Cómo Organizar un viaje a Verona

Cómo Organizar un viaje a Verona



 Al hablar de Verona es inevitable pensar en la gran historia de amor entre Romeo y Julieta, en la que Shakespeare ubica a estos dos amantes en esta preciosa ciudad italiana. Por eso, además del encanto que desprenden sus calles, pertenece a la lista de ciudades más románticas del mundo.
  Pero Verona tiene muchísimo que ofrecer más allá de Romeo y Julieta, aquí nos encontramos una ciudad con un gran patrimonio cultural e histórico que hace las delicias de cualquier viajero.
  Entonces, ¿comenzamos a organizar un viaje a Verona?, la respuesta es sencilla ¡claro que sí!. Pues manos a la obra


Cómo llegar a Verona

Avión

  Verona se encuentra ubicada al noreste de Italia, en la región de Veneto. Tiene un aeropuerto, el Valerio Catullo a unos 12 kilómetros del centro de Verona, pero desde Málaga no encontramos vuelo directo. Además, los billetes a dicho aeropuerto suelen tener un precio más elevado que a otras ciudades principales cercanas como Milán, Bergamo o Venecia, donde vuelan compañías de bajo coste y podemos encontrar vuelos bastante económicos.


 Las opciones que barajamos desde Málaga en el mes de febrero fueron;
  a) Volar a Milán con Easyjet (trayecto hasta Verona 2h en tren), a un precio de 50€
  b) Volar a Bérgamo con Ryanair (trayecto hasta Verona 1.15h en tren), precio 80€

  Nos decidimos por volar a Milán, aunque ya habíamos estado en otra ocasión, nos apetecía volver a visitar su impresionante Duomo.


Tren

 De cualquiera de estas ciudades principales, Milán, Bérgamo o Venecia, la mejor opción para llegar a Verona es mediante el tren hasta la estación principal, la estación Verona Porta Nuova, donde llegan los trenes regionales, intercity y alta velocidad.
  Los precios de los trenes van a variar según la antelación con la que compremos los billetes o si tomamos tren de alta velocidad o regional, pudiendo ir desde los 10€ a los 25€.


Autobús

  Otra opción para llegar a Verona es mediante autobús con compañías como Flixbus, Car Center, Megabus...entre otras, pero el recorrido es mucho más lento, aunque sí más económico, desde los 5€ hasta los 15€.


Coche de alquiler

 La última opción y que nosotros elegimos, es llegar a Verona en coche de alquiler desde Milán, aún siendo la menos recomendable. El centro histórico de Verona se encuentra limitado al tráfico y los aparcamientos son escasos y en zona azul, pero nos vamos a arriesgar, creemos que el coche nos va a dar más libertad. Ya os iremos actualizando nuestra experiencia.
  La razón de alquilar un vehículo es porque somos 5 personas y nos sale bastante más económico.
  El alquiler del vehículo lo realizamos por Rentalcars vía web a un precio de 100€  los tres días.

Conclusión;
  Después de nuestra experiencia podemos decir que alquilar un vehículo para visitar estas dos ciudades tiene sus pros y contras. La principal ventaja es, como dijimos anteriormente, la libertad que nos daba no estar sujetos a los horarios de los transportes públicos, además de no ir tirando de maletas para llegar al alojamiento.
  La contra principal es el aparcamiento, en Verona el centro histórico tiene el tráfico restringido y el aparcamiento cercano es zona azul, que hay que renovar cada dos horas (1 euro la hora de lunes a sábado). Por eso es fundamental reservar un alojamiento con parking. También hay que tener en cuenta el precio de la gasolina, mucho más elevado que en España (rondando 1.64€/litro).


Alojamiento en Verona

  Verona se trata de una ciudad bastante cómoda para recorrer a pie, siendo la mejor zona para hospedarse su centro histórico. Aquí podemos alojarnos a pocos pasos de la casa de Julieta o del Arena para disfrutar la ciudad tanto de día como de noche. Es la mejor zona y por lo tanto la más cara, aunque siempre podemos encontrar precios más asequibles, sobre todo en temporada baja.
  Si buscamos algo más económico podemos mirar alojamientos en los barrios cercanos al centro histórico. Una buena opción puede ser la zona de Cittadella, cercana a la estación de tren y que mediante una caminata podemos llegar al centro sin problemas. Un poco más alejada es la zona de San Zeno, pero muy bien comunicada con el centro mediante el autobús.

