativos que nos encontramos durante el recorrido.


9. Castillo de Edimburgo

  Como dijimos anteriormente, se trata de uno de los castillos más visitados de toda Escocia, recibiendo más de un millón de visitas al año. El castillo de Edimburgo se encuentra en lo más alto de un promontorio rocoso, encontrándose tres de sus lados limitando con grandes acantilados, por lo tanto el acceso al mismo solo se realiza por una de sus caras. Además ocupa una gran extensión, por lo que será necesario dedicarle a su visita al menos media jornada.
  Además de ver su majestuoso interior, desde el castillo se obtienen unas preciosas vistas del centro de la ciudad.


10. Castillo de Tantallon.

 Este castillo se ubica a unos 5 kilómetros de la población costera de North Berwick. Se encuentra asentado al borde de un acantilado frente al mar del Norte, por lo tanto os imaginaréis las vistas desde sus murallas.
  Ha servido de escenario para la película “Bajo la Piel” con Scarlett Johansson.


 El castillo de Tantallon destaca por su gran muralla de arenisca roja de unos 15 metros de altura, y por sus torres de forma cilíndrica.
  Su visita no nos llevará mucho tiempo, pero merece la pena pasear por lo que eran sus patios principales y disfrutar de sus vistas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario