Visita al Museo Pusol

Visita al Museo Pusol

 Este museo forma parte del Colegio Pusol, situado a un par de kilómetros de Elche en la pedanía del mismo nombre. Como estábamos haciendo una ruta por los pueblos de Alicante, y en ese momento estábamos cerca de Elche, decidimos acercarnos a Pusol a conocer este museo que tan buenas críticas habíamos leído por internet.
  Al comprar las entradas (precio 3€ adulto y niños gratis), amablemente te explican en qué consiste el museo y que vas a ver en él.
  El Museo Pusol consigue transportarte a tiempos pasados, más concretamente al siglo XIX y comienzos del XX y a los más pequeños les muestra cómo era la vida mucho antes de que ellos nacieran, que es el fin principal de este proyecto que nació como una actividad pedagógica.
  La primera zona que vimos trata de cómo era el día a día antes de que llegara la maquinaria en las casas de campo, y más concretamente en los campos de Elche, como se realizaban las labores como el cuidado de la tierra, la producción de vino y aceite y por supuesto como se trabajaba con la palma de tantas palmeras que abundan en Elche.

Cocina de una Casa de Campo

 Lo que más nos llamó la atención fue la reproducción de una escuela de los años 50 y la consulta médica.


 Después nos encontramos un largo pasillo que le llaman Calle del Salvador, haciendo referencia a una de las calles más importantes de Elche donde se encontraban establecimientos emblemáticos y que hoy día han desaparecido. Los dueños de dichos comercios han donado parte de ellos al Museo de Pusol que los ha expuesto de forma idéntica a como lucían en aquella época en dicha calle.
Aquí nos podemos encontrar oficios que ya se han perdido como el zapatero, o el sombrerero, e incluso el primer surtidor de gasolina que se instaló en Elche.



  Además nos encontramos con escaparates que nos muestran cómo era la vestimenta de aquella época, los complementos que usaban e incluso objetos de tocador.
  Después de pasar más de 40 minutos en el Museo Pusol, podemos deciros que salimos muy satisfechos de la visita y además mi peque pudo aprender muchas cosas de la forma de vida de nuestros antepasados a la vez que se divertía mucho.
  Bien merecido tiene el galardón otorgado por la Unesco que lo declaró en 2009 como Patrimonio de la Humanidad, así que si os pilla cerca de Elche no dejéis de visitarlo.


Artículos que te pueden interesar


No hay comentarios:

Publicar un comentario