  Nuestro alojamiento elegido en Verona es el Relais Ponte Piedra, muy cerca de la catedral y justo enfrente del famoso Ponte Pietra. La elección de este B&B se basó, además de la buena puntuación que tenía por otros viajeros, a que tiene parking gratuito en las inmediaciones, así nos quitábamos el problema del coche durante nuestra estancia. Este alojamiento resultó todo un acierto, la habitación triple nos encantó y sobre todo el trato del dueño, ayudando en todo lo necesario.




  Precio 110€ habitación triple con desayuno incluido.

  En Milán elegimos dos, uno para la noche de llegada y otro para la de vuelta ya que nuestro vuelo el último día salía bastante temprano.

  Para la primera en Milán reservamos Camplus Guest Turro per Ferie , un poco alejado del centro pero más económico, y como nos habíamos decidido por alquilar coche, no era un problema la distancia. Este alojamiento es una residencia de estudiantes que alquilan habitaciones limpias y espaciosas, y a unos 500 metros de la parada de metro "Turro". Lo mejor, el desayuno.


  Precio 77€ habitación triple con desayuno incluido

  El segundo alojamiento para la noche antes de la vuelta es el Hotel Oleggio Malpensa , ubicado a 14 kilómetros del aeropuerto Milán-Malpensa. Este alojamiento ofrece servicios de enlace con el aeropuerto. Nos pareció muy básico y el desayuno un poco escaso.
  Precio 75€ habitación triple con desayuno incluido.

  Si buscáis un alojamiento más cercano al aeropuerto de Milán, al salir de la terminal 2, zona de llegadas, vimos un hotel justo enfrente, el Hotel Moxi, al que se puede ir andando desde la terminal.

  Las reservas las realizamos mediante Booking con cancelación gratuita hasta 24 h antes de nuestra estancia.


Itinerario

 Nuestro itinerario lo vamos a dividir en tres días;


Día de llegada. Este día es el más corto del viaje ya que llegamos a Milán al medio día. Nos dedicaremos a ver principalmente el Duomo y sus alrededores.



Día 2. Saldremos temprano de Milán camino a Verona. Una vez en la ciudad aprovecharemos para ver la zona más alejada a nuestro alojamiento (Iglesia San Zeno, Castel Vechio, el Arena..), para hacer tiempo hasta que llegue la hora en que podamos realizar el Cheking.


Día 3. Este día comenzaremos temprano para ver el casco histórico de Verona.


 En cuanto volvamos del viaje os actualizaremos toda la información del recorrido además de publicaros nuestro habitual diario.


VeronaCard

 La VeronaCard se trata de una tarjeta turística para poder ver la mayoría de las atracciones de Verona y usar el transporte público urbano de forma más económica.
  La VeronaCard puede ser de 24 horas con un precio de 20€, o bien de 48 horas a un precio de 25€. Se activará en el momento en que se realiza la primera visita.

  Esta tarjeta se puede comprar en la Oficina de Información Turística, en muchos de los monumentos y museos, en estancos o vía internet en www.veronacard.it. Pero, ¿merece la pena?. Pues depende de las atracciones que queráis visitar en esta ciudad.
  Hay que ver las que nos interesan y hacer cuentas. A continuación os pongo algunas de las atracciones con sus precios (2019) para que os hagáis una idea.



Monumento Precios
Torre de Lamberti   8 €
Casa de Julieta   6 €
Teatro Arena 10 €
Museo Castelvecchio   6 €
Basílica Santa Anastasia   3 €
Duomo   3 €
Iglesia de San Zeno   3 €


Como véis, si nuestra intención es visitar el Teatro Arena y un par de atracciones más, ya nos compensa la tarjeta. 
  Los niños menores de 11 años no pagan entrada en las iglesias y en el resto de monumentos (8-14 años) abonan un euro, excepto en la Torre Lamberti donde la entrada es 5 euros con el ascensor incluido. Por debajo de los 7 años entran gratuitamente en casi todas las atracciones.

  Por otra parte, en Verona hay 4 igleisas principales para visitar; San Zeno, Catedral, San Femo y Santa Anastasia, cuya entrada nos costaría 3 euros cada una. En caso de que no queramos comprar la VeronaCard y tengamos intención de visitar estas cuatro iglesias, existe un billete conjunto que por 6 euros tienes acceso a las cuatro. Este billete se puede comprar en cualquiera de estas cuatro iglesias.
  En breve publicaremos día a día todo nuestro recorrido.



No hay comentarios:

Publicar un comentario