Ir al contenido principal

Alpe di Siusi, Vistas de Postal de las Dolomitas

Publicado
18/01/2024
 La tarde la vamos a dedicar a visitar una zona de las Dolomitas a la que le tenemos muchas ganas, y es que cuando estábamos planeando el recorrido por esta zona italiana, nos aparecían muchas fotos de Alpe di Siusi que parecían verdaderas postales.

 Alpe di Siusi se encuentra en la provincia italiana del Tirol del sur, situado a una altitud de entre 1.600 y 2.958 metros, rodeado de unos picos dolomíticos de gran belleza, que junto al valle hacen que sea una de las zonas más bellas de la región.

 Para llegar hasta el Alpe di Siusi, como lo visitamos a primeros de septiembre que aún es temporada alta, tuvimos que esperar hasta las 17h, ya que durante la temporada de verano, la carretera por la que se accede se encuentra cerrada a los vehículos de 9:00-17:00h, excepto para aquellos que se hospedan en la población de Compatsch, en pleno corazón del valle. Si quieres visitar Alpe di Siusi en este horario pero no te alojas en Compatsch, se puede acceder en funicular desde el municipio de Ortisei.

 Para llegar a Alpe di Siusi ponemos en el GPS la población de Compatsch, donde dejamos nuestro coche en el extenso aparcamiento del pueblo, cuyo precio nos dejó de piedra, y es que es de 24€ por día (abierto de 6:00 a 23:00h, no está permitido pernoctar), es decir, que independientemente del rato que estés, el precio va a ser el mismo. Y a pesar de que dimos vueltas por el pueblo para evitar entrar en el aparcamiento, no conseguimos dejar el coche fuera, ya que no existe estacionamiento gratuito por la zona. Al final nos decidimos a entrar al aparcamiento, y cual es nuestra sorpresa que la casetilla donde se hace el abono la acababan de cerrar, y no la volvieron a abrir en todo el tiempo que estuvimos, así que nos ahorramos los 24€.
 Una vez aparcado el coche vamos a comenzar una ruta a pie hasta el punto, donde según dicen, se tienen las mejores vistas de Alpe di Siusi. Este punto se llama Bellvedere Alpe di Siusi y basta con ponerlo en el GPS para llegar a él, y se encuentra muy próximo al Hotel Adler Lodge.

 El recorrido desde el parking de Compatsch hasta las vistas de postal es bastante sencillo, lineal y de unos 8 kilómetros ida y vuelta. Al comienzo el camino es por carretera, pero al poco tiempo tomamos un sendero que va paralelo a la misma.
 Por el camino ya te vas deleitando con el extenso valle, los picos de las Dolomitas al fondo y las casitas de madera. Tenemos ante nuestros ojos la imagen que se nos viene a la cabeza cuando pensamos como serán los Alpes italianos.
 Durante el recorrido vemos poca gente, un par de personas volando un dron y alguna que otra pareja haciéndose fotos, pero me impresiona que un lugar tan bonito no esté lleno de turistas.
 El camino es sencillo y agradable, con alguna que otra subida pero nada intensa, recomendable para todos los públicos.
 Caminando llega un momento que nos encontramos un grupo de personas sentadas en el valle con cámaras, trípodes y todo tipo de objetivos esperando para ver el atardecer, y es que aquí en Dolomitas se produce el fenómeno conocido como enrosadira, que consiste en que los macizos montañosos de las Dolomitas, con el reflejo de la luz al amanecer y atardecer se ven de color rosado, y eso es lo que todos aquí están esperando fotografiar. Estamos tentados de quedarnos cerca de este grupo porque las vistas son muy bonitas, pero decidimos seguir 300 metros más, donde el GPS nos indica el punto exacto de las mejores vistas, y la verdad es que es el mejor punto de la ruta.
 Llegamos a Bellvedere Alpe di Siusi donde se encuentra un banco de madera que tiene grabado una dedicatoria "In memory of Donald A. Strombom who loved this view". Desde aquí se tienen las mejores vistas de todo el recorrido y es un lugar ideal para ver el atardecer.
 Desde aquí se ve el Hotel Adler Lodge y su terraza llena de huéspedes preparados para ver el atardecer, y es que es una de las cosas que hay que hacer aquí en Dolomitas.

 Nosotros no nos quedamos hasta ver completamente el fenómeno enrosadira porque se produce cuando ya queda poco para oscurecer y no queremos hacer el camino de vuelta a oscuras. Así que nos conformamos con verlo sólo un poco rosado y ya mañana lo veremos por completo en otro lugar.
 Llegamos al aparcamiento ya de noche y lo primero que hacemos es mirar el coche a ver si nos dejaron algún aviso o algo por no haber pagado, pero no hay nada y nos comentan más personas que dejaron el coche, que la taquilla no volvió a abrir, así que eso que nos ahorramos. Nos vamos al alojamiento a descansar que hay que estar bien para seguir haciendo las maravillosas rutas que ofrecen las Dolomitas.